Educación
Sociedad  /  Educación 11/03/2022

Las escuelas e institutos de Barcelona harán huelga el martes 15 de marzo

En un gesto inédito, las direcciones se coordinan para trasladar a Cambray su "malestar" y avisar a las familias

3 min
El consejero de Educación, en una imagen de archivo

BarcelonaUn gesto de unidad casi inédito de todos los centros públicos de Barcelona hace prever que el primero de los cinco días de huelga en el sector educativo tendrá un seguimiento masivo. Por un lado, las 200 escuelas e institutos públicos de la capital catalana han mandado una carta al conseller de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray, en el que le trasladan su "malestar por la gestión comunicativa y de recursos", y de por otro, han empezado a informar a las familias que harán huelga el martes día 15.

Al día siguiente de que el conseller mandara una carta a todos los docentes , las direcciones han acordado un texto, avanzado por el Diari de l'Educació, para recordar al conseller que durante dos años han "reajustado" su organización y han "dejado de lado" su vida personal para gestionar la pandemia y que, en cambio, han sentido un "menosprecio importante" del departamento hacia su trabajo por cómo se han comunicado los cambios, siempre a través de la prensa y sin dar "voz ni voto" a las direcciones. Así, los directores le trasladan algunas preocupaciones y reclamaciones del sector: se muestran "inquietos" por el nulo despliegue del decreto de escuela inclusiva –dicen que echan de menos "recursos humanos, materiales y formación docente" para atender bien la diversidad–, avisan de que se sienten "ahogados y cansados" ante el volumen de cambios anunciados sin consenso (estrategia digital de centro, C2 de catalán, programas de innovación...), alertan que están "desinformados sobre cómo actuar" ante la demanda de familias sobre el 25% en castellano –reclaman al conseller que "el departamento asuma la responsabilidad legal" para que no recaiga sobre las direcciones– y también plantean "recuperar" las 23 horas de coordinación y las 18 de secundaria para que los equipos docentes puedan implicarse en la "reflexión y organización" de los proyectos educativos, así como "mejorar" las plantillas de antes de los recortes, manteniendo los refuerzos covid que se han añadido en los centros en los dos últimos cursos, que son "indispensables".

Y sobre los dos temas que han precipitado la convocatoria de huelga , las direcciones apuntan que los genera "ansiedad" el adelanto del curso escolar por si la plantilla estará asignada en el mes de junio y por si tendrán suficiente tiempo para preparar el curso, y también reclaman más concreciones sobre los nuevos currículums y su despliegue. Ante este malestar general, los directores reclaman "más recursos humanos y económicos" y más "comunicación y confianza" con los equipos docentes, y plantean una reunión con Cambray. "Hace mucho tiempo que las direcciones estamos cansadas de recoger situaciones complicadas sin sentir la complicidad del departamento. Nos gustaría revertir esta situación. Si no fuera el caso, no dudéis que haremos oír nuestra voz", dicen en el texto.

En paralelo, las direcciones de las escuelas e institutos se han empezado a poner en contacto con las familias para trasladarles el "descontento generalizado" del colectivo docente y anunciarles que harán huelga el día 15. A pesar de que oficialmente se han convocado 5 días de huelga (15, 16, 17, 29 y 30 por reivindicaciones diversas, y también el 23 en contra de la sentencia del 25%), algunos centros ya han dicho que hacen suyas las reivindicaciones y que las "centralizan" parándose el martes. "Es por todo esto que como colectivo decimos basta, la educación no se improvisa", dicen.

La Asamblea Amarilla y el Muce apoyan el parón

Quien también se ha sumado a la huelga es el Marc Unitari de la Comunitat Educativa (Muce), formado por asociaciones de familias, sindicatos docentes y otras entidades, que en un comunicado han mostrado su apoyo a la parada ante las "decisiones unilaterales" de la conselleria, que ha sacado adelante cambios "sin respetar los mecanismos de consulta y negociación legalmente establecidos". "No se pueden aceptar imposiciones que realmente no mejoren el actual sistema educativo y le generen una tensión añadida", han dicho. También se ha pronunciado la Asamblea Amarilla, que durante los años más duros de los recortes promovió las grandes movilizaciones del sector educativo. En un comunicado han admitido que levan "un tiempo en la cuerda floja" pero que los "ataques" de Cambray les han dado "fuerza para levantarse".

Y por el territorio también se diversifican las movilizaciones: en el Institut Baix Penedès han propuesto que los centros educativos no entren las notas de la segunda evaluación ni entreguen los informes, a pesar de que es una propuesta que no ha sido difundida por los principales sindicatos, mientras que en el Maresme han hecho llegar una carta al director de los servicios territoriales en la que le avisan de que hay "un punto de desconexión" sin precedentes entre los centros y la conselleria.

Ante este panorama, el Govern ha dictado los servicios mínimos para las seis jornadas de huelga de educación convocadas en los próximos días: en todos los centros tendrá que haber una persona del equipo directivo y, además, en los centros de infantil, primaria y ESO, un docente por cada tres aulas, mientras que en la educación especial, los hogares de niños, los servicios de comedor y las extraescolares los servicios mínimos serán del 50%.

stats