Educación
Sociedad  /  Educación 01/04/2022

P2 será gratuito en las escuelas infantiles públicas a partir del curso próximo

Las familias de los centros privados se ahorrarán 800 euros anuales

4 min
Un niño de una escuela cuna de Barcelona.

BarcelonaEl nivel de P2 de educación infantil será gratuito para el alumnado de las escuelas infantiles de titularidad pública a partir del curso próximo y para los de los centros privados las cuotas anuales se abaratarán 800 euros. Así lo ha explicado esta mañana el conseller de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray, después de firmar un acuerdo con las dos entidades municipalistas –que representan los ayuntamientos catalanes– y las tres patronales de educación infantil, un pacto que garantiza la financiación del Govern de estas plazas hasta 2025, es decir, hasta el final de esta legislatura.

La gratuidad de este nivel educativo (la infantil P2) es una de las promesas que hizo el president, Pere Aragonès, en su discurso de investidura, pero finalmente solo beneficiará a los alumnos de las 42 escuelas de titularidad de la Generalitat y a las de las 947 de propiedad municipal, porque como la educación infantil no es una etapa obligatoria de educación no se puede copiar el modelo de concierto que hay en niveles superiores. 

Hasta ahora las escuelas infantiles municipales se financian a partes iguales entre el Ayuntamiento de cada población, la Generalitat y las cuotas de las familias. Con el acuerdo con los municipios, Cambray ha asegurado que el Govern se compromete a doblar su aportación hasta los 1.600 euros por alumno y año en las escuelas infantiles para cubrir la parte de las familias. Esto quiere decir que las familias de estos centros públicos no tendrán que pagar nada por los hijos matriculados en P2, pero sí que tendrán que continuar haciéndose cargo de los gastos extras de servicios como los de acogida, comedor y extraescolares. En cualquier caso, si los ayuntamientos quieren cubrirlo con presupuestos propios, podrán hacerlo.

"Este curso 2022-23 damos un paso adelante que no se había dado nunca. Es un acuerdo histórico a través del que la Generalitat pasará a pagar dos de las tres vías de financiación [asumiendo la parte de las familias]", ha subrayado el conseller Cambray. "Además, el Govern se compromete a consolidar este coste en los presupuestos futuros y hacerlo extensivo a los otros cursos hasta conseguir nuestro objetivo, financiar de los 0 a los 18 años, para tener una escolarización totalmente gratuita", ha añadido.

A su vez, las asociaciones de municipios también han celebrado el acuerdo y han coincidido en destacar que es solo un punto de partida. "Es el inicio del camino para conseguir la gratuidad del resto de las plazas también en las escuelas infantiles, y no solo las de P2", ha subrayado la vicepresidenta de la Asociación Catalana de Municipios, Marta Bosch. "Catalunya vuelve a ser pionera y tendrá los primeros territorios de todo el Estado que implementen esta medida", ha celebrado la presidenta de la Federación de Municipios, Olga Arnau, que ha ido algo más allá y también ha pedido el compromiso de los próximos Governs: "Es un paso adelante de país y por eso pedimos que no sea solo un acuerdo con este Govern, sino que los próximos Governs también se comprometan, para evitar un retroceso para las familias", ha pedido.

Los 1.600 euros por plaza a los que se ha comprometido el Govern es una tarifa media, según ha admitido el propio conseller, que ha subrayado que en la mayoría de los casos los ayuntamientos acabarán teniendo menos gasto. Hay escuelas infantiles públicas en las que el coste de la plaza es más elevado. Estos casos –que según Cambray son pocos– se podrán estudiar uno por uno "para que ningún ayuntamiento acabe teniendo más gastos de los que tenía", ha dicho el conseller.

800 euros en las privadas

Otra situación habitual en grandes ciudades, como por ejemplo en Barcelona, es que no hay suficientes escuelas infantiles públicas y los padres y madres que trabajan se ven empujados a buscar escuelas privadas por falta de plazas públicas. Para estos casos, el acuerdo que ha presentado Cambray establece con las patronales que también se incrementa la subvención del Govern en las escuelas privadas hasta 800 euros por plaza a partir del curso próximo (hasta ahora la subvención era de 300 euros por plaza).

En la práctica, esto quiere decir que el curso será 800 euros más barato para las familias y en el caso de ser núcleos vulnerables esta cantidad se doblará: 1.600 euros menos por alumno y curso. A pesar de que el departamento no puede regular ni fijar el precio de las escuelas infantiles porque cubren una etapa no obligatoria, sostiene que supondrá un ahorro importante, porque en este nivel "los precios no son desorbitados". Además, esta subvención está "directamente vinculada a abaratar el precio a las familias". "Garantizamos una bajada de precio, también en las privadas porque la subvención se vincula a la reducción de la cuota de las familias", ha insistido el conseller.

En el acuerdo marco se establece que la Generalitat hará transferencia a los ayuntamientos con anticipo el junio antes de empezar el curso, una transferencia en enero y una tercera en septiembre para cuadrar la cantidad avanzada con la matrícula real. 

La ley de acompañamiento de los presupuestos ya recoge en la disposición adicional 17 cómo se financiará y los plazos para esta gratuidad: empezará en 2022-23 y hay financiación pactada para los siguientes tres años. A partir de aquí tendrán que ser los ayuntamientos los que se hagan cargo porque es una prestación que se "consolida", según Educación.

110 millones de euros de fondos Next Generation para crear nuevas plazas

De los fondos de recuperación Next Generation de la Unión Europea, a Catalunya le corresponden 110 millones de euros para el nivel 0-3 años. Son partidas que llegarán en tres años y que tienen que ayudar a financiar la creación de nuevas plazas, ya sea a través de la compra de espacios o de terrenos para la construcción de nuevos centros o de su rehabilitación. "Tenemos que aprovechar estos recursos", ha dicho Cambray. Según la norma, los ayuntamientos serán los que tendrán que pedir el acceso a estas partidas, que se traducen en 10.000 euros por plaza. Un 20% de esta cantidad estará destinada a las obras de mejora y otro 20% como mínimo a la nómina de los profesionales. "Es una buena oportunidad para impulsar la educación infantil", admiten desde Educación, pero a la vez reprochan que el Gobierno español no haya permitido destinar esta inyección económica a mejorar las instalaciones de centros ya existentes.

stats