Geopolítica del crimen organizado
Sociedad 15/01/2022

La estrategia empresarial de las mafias para extenderse por el mundo

La pandemia crea nuevas alianzas y hace que las organizaciones busquen otros negocios para lucrarse

4 min
Mapa mundial con algunos de los países con organizaciones criminales destacadas.

BarcelonaVivía en Barcelona sin ostentación, pero cuando salía de la ciudad se gastaba el dinero en yates, coches de alta gama y llevaba relojes de lujo. La Guardia Civil entró hace un mes a su casa y lo pilló en el comedor con cinco móviles y dos cuadernos de anotaciones mientras estaba coordinando operaciones en alta mar. Se le definió como uno de los narcotraficantes más buscados internacionalmente y, según la investigación, aprovechó su experiencia en el tráfico de hachís de Marruecos a España para montar también otra ruta africana de cocaína. Este es un ejemplo que en un mundo globalizado las organizaciones criminales no se quedan al margen y buscan la manera de extenderse a pesar de las adversidades. Con el covid han demostrado la capacidad de adaptarse a una pandemia, continuarse lucrando y mantener el afán de corromper las instituciones.

“Son empresas criminales porque saben ver una oportunidad o un nicho de mercado”, explica el profesor de criminología de la UOC Marc Balcells. Los tres grandes negocios de las mafias son las drogas, las armas y el tráfico de seres humanos para la explotación sexual, según el profesor del grado de seguridad de la UB Xavier Torrens: “Su modelo es como el de Netflix. Pueden tener un producto de mucho éxito y después otros en que no entran tanto dinero”. Pero su estrategia empresarial es “la suma” de todo aquello que pueden recoger. La profesora de criminología y crimen organizado de la Universidad de Essex Anna Sergi dice que las bandas “más sofisticadas” son menos violentas y se centran “en buscar beneficios parecidos a las empresas”.

Sergi describe la ‘Ndrangheta, la mafia de Calabria que ahora se sitúa como la más poderosa mundialmente y que controla la mayoría del narcotráfico, como una “estructura empresarial familiar”. Además de las dinastías intergeneracionales, trabajar en sus negocios también implica “la transferencia de intereses”. Torrens apunta que las organizaciones crean “una capa de protección” en sus miembros, lo que hace que el narcotráfico tenga atemorizadas algunas poblaciones –las mafias italianas aplican el pizzo, un impuesto por seguridad– pero también suponga un incentivo para ascender socialmente. Esto sumado a un acceso rápido al dinero provoca que personas en edad de estudiar o trabajar lo vean como “una oportunidad enormemente atractiva”, añade el profesor del grado de seguridad de la UB Josep Antoni Macho, que es sargento en activo de los Mossos d'Esquadra. Una realidad que ya se percibe en el campo de Gibraltar.

La diversificación de los negocios supone que las organizaciones también entren en las rutas legales, como ha pasado en México: el narcotráfico controla la ruta de los aguacates porque “se han dado cuenta que por esta vía de los productos legales pueden obtener más dinero”, ejemplifica Torrens.

El impacto que implica el covid

¿La pandemia ha alterado este funcionamiento? Sergi piensa que no todos los grupos lo han tenido fácil porque han visto cómo se interrumpían algunas líneas navieras en los puertos, aunque los más sofisticados –como por ejemplo las mafias italianas y de los Balcanes– han salido adelante. El covid ha hecho que surgieran nuevas alianzas, como un cártel de albaneses y holandeses, o que algunas organizaciones se hayan reorientado en las falsificaciones de los productos necesarios de la pandemia –mascarillas y gel hidroalcohólico – para “mantener su ventaja en el mercado ilegal”. Por eso Sergi cree que las mafias implicadas “en la infiltración de la economía legal” buscarán una oportunidad con el dinero que den las administraciones para combatir la pandemia.

El sociólogo y experto en crimen organizado Umberto Santino considera que las mafias italianas extorsionarán comerciantes y empresarios para apropiarse de sus negocios e intentarán participar en la distribución de los fondos europeos Next Generation. Coincide con él Torrens, que opina que es “un secreto del dominio público que nadie se atreve a decir” porque en el pasado ya se han aprovechado de subvenciones europeas. El profesor de sociología económica de la Universidad de Turín Luca Storti describe como “uno de los grandes problemas” saber la procedencia de los ingresos: “A menudo están entre lo legal y lo ilegal”. Las organizaciones mueven tanto dinero en negro que necesitan blanquearlos y lo hacen con negocios legales. Barcelona y otros municipios de la costa catalana son uno de los destinos de las mafias para comprar negocios –como por ejemplo restaurantes– o viviendas.

Objetivo: llegar al poder

Torrens alerta del peligro que las organizaciones criminales estén infiltradas en las administraciones. Según Storti, las mafias “buscan más el poder que el dinero” ofreciendo sus recursos, tanto económicos como de protección. “No es un partido en el que uno ganará y otro perderá. Todo el mundo puede obtener algo”, explica Storti, que dice que así hacen crecer sus redes. Balcells apunta que el objetivo de los grupos es “poderse mantener”, lo que implica que la corrupción sea en el ámbito político, policial o judicial.

Aun así, el catedrático de sociología de la Universidad Complutense de Madrid Armando Fernández Steinko piensa que las organizaciones criminales son “bastante efímeras” porque el mundo es “volátil”. Fernández asegura que la cadena de producción de una droga que empieza en un país extranjero y que acaba vendiéndose en una calle de Barcelona “no la controla nadie” desde el principio hasta el final. Según Fernández, las bandas subcontratan a muchas personas que están implicadas en tramas criminales, a cambio de una comisión, pero que “no tienen ni idea” de quién es el jefe del grupo.

Y las ganancias que obtienen las mafias también les sirven para invertir en tecnología. Con la pandemia, el cibercrimen ha cogido peso y los últimos meses han trascendido ataques de ransomware –secuestros del sistema informático– a instituciones o empresas. El experto en seguridad informática Vicente Aguilera Díaz considera que se han producido más casos de los que realmente se han conocido, por los cuales acostumbra a pedirse un rescate que se tiene que pagar con bitcoins. Aguilera explica que se hace con criptomonedas porque garantizan un cierto anonimato a los usuarios que recibirán el dinero, cosa que complica la trazabilidad y dificulta saber quiénes son los autores del crimen que marcará el futuro.

Algunas de las organizaciones destacadas internacionalmente
  • 1. Italia La Iniciativa Global contra el Crimen Organizado Transnacional (GI-TOC) define en su índice anual Italia “como cuna de la mafia tradicional y el hogar de los grupos más poderosos, tanto a escala nacional como en el extranjero, que han establecido relaciones sólidas de trabajo con organizaciones criminales de todo el mundo y se han infiltrado en el panorama político y económico del país”. La ‘Ndrangheta, la Camorra, la Cosa Nostra y la Sacra Corona son las cuatro principales. A pesar de tener mecanismos para contrarrestar el crimen organizado, continúa siendo un país afectado por economías ilícitas. Con el covid los grupos han aprovechado la oportunidad de fortalecer su control en las comunidades donde operan. Las organizaciones italianas se han situado al frente del narcotráfico mundial y de la infiltración en la economía legal porque han sacado rédito de empresas afectadas por la pandemia.
  • 2. México “México, un país asolado por la violencia y el crimen organizado”, se recoge en el informe de GI-TOC. Hace una semana, el crimen organizado demostró el poder que tiene en México porque ejecutó a diez personas, las puso dentro de una camioneta y se plantó ante el Palacio de Gobierno. En varias localidades, en una táctica de terror similar, se han colgado en los puentes cadáveres torturados para exhibirlos. Los narcotraficantes actúan desacomplejadamente y la cifra de asesinatos continúa subiendo: en 2021 se registraron 1.700. Los homicidios están vinculados a los grupos que se disputan el territorio. De México es originario el cártel de Sinaloa, considerado una de las organizaciones criminales americanas más importantes dedicadas al narcotráfico.
  • 3. Hong Kong Las Tríadas hacen referencia a las organizaciones criminales de origen chino. El epicentro de esta mafia es Hong Kong a pesar de que se ha extendido por todo el mundo, en especial a Latinoamérica, a los Estados Unidos y a Europa. Las Tríadas reciben el nombre por la estructura que toma la organización criminal: núcleos de tres personas conectados por un miembro con otro grupo. La mafia se protege así de posibles investigaciones. Sobre todo hacen negocio con la migración de ciudadanos chinos a otros países prometiéndoles una vida mejor. Los trasladan al destino prometido, donde los obligan a trabajar para las Tríadas o los someten a extorsiones. También se dedican al tráfico de drogas, a la prostitución, a la falsificación de productos y a los casinos ilegales.
  • 4. Balcanes “Las organizaciones procedentes de los Balcanes están cada vez más implicadas en el tránsito y el suministro, y algunas se abastecen de cocaína directamente en las zonas productoras de la región de los Andes, prescindiendo de los intermediarios”. Es la descripción que hace el último informe de la oficina de las Naciones Unidas (ONU) contra la droga y el delito sobre esta zona, que ha ganado importancia en la cadena de distribución de la cocaína en Europa. Una de las mafias que se incluye en los Balcanes es la albanesa, que se sitúa como uno de los grupos importantes en la producción de marihuana en Catalunya. El crimen organizado albanés es activo en Europa y en los Estados Unidos, tanto por el tráfico de drogas como de armas y de personas.
  • 5. Japón La Yakuza, la mafia japonesa, es una de las organizaciones criminales más antiguas del mundo. A sus miembros se los reconoce por una estética muy concreta –tatuajes de cuerpo entero y cabellos cortados como un cepillo– y muchos de ellos tienen el dedo pequeño de la mano amputado para saldar deudas de honor. En las últimas décadas la Yakuza ha protagonizado fuertes episodios de violencia –sobre todo tiroteos y peleas entre grupos rivales–, pero cada vez más se ha focalizado en conseguir poder financiero, con inversiones y extorsiones a grandes empresas.
  • 6. Colombia Después de la desintegración de los grandes cárteles de la droga, la mafia colombiana se fragmentó en grupos más pequeños, menos jerárquicos y con una violencia menos visible. Las organizaciones criminales han conseguido infiltrarse en todas las esferas del poder del país y actualmente se dedican, sobre todo, al narcotráfico y al tráfico ilegal de minerales.
  • 7. Rusia Las organizaciones criminales que representan la mafia rusa son consideradas de las más influyentes mundialmente. Sus actividades son diversas a pesar de que las principales se centran en la extorsión, el juego ilegal, el tráfico tanto de armas como de drogas, el fraude financiero y el robo de identidad. Se calcula que se superan los 6.000 grupos criminales rusos, de los cuales cerca de 200 son internacionales. Una de las actividades que acostumbran a llevar a la práctica fuera de Rusia es el blanqueo de capitales con la compra de propiedades.
  • 8. Nigeria La mafia nigeriana centra su actividad en la explotación sexual de mujeres a las que engañan ofreciendo un trabajo legal y remunerado siempre que paguen una cantidad de dinero. Como las víctimas no tienen capacidad económica para asumir el viaje, están obligadas a prostituirse por la deuda.
  • 9. Georgia La mafia georgiana está dedicada a los robos en domicilios y se hace notar en Catalunya. Hace pocos meses los Mossos detuvieron a dos hermanos de este origen que lideraban un grupo dedicado a cometer este delito: entraban en viviendas cuando no había nadie en estas para llevarse sobre todo dinero y joyas.
  • 10. Países Bajos La Mocro Maffia, un conjunto de organizaciones criminales ligadas al narcotráfico, ha marcado en los últimos meses los Países Bajos. Las autoridades holandesas tuvieron que reforzar la seguridad del primer ministro porque confirmaron que podía ser objetivo de un intento de ataque o secuestro por parte de las bandas criminales después de dos asesinatos sonados en el país: a un abogado y a un periodista.
stats