Educación
Sociedad  /  Educación 08/09/2022

Educación distribuirá ventiladores entre las escuelas donde hace más calor

El anuncio llega después de las quejas de familias y docentes porque se han superado los 30 ºC en las aulas de varios municipios

L.V.
3 min
Un termómetro dentro de la escuela Arce

BarcelonaLas escuelas e institutos tendrán ventiladores para soportar el calor que está haciendo estos días de inicio de curso. Después de las quejas de familias y docentes , el departamento de Educación ha decidido enviar aparatos "a los centros donde se ha detectado una exposición a temperaturas más altas", que se empezarán a distribuir entre este jueves por la tarde y este viernes, a pesar de que el departamento no confirma cuántos aparatos ha comprado. Los ventiladores todavía podrían ser necesarios unos días más, porque los restos del huracán Danielle volverán a disparar el calor y el bochorno los próximos días en Catalunya. Estos días se han superado los 30 ºC dentro de las aulas en varias localidades.

De cara a la primavera que viene, Educación ha anunciado que pedirá a los centros "con más dificultad de calor" que se incluyan en las obras de reparación, adecuación y mejora (RAM) antes del verano para poder hacer "adecuaciones urgentes y compatibles con la actividad lectiva", porque el curso no habrá acabado, y así poder instalar toldos en los patios o persianas para mitigar el calor. Y de cara a largo plazo, se hará un estudio en profundidad de las necesidades de cada centro, que se ha encargado a la Universitat Politècnica de Catalunya, según anunció en la rueda de prensa de inicio de curso el conseller de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray, que explicó que se está preparando un plan de emergencia climática para "adaptar progresivamente los centros" al contexto de emergencia climática, pero no concretó en qué consistirán las "medidas correctoras". Lo que no parece plausible es que se instalen aparatos de aire acondicionado, porque el departamento cree que no son "sostenibles energéticamente". En las nuevas instrucciones a los centros para hacer frente a las oleadas de calor, el departamento excluye la opción de suspender las clases los días de altas temperaturas como habían pedido algunos centros y propone bajar las persianas, mantener la ventilación cruzada, evitar la actividad física a las horas centrales del día e hidratarse.

Las familias habían pedido "medidas urgentes"

El reparto de ventiladores llega el mismo día en el que decenas de Asociaciones de Familias de Alumnos (AFA) de Barcelona y algunas direcciones de centros han dirigido un manifiesto al Consorci d'Educació de Barcelona en el que reclaman “medidas urgentes” a las aulas y también en los patios para reducir el calor, y un plan para instalar sistemas de renovación de aire en todas las escuelas de la ciudad: denuncian que la comunidad educativa “sufre situaciones constantes de riesgo para su seguridad y salud”, y afirman que “en algunos centros también se han producido lipotimias o golpes de calor” debido a las temperaturas extremas. El Consorci ya tiene detectadas una cuarentena de escuelas e institutos donde a finales del curso pasado se habían superado los 30 ºC, muy por encima de la normativa, que sitúa la temperatura de confort en un máximo de 27 ºC. A raíz de esto se activó una actuación prioritaria en 15 centros educativos para analizar las carencias técnicas y aplicar medidas para paliar el calor. El plan de choque prioriza la ventilación cruzada natural y, si con esto no hay bastante, se valora la instalación de ventiladores. El aire acondicionado se reserva para casos excepcionales. En este inicio de curso también se han superado los 30 ºC en centros como el Institut Maria Espinalt, en el Poblenou; la Escuela Arenal, de Llevant, o el Escola Auró, en el Eixample. Este centro denunció el martes en las redes que se habían superado los 40 ºC en las clases.

Todo ello había comportado que las familias se organizaran para comprar ventiladores para sus hijos. Esto había pasado en la Escola de la Concepció de Barcelona, donde se llegó a 34 ºC y donde las familias de P4 decidieron traer ventiladores porque "la calor era insoportable", según dijeron las familias a Betevé. Después se sumaron otras clases. En la Escola Pau Romeva, en Les Corts, la AFA se ha gastado 10.000 euros en 72 ventiladores que ahora están guardados en un sótano porque no les han dado permiso para instalarlos.

stats