Sociedad 25/02/2021

El gobierno español desaconseja las manifestaciones del 8-M

Darias dice que la situación epidemiológica no permite grandes movilizaciones

2 min
Miles de participantes en la gran manifestación feminista del 8-M PERE VIRGILIO

BarcelonaParece que las grandes manifestaciones feministas de los últimos años por el 8-M no se repetirán este 2021. Al menos así lo pide el gobierno español, que, haciendo un llamamiento a la "responsabilidad", ha dicho que este año no convienen este tipo de movilizaciones. "La situación epidemiológica no permitiría llevar a cabo estas manifestaciones", ha dicho la ministra de Sanidad, Carolina Darias, que el año pasado dio positivo por covid-19 unos días después de participar en las movilizaciones de Madrid, que reunieron a más de 120.000 personas.

De hecho, las enormes marchas del año pasado pocos días antes de decretar el estado de alarma sirvieron a la derecha para criticar la gestión del virus. Por ejemplo, el líder de Vox, Santiago Abascal, consideró que el 8-M favoreció la expansión del virus –a pesar de haber hecho un acto multitudinario de su partido el mismo día–. Tanto él como su número dos, Javier Ortega Smith, dieron positivo por el virus, así como numerosas representantes que estuvieron en la cabecera del 8-M en Madrid, entre las cuales la vicepresidenta Carmen Calvo; la mujer de Pedro Sánchez, Begoña Gómez, y la ministra de Igualdad, Irene Montero. Este miércoles el delegado del gobierno español en la Comunidad de Madrid, José Manuel Franco, ha anunciado que se prohibirán las marchas de más de 500 personas el 8-M.

Una desescalada "gradual"

Darias ha pedido prudencia este 8-M, pero también ante la Semana Santa y, en general, a la hora de plantear la desescalada de las medidas contra la tercera oleada de la pandemia. En una rueda de prensa después de la reunión del Consejo Interterritorial de Salud, con las comunidades autónomas, la ministra ha admitido que se está produciendo una "ralentización" del descenso de los casos. Es decir, que la incidencia de la pandemia está bajando pero que lo hace mucho más lentamente que lo que pasaba hasta ahora. Darias ha explicado que en cuatro semanas se ha reducido un 62% la incidencia en el Estado, a pesar de que ha sido "desigual" según el territorio, y que ahora se aprecia una "reducción de la velocidad del descenso" porque la caída es de un 7% de media.

Por eso, ha hecho un llamamiento a "la prudencia y la responsabilidad" para hacer una desescalada "gradual". "Sabemos las consecuencias de desescaladas abruptas", ha avisado, y ha dicho que todavía queda "mucho camino por recorrer" hasta llegar a una incidencia de 50 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. En Catalunya ahora mismo la incidencia acumulada es de 276 casos cada 100.000 habitantes.

stats