Sociedad 07/12/2021

El temporal de viento obliga a cerrar estaciones de esquí a medio puente

Boí Taüll y Vallter no pueden abrir y otros solo algunas pistas

ARA
3 min
Alguns esquiadores a Puerto Aisne que han desafiado el viento y no han querido desaprovechar la oportunidad de continuar utilizando las pistas.

BarcelonaLa temporada de nieve acaba de empezar, pero el temporal de viento de los últimos días ha alterado la previsión de algunas estaciones de esquí para el puente de la Purísima. El fuerte viento que ha afectado al Pirineo este lunes, unido al temporal, ha complicado la jornada en las pistas de esquí leridanas y gerundenses. De hecho, ni Boí Taüll ni Vallter 2000 han podido abrir las instalaciones. Otros solo lo han hecho con algunas pistas abiertas: en la mayoría de los casos han operado con menos de la mitad. Por ejemplo, en Port Ainé solo han funcionado seis de las 25 pistas y en Spot solo nueve de las 22 pistas. En la Molina-Masella la situación también se ha repetido porque solo han podido abrir 24 de las 68 pistas. En cuanto a Baqueira Beret, en Vall d'Aran, tampoco han podido poner en funcionamiento todas las pistas.

A pesar de que este tercer día del puente ha quedado torcido por la meteorología, muchos esquiadores han desafiado al viento y no han querido desaprovechar la oportunidad de continuar utilizando las pistas que se han mantenido abiertas. Pero esta traba del temporal ya no tendría que afectar más a las estaciones de Catalunya porque desde Protección Civil se ha dado por acabada la alerta por viento. En cambio, se ha activado la prealerta por el riesgo de aludes –por un peligro fuerte de 4 en una escala sobre 5– en Aran y el norte del Pallars. Según el Instituto Cartográfico y Geológico de Catalunya, se pueden producir numerosos aludes por la nieve reciente.

La alerta del temporal de viento se ha desactivado después de que, durante el episodio, el teléfono de emergencias 112 haya recibido 330 llamadas por 2.630 incidencias, pero ninguna grave. El Servicio Meteorológico de Catalunya ha registrado rachas de viento de más de 100 km/h en Tossa de Alp, Ulldeter, Portbou y Perelló. En cuanto a la nieve que ha caído este fin de semana en el Pirineo, ha hecho que se hayan acumulado más de 30 centímetros en varios valles de las comarcas del Pallars Sobirà, Aran y la Cerdanya. Esto ha provocado una afectación en las carreteras, sobre todo en Berguedà, con vías cortadas por la nieve y el viento, así como la necesidad de usar cadenas en una decena de carreteras locales del Pirineo de Lleida. También los Bomberos de la Generalitat han tenido que hacer rescates en todo el Pirineo tanto el domingo como este lunes, la mayoría de los cuales condicionados por la presencia de nieve.

El Pic de l'Orri, el punto más elevado de Port Ainé, cerrado a los esquiadores por el viento.

Alerta por la operación regreso

Pero, a pesar de que en Catalunya parece que la meteorología tendría que mejorar, la dirección general de tráfico (DGT) estatal ha hecho un llamamiento a las personas que estén de vacaciones en la mitad norte de España a avanzar la operación regreso del puente de la Purísima para estar antes en casa por la previsión de nevadas a partir de este miércoles. El motivo es que la entrada de un nuevo frente de aire frío y la descarga posterior de precipitaciones en forma de nieve podrían dificultar la circulación por carretera en esta zona entre el miércoles y el jueves. Una situación que podría afectar no solo a vías secundarias sino también a vías de alta capacidad, según ha advertido la DGT. Se calcula que el miércoles a primera hora podría haber los primeros avisos por nevadas que podrían alargarse todo el día y que coinciden con la operación regreso.

El pronóstico meteorológico ya ha puesto en alerta a los responsables de la DGT, que quieren que la gente avance el viaje de la operación regreso para evitar un posible colapso si se cumple la previsión de nieve. También se ha asegurado que "es muy importante" que la población que vive en la mitad norte de España evite los viajes que no sean imprescindibles. De hecho, la DGT ha pedido que se consulten las condiciones meteorológicas antes de conducir por las carreteras y ha avisado que se podrá restringir la circulación a determinados vehículos en función de cómo evolucione el temporal. En el mismo sentido, también se podrá exigir el uso de neumáticos de invierno o de cadenas para circular por carreteras afectadas por la nieve.

stats