Naufragio
Sociedad 17/02/2022

Las familias de los pescadores desaparecidos reclaman responsabilidades después de que se suspenda la búsqueda

Se han recuperado nueve cuerpos y hay tres supervivientes

ARA
2 min
Una imagen aérea de las tareas de rescate difundida por las autoridades canadienses de salvamento marítimo

BarcelonaLas pocas esperanzas de encontrar a alguien con vida y las malas condiciones meteorológicas han hecho que las autoridades canadienses hayan puesto fin a las tareas de búsqueda y rescate de los doce tripulantes desaparecidos después del hundimiento de un pesquero gallego a 450 kilómetros de Terranova (Canadá) el martes por la mañana. Tres marineros sobrevivieron al naufragio y se han recuperado nueve cuerpos, a pesar de que inicialmente, por error, se dijo que eran diez.

Este jueves el ministro de Pesca, Agricultura y Alimentación, Luis Planas, tiene previsto viajar a Galicia para apoyar a las familias de los pescadores, que habían pedido seguir con la búsqueda y ahora esperan que se depuren responsabilidades, "no por venganza, sino para que una cosa así no vuelva a pasar", decía Kevin, el hijo de uno de los pescadores gallegos desaparecidos, de 53 años.

La misma idea transmitía Pablo More, miembro de una de las familias más golpeadas por la tragedia, puesto que en el barco trabajaban su hermano y dos sobrinos. Los técnicos de salvamento pudieron recuperar los cuerpos del hermano de More y de uno de los sobrinos, pero el otro sigue desaparecido.

Las familias lamentan que la tripulación del Villa de Pitanxo tuviera que trabajar, a pesar de las pésimas condiciones meteorológicas, mientras que "el resto de embarcaciones esperaban que mejorara el tiempo", explicaba More, que aseguró que no era la primera vez que los marineros tenían la orden de seguir trabajando a pesar de las condiciones adversas.

Este jueves, el ministerio de Exteriores ha justificado la finalización de las tareas de búsqueda y salvamento, teniendo en cuenta los fuertes vientos en la zona, la falta de visibilidad, el frío y las olas de más de 10 metros. El cónsul español en Montreal se ha desplazado a la zona del hundimiento y se ha puesto a disposición de las familias para "agilizar" la repatriación de los cuerpos de los marineros encontrados muertos.

La causa

El ministro de Pesca y Agricultura también transmitió ayer su apoyo a los familiares y amigos de las víctimas y hoy lo reiterará en la visita a Galicia. Desde el Congreso de los Diputados, el ministro explicó que el pesquero, dedicado a la captura de merluza, era una "embarcación moderna" y con una tripulación "muy profesional" y atribuyó el naufragio a las "dificultades climatológicas" de la zona donde pescaba.

Ayer el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, quiso subrayar que los tres supervivientes tenían que ser personas "muy fuertes", porque era "muy difícil" salvarse en las condiciones tan adversas en las que se produjo el naufragio.

También la alcaldesa de Marín quiso transmitir el apoyo a los supervivientes y a los familiares de las víctimas en un acto este miércoles. Hoy jueves, Planas reiterará el apoyo a las familias en primera persona. El ministro ha estado desde el martes en contacto con los armadores y la embajada de Canadá, así como con el gobierno gallego.

stats