Medio ambiente
Sociedad 04/09/2021

Joan Pino: "No hay una ampliación del aeropuerto de El Prat con coste ambiental cero"

Clara López Alcaide
3 min
Joan Pino, director del CREAF, al espacio natural de la Ricarda.

BarcelonaDoctor en biología, Joan Pino, director del Centre de Recerca Ecològica i Aplicacions Forestals (CREAF), explica que la ampliación del aeropuerto de El prat por encima del espacio natural protegido de La Ricarda, tal como prevé el borrador de proyecto presentado por Aena , tendría importantes impactos negativos sobre la biodiversidad del delta del Llobregat y la salud de los vecinos de las poblaciones cercanas. Todo ello, en un escenario de emergencia climática.

Si finalmente se alarga la pista por encima de La Ricarda, ¿qué efectos tendrá sobre este espacio?

Sabemos que ahora hay esta propuesta, pero habrá que ver cómo se desarrolla. Es decir, habrá que ver si finalmente encaja ambientalmente, porque los espacios protegidos en Europa no admiten ninguna actuación que comporte afectaciones importantes sobre sede. La Ricarda es una pieza muy importante para el funcionamiento ecológico del delta. Su afectación tiene dos elementos negativos, por un lado el mismo valor del espacio y por otro porque es una pieza más de este funcionamiento, que cada vez es más precario, pero que asegura una serie de servicios ambientales a toda la población metropolitana.

¿Cómo puede afectar a la población de su entorno? 

Sin ir más lejos, con todo el tema de la regulación hídrica, La Ricarda forma parte de un sistema hidrológico que se extiende por todo el delta y cualquier intervención puede alterar el funcionamiento de este sistema hidrológico. Esto implica efectos sobre la barrera hidrológica que no permite la entrada del agua del mar y, por lo tanto, impide la salinización del delta y garantiza el uso del acuífero profundo como fuente de agua potable, entre otras.

¿Podría haber problemas con la disponibilidad de agua?

No sabemos qué pasará porque depende de cómo se concrete la actuación, pero tenemos que tener presente que el municipio de El Prat de Llobregat en estos momentos capta el agua del acuífero y está utilizando un recurso del delta. También tenemos que pensar que todo este sistema de aguas dulces que descargan en La Ricarda ya se vio afectado por la construcción de la tercera pista, y cómo esto ha comportado efectos en la salinización del delta, la intrusión de agua de mar, entre otras.

¿La ampliación destruiría el funcionamiento del delta? ¿Este sistema se podría reproducir en algún otro lado?

Un sistema como este es muy difícilmente reproducible. Creemos que La Ricarda es la parte visible de un sistema subterráneo. La Ricarda es su marisma, es su participación en unos flujos hídricos que vienen desde la montaña, desde el río, y que van a parar al mar. Todo esto está ahí, hay un funcionamiento asociado y habrá que ver cómo se ve afectado. Probablemente se verá muy afectado.

Necesitaría antes el aval de Europa...

Afectar un espacio protegido que forma parte de la Red Natura 2000 no es tan sencillo. Se tendrán que poner sobre la mesa toda una serie de medidas que ya veremos si se aceptan. El río Llobregat desembocaba por La Ricarda hace 300 años y hay una serie de elementos que son los responsables de la diversidad de especies y que organizan el funcionamiento hidrológico del delta. Toda esta diversidad y todo este funcionamiento hidrológico se perdería.

¿Qué pasaría con la fauna y la flora?

Que perderíamos una de las dos reservas naturales del delta. Es una reserva con un estado de conservación excepcional que no es fácil de reproducir. No es fácil cambiar una reserva natural por una balsa de nueva construcción en que intentamos reproducir unos hábitats. Esto lo intentamos en Cal Tet, que es una laguna de nueva creación que hay junto a La Ricarda, y ha funcionado de aquella manera, no ha funcionado del todo bien.

¿Habría alguna ampliación que fuera compatible con mantener el funcionamiento del delta?

El Ayuntamiento de Barcelona presentó hasta cinco alternativas posibles que pasaban por varias posibilidades, desde cambiar la configuración de vuelo a combinar el aeropuerto de El Prat con los de Girona y Reus. Había, por lo tanto, varias opciones, y las que tenían una afectación más importante eran las que comportaban la ampliación de la pista y la alteración de La Ricarda. Hay otras opciones. Pero no hay una opción con coste ambiental cero.

Más allá de la afectación sobre el delta y sobre La Ricarda, ¿la ampliación del aeropuerto qué impacto medioambiental puede tener, por ejemplo, en cuanto a las emisiones?

Es obvio que cuantos más aviones, más emisiones. Y también cuantos más aviones, más liberación de gases combustibles de los aviones encima del delta. Tener un aeropuerto más grande en un territorio que tiene sus límites implica más concentración de determinados contaminantes. No es mi campo de trabajo y por lo tanto no puedo dar datos fidedignos sobre este tema, pero es obvio que todo esto no va muy ligado a un contexto de emergencia climática como el que tenemos.

stats