Violencia machista
Sociedad 15/11/2021

Tres acusados niegan una violación en grupo: "Nadie la sujetaba, hacía lo que quería"

Los procesados por la agresión múltiple de Sant Boi intentan desmontar el relato de la víctima

3 min
Captura de pantalla de la declaración de uno de los acusados durante el juicio por la violación en grupo de una chica a Santo Boi el 2018

BarcelonaEl juicio contra los tres hombres acusados de haber violado en grupo a una chica a la salida de una discoteca de Sant Boi en 2018 empezó el pasado jueves en la Audiencia de Barcelona. La víctima aseguró que los detenidos la obligaron a subir a su coche, la llevaron a un descampado y la forzaron, mientras algunos de ellos hacían fotos y vídeos con el móvil, que después pasaron a sus contactos. Este lunes los procesados han dado una versión diametralmente opuesta a la de la chica y han asegurado que fue ella quien les estuvo “provocando” y quien les pidió tener relaciones. “Nadie la sujetaba, ella hacía lo que quería”, ha asegurado uno de los procesados.

A la hora de defenderse, uno de los acusados ha llegado a asegurar que la víctima le dijo en algún momento de la noche que antes “habían abusado de ella, que la habían violado”. “¿Pero aquella misma noche?”, le ha preguntado con estupefacción el juez que preside el tribunal. El acusado ha explicado que en aquel momento no cayó en preguntarlo, pero que después pensó que había podido ser “aquella misma noche”. “¿Y esto no hizo que se planteara nada usted en aquel momento?”, le ha vuelto a preguntar el magistrado: “Nosotros la tratamos super bien”, le ha respondido.

Los forenses encontraron restos biológicos de los tres investigados en la ropa y en algún caso en las uñas de la víctima. Como no hay duda de la existencia de los actos sexuales, la línea de defensa de los acusados se basa en el consentimiento de la chica. Según la versión de los hombres, fue ella quien subió voluntariamente al coche, quien pidió a uno de los hombres que le quitara el sujetador “porque le estorbaba”, quien les pidió que la fotografiaran echándose alcohol encima de los pechos –“hacedme fotos, para que veáis mis tetas de 5.000 euros”, les habría dicho–, quien les pidió después ir a un lugar “más apartado”, quien estuvo todo el rato “provocándolos” y la primera también a la hora de tomar la iniciativa para darles besos, practicarles una felación o pedir a uno de los hombres que la penetrara. “Cuando una persona quiere, no hay nada de malo”.

La Fiscalía no se ha creído las explicaciones de los acusados. Los continúa pidiendo entre 43 y 46 años de prisión por haber violado a la chica en grupo en el interior del vehículo y ha aumentado la indemnización para la víctima. El pasado jueves la chica explicó al tribunal que su vida "ha cambiado completamente" a partir de la agresión: “A raíz del trauma no sé como gestionarlo todo, todavía no salgo sola, tengo que ir acompañada y no hablo con desconocidos”, dijo. Según la versión de la víctima, los acusados pararon el coche mientras ella estaba fuera de la discoteca, la hicieron entrar a la fuerza en el maletero, la llevaron a un descampado y la violaron por turnos dentro del vehículo, mientras el resto la cogían por los brazos y por la cabeza.

Los Mossos y la mayoría de peritos que han declarado en el juicio no tienen ninguna duda de que la chica fue víctima de agresiones sexuales. En cambio, las defensas han aportado el testimonio de dos psicólogas para intentar hacer tambalear la credibilidad de la chica. Según han dicho estos peritos, su relato no es “coherente”, ni “concreto”, ni está muy “delimitado en el tiempo”. El juez que preside el tribunal ha puesto en entredicho la metodología de su informe, que también descarta que los acusados tengan el perfil de un agresor sexual. “Estoy estupefacto que ustedes [en referencia a las defensas] pregunten [a los peritos] por los niveles de credibilidad de la víctima. Precisamente si alguna razón de ser tiene este tribunal es evaluar esta cuestión”, ha criticado el magistrado.

stats