Sociedad 11/12/2020

El gobierno español promete 6.300 millones de euros de inversión en Cercanías en los 10 años próximos

La Generalitat recibe el plan con escepticismo y critica que no se la haya tenido en cuenta para elaborarlo

Ara
5 min
El primer tren de l'R1 que va passar dimarts per l'interior de l'estació intermodal de la Sagrera arribant a l'estació de Badalona

BarcelonaEl plan de Cercanías 2020-30 que ha anunciado este viernes el gobierno español para Catalunya prevé una inversión de 6.345,92 millones hasta 2030. Según ha informado la ACN, incluye actuaciones de mejora en las estaciones, que serán 100% accesibles; la compra de nuevos trenes; la construcción de diez nuevas estaciones; la instalación de 20 kilómetros con nuevas vías, y la implantación del sistema ERTMS en la red del área metropolitana de Barcelona. Todo ello, de cara a ejecutarlo a lo largo de la próxima década. La Generalitat ha recibido el plan con escepticismo. El consejero de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, ha reprochado al Estado que no haya tenido en cuenta al Govern a la hora de elaborarlo.

Según ha detallado el coordinador del plan de Cercanías, Pere Macias, el objetivo es aumentar un 58% la oferta y que la demanda crezca un 50%, un hito al cual se esperaba llegar en 2028 pero que se ha atrasado dos años por la pandemia.

La red de Cercanías de Catalunya cuenta con 1.119 kilómetros, la mitad de ellos con vía doble, y 200 estaciones. Además, en algunos tramos las vías cuentan con más de 40 años de antigüedad -como es el caso del tramo que une Barcelona con Vic, Manresa y Reus- y con trenes de más de 25 años (la media de antigüedad del parque es de 20,2 años). El plan prevé renovar 56 unidades tanto de Cercanías como de Media Distancia y la compra de 45 más destinados a la doble composición de las R1, R2 y R4. También incorporar dos unidades a las Cercanías de Lleida, una para el enlace con la UAB y una en la R3, y tres para reforzar los regionales hacia Tarragona. En total, serán 101 nuevos trenes en un parque formado actualmente por más de 270 trenes.

En cuanto al programa de actuaciones más inmediatas (4.622 millones de euros hasta el 2025) y a medio plazo (1.164 millones de euros), las hay que ya se están ejecutando, como el 4+4 de la Estación de Sants, o la construcción del ramal que tiene que llevar el tren a la T1 o el desdoblamiento entre Paredes y La Garriga. Otras que están planificadas son la remodelación de la estación de Montcada Bifurcació y Castelldefels, la sensorización de los andenes y reforma en la estación de Plaça Catalunya, entre otros; mientras entre las previstas constan de un nuevo ramal entre la línea de Puigcerdá y Corredor del Vallès, la planificación para la cuadruplicación del tramo Castelldefels-El Prat, y una tercera vía entre Montcada y Mollet Sant Fost.

En el ámbito del mantenimiento, a medio plazo (2026-2030), se han previsto la reforma de la estación de Mataró y Sant Vicenç de Calders y también en Sant Celoni y Manresa, que también incluirá una ampliación de vías.

El acto de presentación del Plan de Cercanías ha contado también con la participación el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos; el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y los tenientes de alcaldía Jaume Collboni y Janet Sanz; la delegada del gobierno español, Teresa Cunillera; la presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera; y el presidente de Renfe, Isaías Taboas entre otras muchas autoridades.

Calvet, escéptico pero receptivo

"¿Será esto lo que se cumplirá?", se ha preguntado el consejero Calvet sobre el plan de Cercanías que ha presentado el Estado. En su intervención, ha manifestado que el Govern ve los compromisos con "cierto escepticismo", recordando que este plan "no es el primero que se hace ni el primero que se presenta". Aun así, ha añadido, la Generalitat lo analizará con "calma" y "predisposisición".

El consejero, sin embargo, ha criticado que el Govern no haya sido partícipe de la elaboración del plan, a pesar de que es el titular del servicio. Ha lamentado que, en todo caso, ha sido parte de manera indirecta a través de la ATM. "Si la Generalitat es competente en Cercanías, tiene que decidir qué se hace con Cercanías", ha remarcado Calvet, a pesar de reconocer la mejora en la relación con el ministerio desde que Ábalos es el titular.

"Parece el mundo al revés, actuar de este modo y convertir la autonomía en un autogobierno de juguete tiene consecuencias políticas", ha advertido el consejero, que al mismo tiempo ha reconocido que este plan en la buena dirección y que desde el Govern estarán "expectantes" y ha exigido el cumplimiento de las actuaciones previstas. "Seremos implacables con los derechos de los catalanes y lo haremos sin renunciar a nada", ha añadido. Calvet también ha reprochado que pareciese que el Estado fuera "indiferente en muchas ocasiones" al sufrimiento de los más de 400.000 usuarios que cogen diariamente Cercanías (antes de la pandemia).

Por su parte, el ministro Ábalos ha asegurado que en los dos últimos años ha habido un "punto de inflexión" en Catalunya en la inversión en infraestructuras, y ha puesto la reordenación de las vías en Sants, las reparaciones en las infraestructuras perjudicadas por los temporales Gloria y Dana u otras actuaciones que se llevan a cabo mientras el servicio no se para, ha dicho.

Según ha asegurado, en dos años se han invertido 1.700 millones de euros y se han licitado 1.400 millones de euros más en contratos de inversión en Cercanías y también en el corredor Mediterráneo. Ábalos ha subrayado el carácter "ambicioso" de los PGE puesto que se trata de los "más elevados" de la última década, con unos 2.400 millones de euros, ha dicho.

"Diez años de heridas abiertas" con horizonte al 2025

Por su parte, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha asegurado que se trabaja con un horizonte de fin de las obras de la Sagrera en 2025, y ha reivindicado que los vecinos de la Sagrera llevan "diez años de heridas abiertas" con las obras de la nueva estación intermodal al mismo tiempo que ha celebrado el "nuevo punto de inflexión" en el desarrollo de los trabajos. Colau ha dicho que la estación es un "nodo fundamental" en las comunicaciones de Cercanías y en las Ciudades y que va en la línea del objetivo del gobierno municipal de reducir el vehículo privado en la ciudad y reducir los efectos de la contaminación entre los ciudadanos.

La alcaldesa ha recordado que todavía quedan tres grandes cuestiones pendientes para mejorar la movilidad de los ciudadanos, como el buen funcionamiento de Cercanías, el desarrollo de la línea 9 y el tranvía por la Diagonal. Sobre las Cercanías, ha asegurado que exigirá personalmente que se ejecuten las inversiones previstas.

stats