Sociedad 19/08/2021

El TSJC solo avala el toque de queda en 19 municipios y Barcelona queda fuera

El Govern pretendía que el confinamiento nocturno se aplicara en 148 poblaciones

ARA
3 min
La Rambla de Barcelona durante el toque de queda.

BarcelonaEl Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) solo ha avalado el mantenimiento del toque de queda para 19 de los 148 municipios donde el Govern lo quería aplicar y el más grande, Barcelona, ha quedado fuera de la restricción para frenar el avance del covid-19. Así pues, el confinamiento entre la una y las seis de la madrugada solo queda autorizado en las poblaciones de Alcarràs, Amposta, Arenys de Munt, Badia del Vallès, Balaguer, Banyoles, Calafell, Celrà, Cervelló, Gelida, Manlleu, Martorell, Montblanc, Móra d'Ebre, Palafolls, Salt, Sant Feliu de Guíxols, Sarrià de Ter y Torroella de Montgrí, según ha comunicado el tribunal. El TSJC sí que ha autorizado la limitación, en toda Catalunya, del límite de 10 personas en reuniones familiares y sociales y del 70% del aforo en actos religiosos y ceremonias civiles.

La Fiscalía ya se había pronunciado a favor de mantener el toque de queda solo en los municipios con una incidencia acumulada a 7 días (IA7) de 400 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes, mientras que el Govern quería que se aplicara a todos los de más de 5.000 habitantes que superaran una IA7 de 125 y a los que quedaran rodeados por poblaciones que la superaban. El TSJC recuerda, sin embargo, que la anterior resolución aprobada marcaba una IA7 de 250 para el toque de queda. "No compete a este tribunal establecer que un criterio técnico es más adecuado que otro", dice el auto, pero asegura que sí que tiene el deber de que la medida sea "idónea" y "proporcionada" para luchar contra la pandemia. Añade que la resolución del Govern no explica por qué este criterio –el endurecimiento del umbral de la IA7 a 125–, que no se había aplicado antes por "razones técnicas", ahora sea conveniente "sobrevenidamente".

El tribunal también recuerda que, según el informe justificativo del Agencia de Salud Pública, "los indicadores están bajando y, por lo tanto, las medidas adoptadas hasta ahora se han mostrado efectivas", a pesar de que el documento alegaba que las últimas medidas "no han dado todavía suficiente tiempo para observar un impacto sostenido y elevado en la evolución decreciente de la curva epidémica ", especialmente "en los indicadores de ocupación de camas convencionales y camas críticas" de los hospitales de Catalunya. El auto asegura que no discute la gravedad de la pandemia, pero que el Govern tendría que "explicar la razón por la cual el criterio técnico anteriormente considerado" se ha vuelto ahora "poco acertado".

El TSJC argumenta, pues, que dividir por la mitad el umbral de 250 "en principio es un criterio idóneo a la finalidad sanitaria" pero el Govern no justifica que sea una medida "proporcionada", ni que no haya ninguna otra "igualmente idónea y menos intrusiva". Por eso acaba ratificando prorrogar la medida solo para el umbral que se aplicaba hasta ahora, el de los municipios de más de 5.000 habitantes con una IA7 de 250 o más. Como la incidencia de la pandemia ha bajado considerablemente en la última semana, esto reduce mucho el número de municipios que quedarán afectados por el toque de queda. En cuanto al confinamiento nocturno para los municipios que quedaban rodeados, el TSJC dice que la medida "falta, de manera más que evidente, de la necesaria justificación", y también la descarta. De hecho, dice que se justificaba más en razones de seguridad que no sanitarias, que son las únicas que la podrían sostener. En cuanto a las limitaciones de asistentes a reuniones familiares y sociales y actos civiles y religiosos, el TSJC las ve como medidas "debidamente justificadas".

Para que el nuevo toque de queda se aplique, todavía falta que el Govern publique la resolución en el DOGC.

stats