Universidades
Sociedad 14/07/2021

Física y matemáticas en la UAB, una década siendo la carrera en la que es más difícil entrar

El mismo grado lidera el ranking en la UB, donde ya hay siete grados que requieren más de un 13

3 min
Un grupo de estudiantes antes de hacer las pruebas de acceso a la universidad.

BarcelonaYa hace diez años que el doble grado en física y matemáticas en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) es el que tiene una nota de corte más alta y, por lo tanto, el que tiene un acceso más complicado. De hecho, cada año la nota sube algo más. Esta vez han sido 0,038 puntos más, cosa que ensarta la nota de corte hasta el 13,566. La segunda opción con la nota de corte más alta es el mismo grado pero en la Universitat de Barcelona (UB), con un 13,546. El motivo principal es que las dos universidades ofrecen solo 20 plazas cada una para estudiar esta doble titulación.

En tercera posición repite el grado de matemáticas en la UPC, con un 13,2. En total hay siete grados que requieren más de un 13 para entrar, cuando en 2019 solo eran dos. Además de los tres primeros, el resto son el grado en la Pompeu Fabra de International Business Economics (estudios internacionales de economía), en el que se necesita un 13,03; el doble grado en ingeniería informática y matemáticas de la UB, cuya nota de corte ha crecido más de un punto y ya pide también un 13,03, y dos opciones de medicina, una en el Campus Clínic de la UB, que requiere un 13,14, y uno en la UPF, que pide un 13,09. 

Gran demanda en los grados de la salud

De hecho, medicina en la UB es desde hace al menos 30 años la carrera con más demanda. Más de 1.700 personas han querido entrar en este año, a pesar de que solo hay 172 plazas. Es decir, solo uno de cada diez estudiantes que quiere entrar en el Clínic lo podrá hacer. Llama la atención que de las diez opciones más solicitadas, siete forman parte del campo de la salud, entre los cuales hay dos grados de psicología (en la UB más de 1.100 personas quieren ocupar las 480 plazas, y en la UAB hay 818 solicitudes para 360 plazas), el de enfermería en la UB (solo un tercio de los 902 solicitantes tendrán plaza) y el de odontología en la UB (solo entrarán uno de cada seis aspirantes: hay 680 preinscripciones para 120 plazas). Las únicas tres opciones más solicitadas que se escapan de este ámbito son administración y dirección de empresas en la UB (lo han elegido 1.077 estudiantes), ingeniería informática en la UPC (725 aspirantes para 400 plazas) y derecho en la UB (722 estudiantes).

Según los organizadores, la pandemia ha condicionado poco tanto los resultados de los exámenes como la elección de los estudiantes. "Es evidente que la pandemia ha afectado a todas las esferas educativas y, por lo tanto, es probable que haya tenido una cierta influencia en las pruebas, pero en cuanto a los resultados y a las preinscripciones hay una continuidad con los cursos anteriores", ha asegurado en rueda de prensa el secretario general del Consejo Interuniversitario de Catalunya (CIC), Josep Ribas.

Seis de cada diez estudiantes entran en su primera opción

Después de las revisiones, el 96,9% de los alumnos que se presentaron a las pruebas de acceso a la universidad las han aprobado, dos puntos más que el año pasado, cuando el porcentaje fue del 94,4%, y de media han sacado un 6,8, también dos décimas más que el curso anterior (6,6). Como la nota del expediente de bachillerato también ha subido un poco (de un 7,53 en 2020 a un 7,66 este año), también ha aumentado la nota media de acceso a la universidad, que será de un 7,3, dos décimas más que el curso pasado. Esto ha hecho crecer un poco las notas de corte para entrar en los grados.

Aun así, seis de cada diez estudiantes han entrado en grados que escogieron como su primera opción. En total, 56.529 estudiantes se han preinscrito en las universidades públicas catalanas, un "máximo de solicitudes" bastante notable y que suponen 1.600 más solicitudes que el año pasado, cuando ya hubo un incremento muy significativo. El 80% ya están asignados a una plaza. Las mujeres, nuevamente, serán mayoría: el 58,6% de nuevos estudiantes universitarios son mujeres y el 41% serán hombres.

400 estudiantes más irán a la repesca para poder entrar en grados de educación

Nueva oportunidad para la mitad de los aspirantes a estudiar un grado de educación en cualquier universidad de Catalunya que no superaron la primera convocatoria de las pruebas de aptitud personal (PAP). Después de que solo el 51,58% de las 4.236 personas que hicieron los exámenes el pasado 10 de abril aprobara las pruebas, que se hacen desde 2017 con el objetivo de hacer más exigentes los requisitos para ser docente y prestigiar el oficio de maestro, los aspirantes que suspendieron podrán hacer este viernes la prueba extraordinaria, que se hace cada año. Una nueva oportunidad que ha despertado mucho interés: "Hemos pasado de los 815 estudiantes que se matricularon el año pasado a los 1.279 estudiantes que la harán este año", han explicado los organizadores, que han subrayado "el incremento" de 400 inscripciones respecto a la edición extraordinaria del año pasado. "Esperemos que estén bien preparados para acabar de llenar las plazas que pueden quedar en las facultades", han dicho. En total, queda una treintena de plazas libres en las ocho opciones de grados de educación en las universidades públicas.

stats