Sociedad 16/07/2021

El Govern recurrirá al Supremo si el TSJC no aprueba el toque de queda

La Fiscalía se muestra favorable a autorizar el toque de queda nocturno en 161 municipios catalanes

Ara
5 min
Un camarero barre la terraza de un restaurante del Avinguda Gaudí a las 00.30 de la noche.

BarcelonaEl Govern está a la espera de recibir el aval del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) a la petición del toque de queda nocturno entre la una de la madrugada y las seis de la mañana en los municipios de más de 5.000 habitantes y con mayor incidencia de covid, un total de 161. El conseller de Salud, Josep Maria Argimon, explicó que el Govern ha puesto como límite los 400 casos positivos por cada 100.000 habitantes en siete días, mientras que Sanidad rebaja el índice a 125, es decir, tres veces menos. Por su parte, el conseller de Interior, Ignasi Elena, justificó que se fijen los 400 casos y no los 125 como punto para aplicar restricciones debido a que se quiere enviar un mensaje de "contención" a la ciudadanía, cansada ya de limitaciones y de pandemia después de un año y medio, y un aviso también a los jueces de que "no se está pidiendo [el toque de queda] por pedir".

El retorno del confinamiento nocturno -solo 62 días después de que acabase- sería una medida que de entrada duraría siete días, aunque el Govern ya prevé tener que prorrogar y alargarlo durante tres semanas.

De momento, la Fiscalía Superior de Catalunya se ha posicionado a favor de este toque de queda, en los informes técnicos y sanitarios aportados por el Govern. En su escrito de 15 páginas, la Fiscalía recuerda que la experiencia internacional y local demuestra que las medidas preventivas de reducción de la movilidad y el contacto entre personas han sido "efectivas" en la contención de la transmisión del virus. El Ministerio Fiscal cita jurisprudencia del Tribunal Constitucional y del Supremo, e incluso el auto del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) que hace unos días autorizó una medida similar a la que ahora solicita Catalunya. Es por ello que dadas las altas cifras de infección en los municipios afectados, la Fiscalía ve "proporcionada" la medida de impedir la movilidad, excepto por motivos justificados, entre la 1 de la madrugada y las 6 de la mañana, durante una semana. "Las medidas tienen un carácter limitado, ya que se adaptan a los niveles de transmisión y positividad reales en cada momento y para cada municipio con indicadores objetivos", dice la Fiscalía.

De hecho, la clave a la hora de avalar la medida es la interpretación que haga el tribunal sobre si el toque de queda solo limita el derecho de libre circulación -como piensa el TSJPV en el caso del confinamiento nocturno del Comunidad Valenciana- o si supone su suspensión -como opinó el TSJ de Canarias en el caso de Tenerife-. El hecho de que la Fiscalía vea con buenos ojos la propuesta del Govern tampoco implica que este sea el posicionamiento del alto tribunal. En Canarias, por ejemplo, la Fiscalía tampoco se opuso a la restricción y en cambio la justicia la tumbó.

Si finalmente el TJSC no avala la medida, el Govern recurrirá al Supremo el toque de queda. El president de la Generalitat, Pere Aragonès, ha defendido que la propuesta que han hecho "se ajusta a los criterios de jurisprudencia" y, por tanto, considera que está "avalada" desde un punto de vista jurídico. En declaraciones desde Figueres recogidas por la ACN, Aragonès ha recordado que el Supremo ya dio luz verde al caso de las Islas Baleares a principios de junio y dice que lo "sorprendería" que el TSJC lo tumbara. El president también ha advertido de que las medidas que se aplicarán se irán retirando "muy despacio", aunque reconoce que hay una gran parte de la ciudadanía con "fatiga pandémica". El gobierno canario ya ha interpuesto un recurso similar al Supremo. Si este tribunal acaba entrando en la cuestión, su decisión fijará doctrina.

Primera noche con las primeras restricciones

En cualquier caso, esta noche del jueves al viernes ha sido la primera en la que los establecimientos públicos y las actividades han tenido que cerrar a las 00.30 h y hasta las 6 h, aunque las actividades recreativas musicales han podido hacerlo media hora más tarde para poder evacuar al público. El Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya, el DOGC, publicó el jueves las restricciones contra el covid anunciadas por el Govern este lunes. Esto significaba su entrada en vigor, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) le diera el visto bueno el miércoles. Estas nuevas medidas también limitan las reuniones y encuentros familiares y sociales a un máximo de diez personas, tanto en público como en privado, excepto si son burbujas de convivencia, y prohíben comer o beber en grupo en el espacio público.

En Barcelona se pudieron ver imágenes un poco inusuales, como el tradicional pub Michael Collins, en el barrio de la Sagrada Familia, con las persianas bajadas a las 00.30 h, o las terrazas de los bares y restaurantes de la Avinguda Gaudí sin ningún cliente a la medianoche. Los establecimientos abiertos las 24 horas también han tenido que cerrar a las 00.30 h.

Un pub del barrio de Sagrada Familia cerrado a las 00.30 h.
Una tienda 24 h cerrada a la 01.00 h en la calle Indústria.

El TC pone en entredicho el toque de queda

La decisión del TSJC sobre el toque de queda llega dos días después de que el TC tumbara el confinamiento domiciliario del primer estado de alarma. Una vez se ha sabido cuál es la posición del alto tribunal, esto ya puede tener efectos en las decisiones que toman los jueces.

“No es nada menor” la posición del TC, advierte el profesor de derecho administrativo de la Universitat de Girona Josep Maria Aguirre. A pesar de que Aguirre considera que la legislación sanitaria tendría que servir para aplicar las medidas anticovid, la mayoría de los jueces del TC han coincidido en decir que hace falta un estado de excepción para pedir el confinamiento domiciliario porque no ven suficiente el estado de alarma. Aguirre alerta de que en el resto de los países de Europa las restricciones del virus se han implantado con la legislación sanitaria y solo en Portugal se ha utilizado un equivalente al estado de alarma. Pero el TC ha aceptado el recurso de Vox porque concluye que el confinamiento domiciliario necesita el amparo del estado de excepción, más extremo que el estado de alarma.

Para la juez Maria de Prat Escoda, portavoz de la asociación Jutges per la Democracia, resulta “evidente” que la resolución del TC influirá en todas las decisiones judiciales sobre las restricciones, incluido el toque de queda en Catalunya. Dependerá, dice, de la argumentación que se haya hecho. Escoda recuerda que el problema es que hasta ahora ha habido “diferentes interpretaciones” entre los tribunales que han abordado esta cuestión: los que lo han autorizado –como el TSJ del País Valenciano– han considerado que el toque de queda es una “limitación” del derecho de libre circulación, mientras que los que lo han tumbado –como el TSJ de las Canarias– entienden que “suspende” este derecho fundamental. Por eso Escoda piensa que sería bueno que el Tribunal Supremo “unifique la doctrina” o que el gobierno español cree “una ley específica” para una pandemia sanitaria.

Al margen del toque de queda, la postura dividida del TC también tendrá un impacto en las multas del primer estado de alarma, porque la Generalitat ha cobrado 23.000 sanciones que podría tener que devolver.

De hecho, la decisión del Tribunal Constitucional, del todo dividido, de tumbar el confinamiento domiciliario del primer estado de alarma ha dado alas al debate político sobre cuál tendría que ser el amparo jurídico en caso de que España se volviera a encontrar en una situación parecida a la de marzo de 2020, cuando la Moncloa se vio obligada a actuar de urgencia y encerrar a toda la población para evitar más saturación en los hospitales y muertes por el colapso del sistema público de salud.

stats