Coronavirus
Sociedad 23/07/2021

El ministerio de Sanidad admite que hará falta una tercera dosis de la vacuna contra el covid

Darias lo da por hecho sin concretar cuándo se empezaría a administrar

ARA
3 min
La ministra de Sanidad , Carolina Darias, a la comisión de Salud  del Congreso  de los Diputados este martes.

Las nuevas variantes del coronavirus y, en especial, la expansión de la delta en muchos países, han obligado a abrir el debate sobre una tercera dosis de la vacuna contra el covid para ofrecer más protección. Hasta ahora, Israel o Francia habían sido de los primeros países en reconocer que la administrarán, cuando puedan, a personas con algunas enfermedades concretas. Este viernes, después de días de debate, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha dado por hecho que hará falta una tercera dosis. "Todo apunta que la tercera dosis de refuerzo de la vacuna contra el covid-19 se tendrá que administrar", ha reconocido Darias en una entrevista en Onda Cero. La ministra, sin embargo, no ha detallado cuándo será necesario empezar a administrar esta tercera dosis y ha insistido que hoy por hoy el objetivo principal es "seguir vacunando a todo el mundo hasta llegar al 100% de la población española con la pauta completa".

A principios de este mes de julio, las compañías Pfizer y BioNTech pidieron la autorización a la Agencia de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) para que se inyecte una tercera dosis de refuerzo de su vacuna. Las dos compañías aseguraban que tienen "datos alentadores". Las empresas, sin embargo, todavía esperan conseguir la autorización porque los resultados de los estudios no han desvanecido las dudas que planean sobre la tercera dosis. En este sentido, la Agencia Europea de Medicamentos (EME) apuntaba hace un mes que era "demasiado pronto para confirmar" si se necesita una tercera dosis de las vacunas del covid-19: "No hay suficientes datos" para calcular la duración real de la protección, decían.

La ministra ha vuelto a recordar que Europa y, por lo tanto, España, ya tiene contratos con Pfizer y Moderna firmados para los próximos años 2022 y 2023. Sobre la vacunación infantil, Darias ha reconocido que será un debate que "no estará exento de dificultades". Y que se tiene que ir "con mucha calma, todavía no hay aprobación", ha matizado. Hace unos días, reconoció que ya había varios estudios en marcha para poder ampliar pronto la vacunación entre los niños de 6 a 12 años.

Las declaraciones de Darias ya han recibido reacciones. La Comunidad de Madrid le ha recriminado que "piense en terceras dosis" cuando "tendría que priorizar la llegada de vacunas para la primera y segunda dosis", ha reclamado el consejero de Sanidad madrileño, Enrique Ruiz Escudero. La región, a la cola de la vacunación en el ámbito estatal, es una de las que más quejas trasladan al ministerio por falta de vacunas a pesar de que tiene un stock de vacunas reservadas.

Críticas de ONGs

El anuncio del gobierno español, que se añade al de otros países, no ha sido recibido con buenos ojos entre algunas organizaciones no gubernamentales. Médicos Sin Fronteras (MSF) ha pedido a gobiernos y empresas farmacéuticas que no planifiquen ni administren nuevas vacunas de refuerzo "hasta que todo el personal sanitario y las personas vulnerables de todo el mundo tengan acceso a la vacuna contra el covid". En un comunicado hecho público este viernes, la organización internacional recuerda que solo un 1% de los habitantes de los países empobrecidos, con ingresos bajos, han recibido al menos una dosis de la vacuna del covid-19. "Con el telón de fondo de los 4 millones de muertos y la variante delta fuera de control, sería inconcebible ofrecer a las personas que están totalmente vacunadas otra dosis antes de proteger a más personas con una dosis", han recriminado en los países ricos. Médicos Sin Fronteras también menciona que todavía no hay un consenso científico sobre la necesidad "inminente" de una vacuna de refuerzo, "cualquier decisión será prematura", concluye la organización.

MSF también pide a las empresas Pfizer BioNTech y Moderna que "compartan sus conocimientos" para poder fabricar vacunas más allá de los países ricos, en regiones donde los ingresos son bajos y medios y donde "necesitan desesperadamente la vacuna".

stats