Pandèmia
Sociedad 28/07/2021

Salud prevé el pico en las UCI con 700 ingresados por covid la semana que viene

Argimon admite que no fueron capaces de predecir el alcance de la quinta oleada y avanza que se creará un comité científico asesor

3 min
Un enfermo de coronavirus  a UCI

BarcelonaLos contagios de covid ya van a la baja en el conjunto de franjas de edad en Catalunya, pero el traslado de esta mejora a las UCI no llegará hasta la semana que viene, según ha expuesto este miércoles el conseller de Salud, Josep Maria Argimon, que ha comparecido ante la comisión de salud del Parlament para dar explicaciones sobre el abordaje de la quinta oleada. Argimon, que ha hecho autocrítica sobre la no previsión del "tsunami" en que se ha acabado convirtiendo, ha apuntado que prevén que entre los días 3 y 4 de agosto se llegará al pico de ingresos en las unidades de cuidados intensivos, con unos 700 enfermos, una cifra que solo se logró en la primera oleada.

La situación de la pandemia, ha dicho, todavía es "complicada", a pesar de que el ritmo de contagios va a la baja y disminuye día a día entre un 18% y un 20% y confía acabar la semana habiendo logrado el pico de ingresos en planta, a pesar de que no se espera que el ritmo de bajada sea tan rápido como lo fue el de subida. Según los últimos datos, hoy hay 14 enfermos más que ayer en las UCI y la cifra total está en 549 camas de críticos ocupados con pacientes covid. Los ingresos hospitalarios en plantas convencionales se elevan a 2.243 personas.

El conseller, que ha comparecido a petición de En Comú Podem, ha admitido que desde Salud no fueron "capaces" de prever el alcance y las consecuencias que tendría la quinta oleada, pero ha apuntado que fue un error global y ha remarcado que hay un comunicado firmado por cuarenta sociedades científicas que, además de alertar de la situación, señala que nadie fue capaz de predecir esta explosión de casos y pide reducir toda la interacción social hasta que no haya una tasa realmente protectora de vacunación. Un punto que también ha defendido el conseller de Salud, que ha recordado que la interacción social siempre está detrás del aumento de contagios y que en el caso de esta última oleada se ha combinado con la irrupción con fuerza de la variante delta y la sensación social de "normalidad".

En Catalunya, según el conseller, se trabajaba con un escenario que preveía que la RT se pudiera ensartar hasta el 2,3 y se acabó llegando a una RT de 3,8. "Yo ya he reconocido parte de la responsabilidad pero hay que mirar a todos los elementos", ha apuntado Argimon. Y en este conjunto de elementos ha citado que las previsiones eran favorables y no señalaban un crecimiento de casos como el que se ha dado y que el ritmo de vacunación era muy bueno pero "no suficiente para contener la pandemia". El conseller ha apuntado que calculaban que, con el 52% de la población vacunada con pauta completa, a medianos julio se doblaría la curva, y que esto no pasó. Ahora los expertos ya señalan que habrá que ir muy por encima del 70% de vacunación para lograr la inmunidad de grupo.

Conciertos y público en los estadios

El conseller ha defendido que hubo una suma de factores que explicaron la explosión de casos, que van desde el fin del curso escolar a la celebración de grandes conciertos y fiestas mayores y a la llegada de la variante delta, y ha apuntado, sobre todo, al cambio de percepción social de la pandemia con medidas como la de anunciar el regreso del público a los campos de fútbol - el Govern ha dado hoy marcha atrás y ha prohibido la asistencia en el Gamper- o retirar la obligatoriedad de la mascarilla en la calle. "Una sensación de normalidad que no era la más adecuada", ha apuntado. Argimon ha admitido parte de responsabilidad en puntos como permitir los grandes conciertos. En este sentido, ha explicado que la resolución del 21 de junio para autorizar grandes acontecimientos, hecho a partir de experiencias positivas como los conciertos de la Apolo y el Sant Jordi, se adoptó con una situación epidemiológica "francamente buena".

Lo que ya ha avanzado el conseller es que pedirán un consejo científico asesor sobre covid para poder afinar más las previsiones. "No hay soluciones mágicas", ha avisado, y ha añadido que se trabajará para reforzar la cogobernanza para evitar la judicialización de las medidas y también en la sensibilización de la población para dejar claro que "las pandemias no se acaban de golpe" y que puede haber nuevas variantes.

stats