Prostitución
Sociedad 08/12/2022

Militares del cuartel del Bruc sortean a una prostituta con motivo de la Purísima

Unos cuantos integrantes de la unidad denuncian que la rifa sobrepasa sus "límites éticos"

Pol Cartié i Albert Llimós
4 min
Una imagen del cuartel del Brezo de Barcelona.

BarcelonaSon unos setenta participantes en el chat, todos militares. El 22 de noviembre, un cabo y un sargento propusieron al resto de integrantes de una de las compañías de fusileros participar en un sorteo para pasar un rato con una prostituta. Son militares del regimiento I/63 del cuartel del Bruc de Barcelona que, ofreciendo los servicios de una "dama de compañía", tal como la definían ellos mismos en un cartel colgado en la cantina, querían recaudar dinero para las fiestas de la compañía. La principal se celebra precisamente el día de Inmaculada Concepción, la Purísima, patrona de infantería. En el chat de la compañía, los mensajes —a los que ha tenido acceso el ARA— son más subidos de tono y descalifican y vejan a la chica con comentarios machistas y denigrantes.

En el chat no hay ni capitanes ni sargentos, pero sí algunos mandos: el rango más alto son los cabos (el sargento que lo organizaba no está incluido). Todo el mundo que había aportado 25 euros para la cena prevista para este jueves entraba en la rifa. También se podía participar pagando tres euros y cualquier militar podía repetir para tener más opciones añadiendo un euro para comprar nuevas participaciones: lo limitaron a un máximo de 52 boletines. En el chat de la compañía, donde se habla de temas logísticos, se enviaron fotografías de la chica y de los servicios que ofrecía. "Yo quiero 30 participaciones", decía un militar. "Esto no vale 50 euros", respondía otro. "Yo quiero 50 más, ese día follo o follo", comentaba otro de los integrantes. "Casos extraños —especificaba uno de los organizadores—, que se dirijan a mí personalmente y se les ajusta precio por día y puta".

"Estás promoviendo la prostitución dentro de un cuartel militar", lamenta uno de los miembros del regimiento, que cuando vio lo que planteaban sus compañeros decidió actuar y explicarlo. Unos cuantos militares —que para evitar represalias piden que no se publiquen sus nombres— han confirmado la existencia de esta propuesta y las bromas que hacen algunos compañeros sobre el sorteo y la chica. Aseguran que los que promueven la prostitución no son mayoría, pero que hay demasiado silencio del resto de integrantes: "Nadie se atreve a decir nada porque te señalan, eres el extraño, el rojo", argumenta un soldado que califica de "indignante" que se fomente "esta plaga" desde una institución que tendría que ser modélica. "Esto sobrepasó todos mis límites éticos", concluye.

Capturas del chat de los militares del Brezo

Estos militares saben que denunciándolo públicamente se la juegan, pero quieren asumir el riesgo para "tener la conciencia tranquila" y fomentar más denuncias que permitan cambiar al ejército. "Los ciudadanos se merecen otras instituciones públicas. Cuando entramos en el ejército éramos conscientes del tipo de gente que te puedes encontrar, de las tradiciones arcaicas que todavía quedan, pero esto era demasiado. Queremos que la gente sepa qué pasa en muchos cuarteles de España, porque hay lugares donde es peor, y que en otros lugares de España también salga gente a denunciar estas situaciones, que se atrevan, siguiendo nuestro ejemplo, y esto lleve a las altas esferas a hacer cambios". Los soldados que se han decidido a hablar consideran que una situación como esta manifiesta que una parte del ejército es "una manada en potencia".

Fuentes militares de la Oficina de Comunicación han asegurado al ARA que este tipo de conductas van en contra de los valores del ejército, sobre todo los de “igualdad y respeto por las mujeres”. Niegan “taxativamente” que los mandos estuvieran al corriente del sorteo y puntualizan que los chats “no son oficiales”. “Si fuera cierto, que me sorprendería mucho, el culpable es quien lo ha escrito, es una tontería entre un grupo de amigos, pero en ningún caso se puede vincular a la institución”, aclara uno de los responsables, que no da validez a los chats de WhatsApp. En todo caso, ha querido dejar claro que si se “confirmara” la existencia de estas conversaciones se llevará a cabo una “investigación” interna.

Cartel con imágenes de la chica que los soldados tenían en la cantina, bajo el mensaje: "Sorteo dama de compañía"

¿Qué piensan las mujeres?

En el grupo también hay presencia femenina, a pesar de que muy reducida. "¿Qué debe de pensar esta chica?", se pregunta un militar. Este jueves está previsto que los soldados participen en la fiesta de la patrona, que se tiene que acabar con una cena y bebidas después de una jornada dedicada a las actividades deportivas. La fiesta se ha financiado con las aportaciones de 25 euros de los propios soldados de la compañía, que se han recogido en una caja de munición. Participar es voluntario y no todos los militares lo han hecho, pero la aportación incluía automáticamente una participación para el sorteo de la prostituta y esto ha indignado a algunos soldados: "Es surrealista". En el acto oficial previsto para este jueves, uno de los días grandes en el cuartel del Bruc, estaba prevista la presencia de políticos, representantes de los cuerpos policiales y una autoridad militar. Este miércoles ha habido el sorteo de la prostituta, pero se habría hecho fuera del chat, en petit comité.

En el cuartel del Bruc, más allá de la plana mayor, hay tres compañías de fusileros, una de mando y apoyo y una de servicios. Todas forman el batallón de infantería motorizada I/63. En el Bruc hay en total más de 800 personas, sobre todo militares jóvenes de entre 20 y 30 años: solo algunos viven en el mismo cuartel. Durante la semana hacen un horario de 7.30 a 15  h: empiezan formando en el patio de armas con el himno y el juramento de la bandera, después hacen deporte y al acabar la ducha y el desayuno hacen las actividades previstas: revisión de armas, mantenimiento, táctica militar, teoría... "Hay un punto de monotonía", explica uno de los soldados sobre la vida en el Bruc.

stats