Sucesos
Sociedad 11/05/2021

Macrooperación policial contra una red de falsificadores de carnés de conducir

Los agentes prevén hasta 1.000 detenciones en diferentes puntos de Catalunya

ARA
2 min
Un agente de los Mossos durante una entrada en  Sant Feliu de Guíxols.

BARCELONALos Mossos d'Esquadra y la Policía Nacional han desplegado esta mañana a primera hora un macrodispositivo policial contra una red dedicada a la falsificación de carnets de conducir con epicentro en Girona. La organización habría distribuido hasta un millar de carnés falsos por todo el Estado. La operación se está llevando a cabo en 25 demarcaciones del Estado y se prevé que finalice con cerca de un millar de detenidos en los próximos días, la mayoría clientes que compraron estos carnés de conducir falsos.

Permisos fraudulentos y puntos del carné

La red se dedicaba a la emisión y distribución de la documentación para conducir a partir de registros de datos oficiales de la Dirección General de Tráfico (DGT) en Girona. El vínculo con el grupo sería un informático que trabajaba para este organismo y que, según confirman los Mossos d'Esquadra, era el responsable de la falsificación de los permisos y también cometía fraude con los puntos del carné, que restablecía a los clientes sin seguir el canal oficial, todo ello con el objetivo de lucrarse.

A lo largo de la mañana se han hecho registros en la demarcación de Girona, concretamente en Sant Feliu de Guíxols, Calonge, Vic, Llagostera y Quart. Según informa la Agencia EFE, en el núcleo de S'Agaró los agentes han detenido el presunto "cerebro" del grupo, el informático de la Dirección General de Tráfico. La investigación está bajo secreto de sumario y la dirigen la División de Investigación Criminal de los Mossos d'Esquadra y el Cuerpo de Investigación de la Policía Nacional.

También hay otras personas sospechosas que se encargaban de la captación de clientes que abonaban cantidades que van desde los 3.000 hasta los 15.000 euros. La investigación, que identifica hasta cuatro escalafones dentro del entramado criminal, arrancó el noviembre pasado y hasta febrero calculan que habrían repartido unos 1.800 carnés fraudulentos. No se descarta, sin embargo, que la investigación se amplíe y esta cifra acabe aumentando.

Uno de los edificios donde los agentes de los cuerpos hecho registros, en este caso en Vic.
stats