Sociedad 16/05/2021

La política rompe el tabú del dolor de regla

Se pone en marcha una iniciativa para debatir un permiso retribuido en los ayuntamientos después del primer paso de Girona

3 min
Una mujer gasta más de 5.000 euros a lo largo de toda su vida menstrual en productos sanitarios básicos.

BarcelonaEl Ayuntamiento de Girona fue pionero en la decisión de implantar un permiso que permita a las mujeres que sufren dolor menstrual ausentarse durante ocho horas del trabajo y recuperarlas en los tres meses siguientes. Un paso que ahora tendrá que ratificar el pleno del consistorio y que a ojos de la Intersindical, que es quien presentó la propuesta en la mesa general de negociación, es "fundamental" para sacar el tema del dolor menstrual del ámbito doméstico y romper el tabú de la regla. Así lo destaca la secretaria nacional de feminismo del sindicato, Ester Rocabayera, que añade, sin embargo, que para que la conquista del nuevo derecho sea total habría que conseguir que el permiso fuera remunerado y no recuperable para evitar que haya quien evite pedirlo por problemas de conciliación u otras situaciones que le hagan inviable trabajar fuera del horario que tiene establecido. Es decir, que cualquier mujer con dolor menstrual -o asociado a la menopausia- tenga derecho a ausentarse un día.

"Hacerlo entrar en el debate político ya es un paso enorme", asegura Rocabayera, que está convencida que el paso de Girona ha hecho emerger un tema del que parecía que no se podía hablar. La Intersindical, de hecho, ya ha abierto contactos con formaciones políticas y busca crear un "frente común" para hacer extensiva la propuesta en el resto de municipios del país: "Esto ahora será un goteo".

ERC ha recogido el guante de la propuesta y ya trabaja en una moción tipo para presentar a todos los Ayuntamientos . "A todos lados donde se pueda llevar, la llevaremos: es muy necesario sacar el dolor de regla del ámbito privado", defiende la diputada republicana Raquel Sans, que avanza que la visibilización de la menstruación es una de las líneas que se quiere trabajar en la conselleria de Igualdad y Feminismos que se prevé que tenga el nuevo Govern. Y que también, dice, se quiere que tenga sobre la mesa propuestas como la iniciativa popular que se promueve en el País Valenciano para hacer gratuitos los productos de higiene femenina.

En Barcelona, la propuesta del permiso menstrual se discutirá en la comisión de Presidencia de este miércoles. El grupo municipal de ERC tiene previsto llevar un ruego de con la idea de que, en caso de dolor asociado a la regla, se pueda disfrutar de un permiso que no haya que recuperar y que esté retribuido. "Barcelona como capital del país debería tirar del carro en este tipo de luchas", defiende la concejala Elisenda Alemany, que calcula que en el caso del Ayuntamiento y de las entidades municipales, con 7.208 trabajadoras en conjunto, podría haber unas 1.400 mujeres que hicieran uso de este permiso (el 20% del total).

El permiso de Barcelona

Desde el consistorio barcelonés defienden que las trabajadoras municipales ya disponen de un permiso "más amplio" que el que se propone en Girona, porque, según el acuerdo de condiciones del personal funcionario y laboral del Ayuntamiento, cualquier trabajador tiene derecho a 30 horas trimestrales para asuntos propios, que se elevan a 80 horas al trimestre en caso de que se tengan personas a cargo. Estas horas no se tienen que justificar, pero sí que se tienen que recuperar en los dos meses siguientes a la ausencia.

Durante 2019, se acogieron a estas horas de libre disponibilidad 3.764 personas (2.783 mujeres y 981 hombres). Lo que tendrá que decidir ahora el consistorio es si esta vía es suficiente para atender las necesidades de las mujeres con dolor menstrual o si hay que aprobar un permiso retribuido como se propone desde la Intersindical.

La organización ya ha presentado la demanda en todas las empresas donde tiene representación, incluidas las universidades y ayuntamientos como el de Barcelona, Tarragona o Sant Cugat del Vallès. ERC también quiere llevar la demanda al Parlament.

stats