L'Hospitalet
Sociedad 23/08/2021

Julia Portal, una presidenta de la generación Z para el barrio más denso de Europa

A los 22 años se estrena como líder de la junta de la asociación de vecinos de la Florida con el compromiso de abrir la entidad a los jóvenes y disponer de un segundo CAP

3 min
Julia Portal poniendo ante los murales de los bloques de la Florida, un lugar que dice que le gusta particularmente

El Hospitalet de LlogregatJulia Portal acaba de cumplir los 22 años estrenándose en la presidencia de la Asociación de Vecinos y Vecinas (AViV) de la Florida de l'Hospitalet, el barrio europeo con más densidad de población: 30.250 residentes en un trocito de 0,38 kilómetros cuadrados. Su juventud destaca en un tejido asociativo que envejece sin haber captado a las generaciones más jóvenes, atraídas por luchas más globales. Por eso, la presencia de Portal es vista como una esperanza de que, a pesar de todo, hay relevo. Portal se ha criado en una familia vinculada al asociacionismo de kilómetro cero en Can Viladet, en la vecina Esplugues, y con una madre activista vinculada al proyecto Desde los Bloques, que da nombre y valor a un complejo de edificaciones con pisos pequeños, levantados cuando a los barrios de inmigrantes españoles se los denominaba polígonos.

Aquí aterrizó Portal cuando se independizó. Durante los meses de confinamiento fue una de las impulsoras de la red de apoyo vecinal para distribuir alimentos entre los que habían perdido los ingresos. La Florida es uno de los barrios con menos renta per cápita de la ciudad, unos 700 euros al mes, y hay muchos “buscavidas” que con el cierre forzoso se quedaron de un día para el otro sin ingresos, sin haber ido nunca a los servicios sociales. “Había casos muy complicados, como el de una mujer que daba agua con azúcar a su hijo porque no tenía dinero para nada más –recuerda ahora–. Pero la iniciativa fue muy bien, porque se pudo crear comunidad, una red de ayuda mutua”. Esta experiencia hizo que se implicara en el barrio y, como la anterior junta de la asociación lo habían dejado, no le costó mucho aceptar la invitación a presentarse a la asamblea. A su equipo lo acompaña la vicepresidenta Wassima Ben Amar, otra figura que rompe esquemas y estereotipos por su origen. Juventud e inmigración, dos de las características de este barrio, en el que, como en tantos otros, la nueva inmigración ha ido sustituyendo a la antigua, que a medida que ha podido ha ido vendiendo los pisos.

Portal se acaba de licenciar en bellas artes con un trabajo de “procesos de intervención comunitaria”. ¿Quiere decir hacer murales? “Justamente, los murales me interesan poco”, responde sentada en la Plaça de les Mimoses. Explica que uno de sus objetivos es “crear espacios de encuentro de los vecinos” y para empezar el reto más inminente es conseguir un local propio para la AViV, que se perdió por un conflicto con un vecino y que obliga a la junta a hacer las reuniones en plazas. “Queremos un espacio que sirva como punto de encuentro en el barrio”, pide la presidenta, y señala que quiere que haya una “interacción y comunicación más fluida entre los jóvenes y los no tan jóvenes”.

Dice que está comprobado que funciona, como cuando se abrió el casal. “Hay una voluntad de deshabitar la calle para dar una imagen de conflicto, y se quitan los bancos normales para sustituirlos por individuales”, se queja, mientras anda cerca del campo de fútbol que instaló en una punta del barrio la Fundació Jordi Alba, uno de los vecinos ilustres. Otro es Morad, un cantante de drill que muestra los Blocs en sus vídeos devorados por más de veinte millones de internautas. “A veces los vecinos nos piden más policía, pero no hay un indicador mejor de la seguridad que ver a los niños jugando en la calle”, dice Portal señalando plazas llenas de criaturas en convivencia con gente mayor sentada.

La otra gran batalla que se ha propuesto ganar es tener, por fin, un segundo centro de atención primaria para descongestionar el que hay. Hay algún problema de convivencia, pero la solución no pasa ni por más policía ni por más multas, sino por más inversiones que ataquen el origen de todos los problemas: la desigualdad a todos los niveles. Con unos pisos de menos de 40 metros cuadrados sobreocupados, una tasa de paro alta, pocos ingresos y poco espacio para zonas de recreo no siempre es fácil, y Portal reclama que se dé alternativa de ocio de calle a los jóvenes. "A mí el conflicto no me asusta, porque es una buena manera para transformar", concluye como si fuera el lema presidencial.

stats