Sociedad 21/02/2021

Los gimnasios conquistan los espacios exteriores

Algunas equipaciones instalan carpas y dan nuevos usos a solariums y jardines para mantener la actividad

4 min
La carpa instalada para hacer ejercicio al solàrium del CEM Estación norteña

BarcelonaSacrificar el solarium para instalar una carpa convertida en una gran sala de fitness. Reducir la zona de aparcamiento para tener un lugar para las sesiones dirigidas al aire libre. Anular la zona de picnic o el área infantil para hacer las clases de spinning. O incluso intentar llevar las sesiones programadas a parques próximos. Si en el momento más crítico de la pandemia los hospitales se repensaron a contra reloj para ganar camas de UCI donde fuera, ahora son los sectores que se ven afectados por las restricciones los que hacen lo que pueden para poder mantener su rutina.

En el caso de los gimnasios esto implica intentar trasladar tanta actividad como sea posible al exterior, donde, por un lado, las medidas son más laxas porque el riesgo de contagio es muy menor, y de la otra, los usuarios se sienten más seguros. Por eso en muchas equipaciones han aparecido carpas –abiertas por los laterales– y lonas para proteger a usuarios y máquinas de lluvia, viento y frío.

"Lo hemos adaptado todo para que la actividad se pueda hacer con el máximo confort. Quien quiera hacer ejercicio al exterior lo puede hacer en un parque o en la calle, nosotros tenemos que ofrecer el plus de seguridad y comodidad", explica Santi Fernández, del Centro Deportivo Municipal (CEM) Sant Sebastià de Barcelona, una de las equipaciones públicas que se ha decidido a dar nuevos usos a los espacios e incorporar carpas para la práctica deportiva.

Se han acostumbrado también a las reservas previas para seguir alguna sesión, que ahora se hacen en grupos de seis, o para ir a la piscina. Los gimnasios tienen todavía el aforo limitado al 30% en los espacios interiores –al 50% al exterior– y el uso de los vestuarios autorizado solo para la piscina, a pesar de que según el último anuncio del Procicat pueden recuperar las actividades extraescolares de infantil y primaria.

Usuarios del CEM Estació del Nord haciendo ejercicio en una sala interior, separados por mamparas

En el CEM Estació del Nord han renunciado al solarium: desde hace un par de semanas, en este espacio con césped hay una gran carpa con máquinas de fitness. Primero, como explica la directora de centro, Imma Casarramona, empezaron a programar sesiones dirigidas en el Parc de l'Estació de Nord, que queda justo delante, pero no era ni fácil ni cómodo, y cuando las restricciones les permitieron reabrir la piscina decidieron adaptar las instalaciones para no tener que cancelar las clases.

Además de la gran carpa en el solarium, donde ahora han tenido que instalar luz y un suelo más limpio que el césped, también han hecho más pequeña la zona de aparcamiento para poder hacer sesiones de zumba o de lo que convenga y han establecido itinerarios diferentes para cada actividad. También han movido los despachos de fisioterapia y nutrición para habilitar nuevos vestuarios y respetar los grupos burbuja durante la actividad escolar.

La que era la sala de spinning ahora es la sala "de arriba y abajo" porque está todo el material que usuarios y trabajadores sacan a los espacios exteriores para poder hacer las sesiones, y también es el lugar desde donde se pueden seguir clases virtuales encima de la bicicleta estática. En los espacios interiores hay mamparas para separar las máquinas, y los usuarios, obedientes, lo desinfectan todo antes y después de usarlo.

Vuelven las extraescolares

"Hay muchos usuarios que ya se han acostumbrado a hacer ejercicio al exterior y no quieren volver al interior", explica Casarramona mientras habla con los diferentes coordinadores sobre las nuevas medidas anunciadas por el Procicat que les permiten recuperar, a partir de este lunes, las actividades extraescolares. Esto implica rehacer en un fin de semana toda la planificación y decidir como la medida afecta los ERTO de los trabajadores para poder dar el nuevo servicio.

La directora de la equipación defiende que les daría más oxígeno poder pasar de la limitación del 30% al 50% en el interior, sobre todo en la piscina, donde ahora las franjas se llenan enseguida: se permiten tres personas por carril. "Va buscadísimo. Las reservas son como una guerra", apunta.

Un hombre poniéndose la mascarilla después de salir de la piscina en el CEM Estació del Nord

El paso previo para entrar al gimnasio es una máquina que detecta si tienes fiebre y donde tienes que acreditar, con un brazalete, que tienes la hora reservada. Además de todos los cambios logísticos y de señalización, uno de los dolores de cabeza que les han dejado los primeros meses de cierre absoluto son los dos nidos que las palomas hicieron en el interior de las instalaciones. La naturaleza también se puso fuerte en los gimnasios.

Bucle en la piscina

En el CEM Can Caralleu, donde también han instalado una carpa –de 150 metros cuadrados– en la zona que antes acogía el juego infantil para poner la sala de fitness, después del último cierre, que duró tres semanas, decidieron dejar instaladas al exterior una veintena de máquinas protegidas por las típicas carpas de fiesta mayor. Además, han trasladado buena parte de las sesiones al campo de fútbol y a la pista polideportiva. Y en la piscina, que se desinfecta con el cloro y rayos UVA, hacen itinerarios en bucle para evitar que los usuarios se crucen: se va por un carril y se vuelve por otro. La mascarilla se tiene que llevar hasta el momento de entrar en el agua.

La moda del pádel

La directora de la equipación, Núria Sabartés, explica que uno de los cambios que han detectado durante el confinamiento, además del interés para poder reservar la franja de piscina o las actividades, es que muchas familias, cerradas por el confinamiento –ahora comarcal–, buscan hacer actividades deportivas juntas, y que si el pádel ya estaba de moda ahora lo está más como actividad familiar. Y que muchos usuarios le han encontrado el gusto a esto de las clases al aire libre y ya no hechan de menos ni los espejos donde se miran para seguir las sesiones.

stats