Sociedad 20/09/2021

La Fiscalía investiga la marcha neonazi y homófoba en el barrio madrileño de Chueca

El ministerio de Igualdad y el de Derechos Sociales también presentan una denuncia por delito de odio

2 min
Manifestació neonazi en el barrio de Chueca de Madrid este sábado

MadridLa Fiscalía Provincial de Madrid, en coordinación con el fiscal de sala delegado de Odio y Discriminación, ha abierto diligencias de investigación por la marcha neonazi que el sábado se celebró en el barrio de Chueca en la que se gritaron cánticos homófobos. Un grupo de ultras se paseó por este barrio, cuna del colectivo LGTBI, al grito de "Fuera sidosos de Madrid" y "Fuera maricas de nuestros barrios". El ministerio público ha instado a la Brigada Provincial de Información y la Delegación del gobierno español a recopilar información sobre los hechos y aclarar si son constitutivos de un delito de odio.

Por parte del gobierno español, el ministerio de Igualdad y el de Derechos Sociales también han presentado ante la Fiscalía de Delitos de Odio y Discriminación una denuncia contra la movilización convocada por Madrid Seguro, teóricamente para protestar contra las agendas 2030/2050. Los dos departamentos, liderados por Unidas Podemos, consideran un agravante del posible delito que la marcha se difundiera a través de internet, hecho que provocó que los mensajes resultaran accesibles a un elevado número de personas. Además, creen que los hechos son "idóneos para alterar la paz pública y crear un grave sentimiento de inseguridad o temor entre los integrantes de los grupos destinatarios de los mensajes de odio y discriminación".

La portavoz de Podemos, Isa Serra, ha subrayado este lunes que colectivos minoritarios como el LGTBI sufre un "problema de seguridad" y que hay que combatir los "discursos de la ultraderecha". En este sentido, ha cargado contra el presidente de Vox, Santiago Abascal, por haber dicho que "se distancia" de la marcha del sábado a la vez que sus medios afines "dan alas" a este tipo de movilizaciones. Desde el PSOE, la dirigente del PSC Eva Granados también ha vinculado los hechos de Chueca con las formaciones políticas que "viven instaladas en la crispación y la confrontación, que trasladan a las calles". "El extremismo vive de crear un clima insoportable", ha criticado Granados en rueda de prensa desde Ferraz.

Serra también ha destacado que no ha oído a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, condenando los hechos. Su consejero de Interior y Justicia, Enrique López, se ha referido a ello este lunes y ha hecho una "condena sin paliativos". El dirigente del PP ha advertido de que las fuerzas de seguridad del Estado habrían podido disolver la manifestación si hubieran tenido constancia de que se estaban cometiendo delitos. "El lugar donde se desarrollaba la marcha tendría que haber puesto a la autoridad gubernativa [la Delegación del gobierno español en Madrid] en prevención del objetivo de la manifestación", ha afirmado López, que ha calificado de "absolutamente vergonzoso" que la izquierda pretenda imputar a otras fuerzas políticas la causa de este tipo de marchas.

Sanción administrativa a los convocantes

La Delegación del gobierno español en Madrid autorizó la movilización dado que el motivo de la protesta no era el que acabó siendo. Este lunes la delegada del ejecutivo estatal en la capital española, Mercedes González, ha pedido perdón al colectivo LGTBI por los insultos y amenazas de los asistentes, y ha afirmado que actuará una vez reciba los informes policiales de la marcha. Acudirá a la Fiscalía e iniciará las sanciones administrativas que correspondan ante el "engaño" de la asociación convocante.

stats