Sociedad 03/02/2021

La variante británica ya supone el 30% de los casos detectados en las aguas residuales de Olot

Salud confirma en Barcelona el primer caso de la mutación sudafricana

5 min
Tècnics de un laboratorio en pleno trabajo de detección de casos positivos de covid -19 en muestras.

Barcelona / GironaLa expansión de la variante del covid-19 identificada en el Reino Unido es imparable en Catalunya y ya hay comarcas como la Garrotxa donde la mutación representaría una buena parte de los contagios. El departamento de Salud ha detallado este miércoles que, hasta el 2 de febrero, aproximadamente un 30% de las muestras de las aguas residuales analizadas en la depuradora de Olot correspondían a esta variante. "Esto nos indica la tendencia de implantación de la mutación, que probablemente desplace el original porque es más rápida y transmisible", ha explicado Albert Bosch, catedrático de microbiología de la Universitat de Barcelona y director del Grupo de Virus Entéricos.

Según el virólogo, en Olot hay una proporción más elevada de la variante británica que en otras zonas de Catalunya y, a guisa de ejemplo, ha destacado que a la depuradora más grande de España, la del Besòs, donde se procesan 525 millones de litros de aguas fecales por día y se da servicio a millones de personas, se está identificando mucho menos el genoma característico de la mutación británica. De hecho, aproximadamente un 15% de las muestras corresponden a la mutación, la mitad de las detectadas en Olot.

Pero en las estaciones depuradoras de otras zonas del área de Girona también ha aumentado la presencia de la variante británica, concretamente en Banyoles (Pla de l'Estany), donde podría representar cerca de la mitad de los casos, y en la comarca del Gironès, donde supondría un de cada cuatro casos. También en el Vallès Occidental (Rubí, Sabadell y Montcada i Reixac), en el Vallès Oriental (Granollers) y en el Baix Llobregat (el Prat, Martorell y Abrera) crece la incidencia.

Bosch ha precisado que, por el contrario, en la depuradora de Lleida, donde preocupa especialmente la situación de Aran, apenas se ha detectado la variante británica. Sí que se ha constatado en las muestras de personas contagiadas enviadas desde esta región al laboratorio del Hospital del Vall d'Hebron, que ha revelado que entre un 5% y un 6% de los casos correspondían a la mutación mencionada.

Hace meses que el equipo de Bosch analiza las aguas residuales para detectar restos del coronavirus y evaluar la entrada y la implantación de las diferentes variantes en Catalunya. La presencia de mutaciones, ha dicho el investigador, se puede estimar y determinar casi en directo mediante el muestreo de las aguas fecales, donde se tiene que buscar la parte del genoma que identifica cada variante. Estos estudios han constatado que el 22 de diciembre no había rastro de esta mutación en las aguas residuales y que no fue hasta el 13 de enero que aparecieron algunos casos.

Más secuenciaciones

También los cuatro grandes hospitales catalanes (Clínic, Vall d'Hebron, Germans Trias i Pujol y Bellvitge) están secuenciando muchas más muestras del virus para identificar las posibles mutaciones y el jefe del servicio de microbiología del Hospital del Vall d'Hebron, Tomàs Pumarola, ha corroborado que la propagación de la variante británica ya era un hecho en toda Catalunya. Si se atiende solo los resultados de las muestras clínicas que procesan de manera aleatoria estos centros, su presencia tiene diferentes intensidades y crecería en aquellas áreas más densamente pobladas.

La incidencia oscila entre el 3% y el 12%, y es el área metropolitana sur la que concentra más casos de la mutación británica (13%). El laboratorio de Bellvitge, referente de esta zona, ha concretado que entre el 25 y el 31 de enero la variante británica ya suponía el 13% de todos los casos de covid-19 en la región, mientras que a principios de enero la cifra era del 4%. En Barcelona hay un 9% de variante británica y en el área metropolitana norte, entre un 7% y un 8%.

"En las próximas semanas veremos como la proporción irá aumentado cada vez más", ha asegurado Pumarola, que ha matizado que entraba dentro de la normalidad la introducción de esta variante en Catalunya por su gran presencia en países próximos. Sin embargo, las proyecciones no son positivas para Catalunya, donde se podría cambiar la tendencia a la baja que encadena desde hace tres semanas. Las proyecciones encaminan al país hacia los 16.500 casos semanales, un 17% menos que los que se diagnostican hoy. En el Reino Unido, por ejemplo, el crecimiento de la curva fue muy lento y sostenido hasta que la mutación británica consiguió causar el 15% de los contagios. "Después se disparó y esto es lo que se podría esperar en Catalunya", ha admitido Pumarola.

Primer caso de la sudafricana

Y a la amenaza de la mutación británica, que ha venido para quedarse, hay que sumar la de la variante sudafricana, identificada por primera vez en Catalunya este miércoles. El secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, ha confirmado que esta mañana se ha detectado la variante en la ciudad de Barcelona en una de las diferentes muestras que se secuencian aleatoriamente en los laboratorios de los cuatro grandes hospitales. Inicialmente el afectado no habría viajado al continente africano. "Por los primeros datos de que disponemos, no parece que tenga una relación clara con Suráfrica", ha indicado Pumarola. Ha subrayado que el caso estaba en estudio, pero ha admitido que la mutación se estaba extendiendo y que "probablemente" haya más casos.

Este primer caso detectado en Catalunya es el segundo contagio de la variante sudafricana registrado en España y, además, el primero que no tendría ninguna relación con el país africano. El primer caso se detectó hace un mes en Galicia, concretamente en Vigo, en un viajero al continente africano. Las variantes británica y sudafricana, junto con la brasileña, son más contagiosas que la original de Wuhan. "Tenemos que estar preparados porque todos los virus mutan y esto hará que vayan apareciendo variantes y que algunas lleguen a desplazar al anterior", ha avisado Bosch. Argimon ha admitido que la propagación de las nuevas variantes "no son buenas noticias" porque se transmiten más, si bien ha subrayado que no necesariamente tienen que ser más graves. "Tendremos más casos pero no por eso tenemos que tener más gravedad", ha insistido.

Residencias más protegidas

El secretario de Salud Pública ha señalado que la incidencia entre la población que vive en residencias ha bajado eminentemente por dos motivos: por el cribaje intensivo que se está haciendo entre usuarios y trabajadores para detectar y aislar positivos lo más rápido posible y porque el porcentaje de personas vacunadas en estos entornos ya es muy elevado: “El 90% de los residentes han recibido la primera vacuna y, como ya hemos dicho otras veces, con esta primera dosis, pasados doce días, las personas empiezan a estar protegidas". El 62% de los residentes ya han recibido la segunda dosis y Argimon ha asegurado: “Estamos en proceso de conseguir la protección de los geriátricos, donde viven las personas más vulnerables”.

Además, en un mes se han hecho más de 236.000 pruebas y la positividad es de un 3,43% en residentes y un 0,75% en trabajadores, unas cifras alejadas del 6,68% registrado en la población general. También la subdirectora general de Promoción de la Salud, Carmen Cabezas, ha remarcado que las personas que son en residencias tienen una tasa más baja de ingresos hospitalarios que el resto de la población gracias a la vacunación.

La facultativa ha destacado que si hace diez días se estaban detectando 1.280 casos entre los usuarios de residencias de más de 74 años, ahora la cifra ha caído por debajo de la mitad, con 576 contagios activos. "Hace diez días teníamos un 55% más de casos", ha asegurado. También el número de centros que tienen algún caso o brote activo ha caído en un tercio, pasando de los 237 geriátricos afectados a los 146 actuales. “Observamos ya que la vacunación tiene efecto en la salud de la población”, ha insistido, y ha previsto que se acabarán de administrar el total de dosis entre la semana que viene y la siguiente.

stats