Servicios
Sociedad 12/05/2022

El recibo del agua subirá 7,22 euros al año en el área de Barcelona

Agbar proponía un incremento de un 7,4%, pero finalmente subirá un 4%

3 min
La sede de Agbar, en la Zona franca

El recibo del agua subirá de precio por primera vez desde 2015, pero lo hará por debajo del incremento del IPC. Los ciudadanos del área metropolitana de Barcelona lo notarán pagando 0,60 euros más mensuales, es decir, 7,22 euros el año, según ha podido saber el ARA. El aumento de la tarifa será de un 4,02%, tres puntos por debajo del 7,4% que había propuesto Aigües de Barcelona, la sociedad mixta que está participada en un 70% por Agbar, un 15% por el AMB y un 15% más por CriteriaCaixa. El vicepresidente de medio ambiente del AMB, Eloi Badia, había considerado que el incremento propuesto por Agbar era "intolerable" y, después de las negociaciones, han conseguido rebajar el porcentaje de incremento hasta el 4,02%. "Hemos tenido que trabajar duro para ajustar al máximo", ha valorado.

Badia ha reconocido que es la primer vez que el recibo sube desde que los comunes gestionan el área de Medio ambiente. "A pesar de este incremento, todavía estamos por debajo del precio que había en 2015, cuando asumimos el servicio", ha querido recordar. También ha destacado que "hay pocos servicios de esta envergadura que todavía estén por debajo de los precios de 2015, sobre todo si tenemos en cuenta los incrementos del IPC". El vicepresidente de medio ambiente ha justificado el incremento del 4,02% porque hay gastos extraordinarios que había que afrontar: "Hay acuerdos laborales que se tienen que cumplir y también hay partidas que dependen de las subidas del material, del IPC y del precio de la energía. Y, por otro lado, aumentaremos también las inversiones, poniendo al día nuestras infraestructuras". En esta última partida, que afecta sobre todo las cañerías por donde pasa el agua, se pasará de los 40 a los 50 millones de euros.

También se destinarán más recursos para "dar más cobertura a las familias que se acogen a la condición de pobreza energética", puesto que teniendo en cuenta el contexto económico y social, el AMB prevé que habrá un incremento de peticiones. Calculan que pasarán de los 53.000 abonados a los 65.000. Todas las familias que sufren pobreza energética se tienen que dirigir a los servicios sociales para hacer la petición y, si es favorable, tienen derecho al agua gratis.

Primera subida en siete años

Las tarifas del año 2016 (las primeras que gestionaban los comunes) se acabaron congelando y tanto en 2017 como en 2018 se aplicaron rebajas. En el año 2019, la tarifa se volvió a congelar y para el recibo de 2020 la compañía empezó las negociaciones pidiendo un incremento del precio de un 4,1%, a pesar de que se acabó aplicando una rebaja final de un 3,9%, promovida por el AMB. En 2021, en cambio, el precio del recibo se volvió a congelar.

Fondos de reversión

Otro de los motivos para incrementar el precio del agua es que ya se ha empezado a crear un fondo de reversión para poder asumir el gasto que supondrá el fin de la concesión. La empresa mixta Aigües de Barcelona gestiona el agua de 22 municipios del AMB desde 2012. Después de diferentes denuncias y sentencias, la justicia acabó decidiendo que aquella concesión se hizo de forma correcta. El acuerdo implicaba también que las infraestructuras utilizadas en el proceso del agua eran de Agbar, de forma que habrá que indemnizar a la empresa cuando se acabe la concesión, en 2047. Para empezar a hacer un fondo y afrontar este gasto, el AMB ya ha abierto una especie de hucha con tres millones de euros. El objetivo es ir destinando dinero cada año para poder acabar comprando la infraestructura a Agbar cuando se acabe la concesión.

stats