Sociedad 02/09/2021

La EMA y España no ven "urgente" administrar terceras dosis a la población general

La ministra Darias es partidaria de poner vacunas extras a inmunodeprimidos y lo debatirá con las comunidades la semana que viene

3 min
Vacunes de pfizer administradas en el centro de vacunacó de Cornellà a de Llobregat

BarcelonaLa Agencia Europea de Medicamentos (EMA) asegura que "no hay ninguna necesidad urgente" de administrar la tercera dosis de la vacuna contra el covid-19 a la población general. El organismo regulador ha asumido la recomendación del Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades (ECDC), que el miércoles publicó un informe en el que se señala que no hay suficiente evidencia sobre la idoneidad de las vacunas de refuerzo –o booster, en inglés–. "Unp de cada tres adultos de más de 18 años todavía no está completamente vacunado. En esta situación, ahora la prioridad tendría que ser vacunar a todas aquellas personas elegibles que todavía no hayan completado el curso de vacunación recomendado", subraya la agencia en un comunicado. La EMA, pues, supedita la vacunación con terceras dosis al aumento de la cobertura vacunal al máximo.

Con todo, estos dos posicionamientos no son vinculantes y ya hay diferentes países, como el Reino Unido o Francia, que quieren seguir los pasos de Israel y prevén empezar a administrar terceras dosis a partir de los 60 años este mismo mes. España no forma parte de este grupo, puesto que el gobierno que preside Pedro Sánchez ha manifestado reiteradamente que seguirá estrictamente las recomendaciones que hagan las autoridades europeas. El debate en el Estado se centra ahora en la administración de una dosis extra para personas vulnerables que han manifestado una respuesta “limitada” a la inmunización, como por ejemplo enfermos inmunodeprimidos, como los trasplantados o las personas de edad más avanzada. De momento, sin embargo, sin concretar a partir de qué edad o qué condiciones tendrían que presentar.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, avanzó ayer que debatirá con las comunidades autónomas la necesidad de administrar esta dosis adicional a los enfermos inmunodeprimidos. La cuestión se abordará primero en la Comisión de Salud de la semana próxima y, posteriormente, se elevaría al Consejo Interterritorial de Salud para que sea este organismo quien adopte la posición definitiva. La ministra ha negado que esta vacuna extra sea una tercera dosis entendida como refuerzo, sino que permitirá completar la vacunación de personas con un sistema inmunitario débil y estimularlo al mismo nivel que el de la población general.

70,3% de vacunados en España

La aceptación de la vacuna en España es elevada y prueba de esto es que ayer se logró oficialmente el 70% de vacunados de la población diana (mayores de 12 años) con pauta completa. “Compromiso cumplido”, ha afirmado la ministra de Sanidad, Carolina Darias, en relación con la promesa que hizo el presidente español, Pedro Sánchez, de conseguir esta cobertura a finales de verano. Esta, sin embargo, es una cifra simbólica desde la llegada de la variante delta, que obliga a aumentar las tasas de cobertura vacunal como mínimo hasta el 85%. 

Por otro lado, Sanidad también ha anunciado que estudiará jurídicamente si se puede imponer a los trabajadores de residencias que se hagan pruebas diagnósticas de coronavirus después de que esta medida haya sido denegada ya por la justicia en Andalucía y Castilla-La Mancha. "Nos parece que tenemos que verlo con normas de salud laboral y hemos ofrecido los servicios jurídicos del ministerio", ha respondido Darias a preguntas de los periodistas. Andalucía pidió al Consejo Interterritorial un "marco legal" para evitar que haya trabajadores de las residencias que se nieguen tanto a vacunarse como a someterse a pruebas diagnósticas, pero Darias limita este estudio a la necesidad de hacer pruebas de detección.

stats