Espacio
Sociedad 24/11/2022

Así son los nuevos astronautas europeos que (quizás) viajarán a la Luna

La Agencia Espacial Europea presenta a las dos mujeres y los cuatro hombres seleccionados entre más de 22.500 aspirantes

2 min
El ingeniero leonés Pablo Álvarez será el tercer astronauta español y la investigadora Sara García Alonso ha sido escogida astronauta suplente

ParísCatorce años después de la última vez que la Agencia Espacial Europea (ESA) seleccionó astronautas, el organismo ha presentado una nueva promoción este miércoles. Son dos mujeres y cuatro hombres seleccionados entre más de 22.000 aspirantes en un proceso que ha durado un año y medio. La nueva generación de astronautas europeos podría participar en el proyecto más ambicioso que tiene el ESA encima de la mesa —en una misión internacional— de cara al 2030: un viaje tripulado a la Luna.

Entre los seleccionados hay un español, el leonés Pablo Álvarez. Es el primer astronauta del Estado que entra a formar parte de la ESA desde Pedro Duque en 1986. Es ingeniero, tiene 34 años y trabaja en Airbus. "Ser astronauta es un sueño y sé que todos no iremos a la Luna, pero me encantaría ser uno de ellos", ha asegurado. Los otros escogidos son la francesa Sophie Adenot, la británica Rosemar Coogan, el belga Raphaël Liégois y el suizo Marco Sieber. El sexto astronauta es un británico, John McFall, con una discapacidad física que le afecta a la pierna. Es el primer parastronauta de la historia. Hasta ahora, la ESA cerraba la puerta a cualquier persona que tuviera una discapacidad. Otra española, la biotecnóloga Sara García, también de León y de 33 años, ha llegado hasta la última fase de la selección y formará parte de los astronautas de reserva.

Para poder impulsar todos los proyectos de la ESA, los países que forman parte han acordado este miércoles aumentar el presupuesto en 17.000 millones de euros para los próximos cinco años. Europa no se quiere quedar atrás en la carrera espacial ante las grandes potencias como China, que ha multiplicado la inversión en los últimos años, y Estados Unidos, que dotan a la NASA con un presupuesto que cuadruplica el europeo.

Buena salud y saber mantener la calma

En el proceso de selección de los nuevos astronautas europeos, los aspirantes han tenido que pasar tests psicotécnicos y de personalidad y hacer unas cuantas entrevistas. Entre los requisitos que la ESA había marcado destaca tener un máster en ciencias naturales, medicina, ingeniería, matemáticas o informática y tres años de experiencia laboral o de investigación en alguno de estos campos, así como un elevado nivel de inglés (C1). Los aspirantes también tenían que tener una salud excelente, no ser fumadores, medir entre 150 cm y 190 cm y tener como máximo 50 años. Tenían que ser capaces de mantener la calma en situaciones de mucha presión y ser buenos nadadores. En los entrenamientos, los astronautas tienen que ser capaces de aguantar dentro del agua durante muchas horas.

De los más de 22.000 aspirantes, el 60% eran hombres. Solo se han seleccionado seis, pero los reservistas escogidos podrían ser llamados por la ESA durante los próximos años si se necesita más personal. Es la primera vez que la Agencia Espacial Europea crea una reserva con los finalistas.

stats