Barcelona
Sociedad 15/07/2021

ERC se impondría ahora a Colau en Barcelona

La alcaldesa remonta cuatro décimas en valoración pero sigue suspendiendo en el barómetro municipal

4 min
Colau y Maragall esta mañana en el Ayuntamiento  de Barcelona

BarcelonaLa última edición del barómetro municipal de Barcelona, la del mes de diciembre de 2020, estuvo marcada por el pesimismo por la evolución de la pandemia. Perdió todo el mundo y especialmente el gobierno municipal: todos los líderes políticos de la ciudad vieron empeorar su nota –Colau obtuvo su puntuación más baja, un 4,3– y un 46% de los entrevistados aseguraba que la gestión del Ayuntamiento era mala o directamente muy mala. La parte menos negativa de la encuesta para los intereses de los comuns era que los situaba en primera posición en intención de voto, a pesar de que ERC les recortaba distancia. Y esta es precisamente la parte que se les gira en contra en el barómetro de junio: ERC sería ahora la fuerza más votada en la ciudad, con un 13,8% en intención de voto, a una distancia de un punto y medio de los de Colau, y con Ernest Maragall, con un 5,5 de nota, como líder mejor valorado. Este punto y medio de diferencia es el agujero más grande que ha habido entre las dos formaciones desde que los comuns consiguieron la alcaldía con el apoyo del PSC y los votos de la formación de Manuel Valls.

ERC repetiría hoy triunfo electoral en la ciudad y se impondría por más margen que en 2019, según el último barómetro. Un punto que según los republicanos valida su trabajo en la oposición y según los comuns se explica en buena parte por el contexto electoral que situó a ERC en la presidencia de la Generalitat. "Tenían vientos favorables en el momento de la encuesta y es prácticamente un empate", ha valorado el portavoz del gobierno municipal, Jordi Martí, que ha puesto en valor el refuerzo de las izquierdas en la ciudad.

Quien recorta diferencias son los socios de gobierno, los socialistas, que repunten 1,3 puntos en intención de voto, hasta el 9,6%, y se mantienen en la tercera posición de la mesa pero a menos distancia de los comuns en un claro preludio de lo que será esta segunda mitad del mandato con las tres formaciones marcando perfil de cara a las municipales. A bastante más distancia se sitúan el resto de partidos, con JxCat destacado en cuarta posición con un 7,2% de intención de voto y después la CUP, que ahora no tiene representación en el Ayuntamiento y obtendría un 4,2% de los votos. Por detrás estaría el PP, con un 2,5% –un punto más que en el último barómetro–, y con solo un 1,1% de intención de voto, Cs, que es quien más baja. La formación que todavía capitanea Valls, que ya ha anunciado que podría marcharse en cualquier momento del Ayuntamiento, obtiene solo un 0,1% de los apoyos y el ex primer ministro es el líder peor valorado por la ciudadanía, con un 2,5. El barómetro, que se ha hecho a partir de 808 entrevistas entre el 2 y el 10 de junio, muestra, en cambio, una evolución al alza de Vox, que pasa del 0,8% al 1,1%.

La valoración de la alcaldesa mejora cuatro décimas respecto a la edición de la encuesta de finales del 2020, pero con un 4,7 sigue en el suspenso. Colau, de hecho, no aprueba desde el barómetro de junio de 2019, pero su equipo remarca que ahora repunta y lo hace en un momento de crisis. Ahora ve cómo Maragall, con un 5,5, refuerza su posición, pero ya no la superan en puntuación ni Jaume Collboni, ni Elsa Artadi, de JxCat, como pasaba hace seis meses. En este barómetro los tres empatan a 4,7.

El dominio de la inseguridad y la división por el tráfico

Lo que sí mejora y es donde ha puesto el foco el gobierno municipal es la valoración de la gestión del Ayuntamiento: el 44% de los encuestados cree que es buena o muy buena y disminuye siete puntos el porcentaje de ciudadanos que aseguran que es mala. Ahora lo hace un 39,2% de la población. "Vemos un cierto regreso al optimismo en la ciudad", ha valorado el concejal de Presidencia, que ha apuntado que las valoraciones positivas vuelven a superar a las negativas, que la ciudad sale mejor parada que la Generalitat y el Estado de las puntuaciones y que casi tres de cada cuatro barceloneses confían en que la ciudad mejorará. Un dato que evidencia el optimismo es que se logra el porcentaje más alto (66,1%) de quienes creen que la situación para encontrar trabajo en la ciudad será mejor ahora. Pero, por el contrario, la gestión política municipal escala hasta el segundo lugar de la mesa de preocupaciones de los ciudadanos cuando hace solo seis meses ocupaba la séptima posición. Un punto que grupos de la oposición, como ERC, ya han tildado de "enmienda a la totalidad" a los de Colau y que el portavoz del gobierno municipal ha minimizado porque ha considerado más relevantes los resultados de la pregunta específica sobre la gestión municipal, en la que los resultados mejoran.

Lo que no cambia es el dominio de la inseguridad en la pirámide de problemas. No lo ha alterado ni la pandemia, ni la crisis. Y el barómetro muestra ahora que estos problemas incluso ganan protagonismo en el ranking: son la principal preocupación para el 14% de los encuestados, 2,4 puntos por encima de lo que pasaba ahora hace medio año. Entonces el tráfico se catapultaba por sorpresa al segundo lugar de la mesa y el gobierno municipal se comprometió a esclarecer qué porcentaje de los encuestados lo consideraba un problema por exceso y cuál por las nuevas medidas aplicadas. En esta edición de la encuesta, los problemas circulatorios se han dividido en subgrupos como la congestión (es la principal preocupación para el 3,4%), las dificultades de convivencia con las bicicletas y los patinetes (un gran problema para el 3,3%), la organización circulatoria (2,4%) o el exceso de vehículos privados (el principal quebradero de cabeza para un 1,4%).

Si se suman todas las categorías del tráfico, ocuparía el segundo lugar de la tabla (con un 10,5% de las respuestas), pero con la división queda en posiciones discretas, mientras que lo que sube con fuerza como segunda preocupación más destacada es la gestión política municipal, que ahora es el principal problema para el 8,4% de los encuestados, la cifra más alta de la serie. En tercer lugar están el paro y las condiciones laborales, en el cuarto la vivienda y en el quinto la limpieza. El covid no aparece hasta la décima posición.

stats