Sociedad 28/05/2021

Sanidad advierte a las comunidades que no pueden recomendar AstraZeneca a los menores de 60

El ministerio registra una veintena de casos de trombosis y cuatro defunciones entre vacunados con el preparado anglosueco

Ara
3 min
Una enfermera preparándose para vacunar con AstraZeneca a la Facultad de Geografía e Historia de la UB.

BarcelonaEl ministerio de Sanidad ha advertido de que la campaña de vacunación se podría ver afectada por el "grave problema de comunicación" que están generando algunas comunidades entorno a la segunda dosis de los menores de 60 años vacunados con AstraZeneca. El toque de atención va especialmente dirigido a Andalucía, Galicia y Madrid, que están recomendando expresamente el preparado anglosueco a este colectivo o pidiendo el consentimiento informado tanto a los que quieren recibir Pfizer como a los que prefieren AstraZeneca. Catalunya, en cambio, sigue de pe a pa las directrices de Sanidad, a pesar de haberse mostrado partidaria durante la discusión con el ministerio de inocular AstraZeneca en las segundas dosis.

Desde la cartera que encabeza Carolina Darias han exigido a las comunidades autónomas que den un mensaje único sobre las vacunas porque, aseguran, de otro modo se generará una situación de incertidumbre que podría poner en peligro la campaña de vacunación. El proceso de inmunización, cada vez más ágil y que progresivamente está llegando a población más joven, podría verse alterado con estos mensajes "confusos y distorsionados", puesto que a medida que baja la edad también baja la percepción del riesgo y, previsiblemente, la disposición a vacunarse.

Según fuentes gubernamentales, la posibilidad de que el grupo de personas de menos de 60 años que ha recibido una primera dosis de AstraZeneca pueda rechazar la dosis de refuerzo de Pfizer y, en cambio, optar por el productor anglosueco "no es una cuestión de elección o preferencia". Tal como subrayó el miércoles Darias, el acuerdo de la comisión de Salud Pública es poner Pfizer a estas personas y el hecho e que el comité de bioética español avale la posibilidad de recibir AstraZeneca si se firma un consentimiento informado es excepcional y no el criterio estándar. "La decisión de la comisión es poner Pfizer", afirman. En una reunión con las autoridades sanitarias autonómicas, Sanidad ha exigido que dejen de hacer caso omiso del acuerdo de la comisión.

De momento, sin embargo, el ministerio dice que no puede confirmar si la mayoría de las personas incluidas en los colectivos esenciales y que ya han empezado a recibir la segunda dosis han preferido repetir con AstraZeneca o seguir la pauta de las autoridades españolas. De lo que sí están convencidos en Sanidad es de que el acuerdo logrado en la comisión de Salud Pública "hay que cumplirlo". De otro modo, lamentan, se demostraría "una falta de madurez que pone en riesgo el futuro del proceso de vacunación", sobre todo en un momento de mejora de los indicadores epidemiológicos, que pueden invitar a algunas personas a bajar la guardia.

Atención en la franja de los 30 años

La combinación de vacunas y, por lo tanto, la priorización de Pfizer por encima de AstraZeneca busca evitar los infrecuentes casos de trombosis relacionados con la vacuna anglosueca, que en España son una veintena entre confirmados y sospechosos. Es decir, 0,5 casos por cada 100.000 dosis puestas. De estos casos, cuatro vacunados han muerto y un quinto está en estudio. La frecuencia de estos casos de trombosis aumenta a medida que baja la edad: se han identificado 14 episodios por millón de personas de 30 a 39 años, 12 en el tramo de 40 a 49 años y solo 2 en mayores de 60 años, según datos de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

A pesar de que AstraZeneca es "segura y eficaz", como defiende la Agencia Europea de Medicamentos, desde el ministerio insisten en que es preferible dar Pfizer como segunda dosis ahora que hay disponibilidad de vacunas con el objetivo de evitar una muerte por millón de vacunados. Subrayan, además, que esta "no es ni la primera ni la última" vez que se apuesta por combinar vacunas de diferentes marcas, como ya se hace para enfermedades como el Ébola o el papiloma humano. También concluyen que las vacunas de ARN mensajero como Pfizer o Moderna son más "adaptables y efectivas" ante las variantes que van surgiendo y que "con toda probabilidad" muchas de las personas vacunadas con AstraZeneca y Janssen "acabarán recibiendo una dosis de las otras".

stats