Cultura 15/03/2021

Beyoncé y Taylor Swift hacen historia en los Grammy

La artista texana se convierte en la cantante más premiada de todos los tiempos y la autora de 'Folklore' gana por tercera vez el galardón al disco del año

4 min
Beyoncé con uno de los premios Grammy 2021

BarcelonaBeyoncé y Taylor Swift han sido las grandes protagonistas de la 63a edición de los premios Grammy , que se han entregado este domingo en Los Angeles. Beyoncé, que ha ganado cuatro premios, se ha convertido en la cantante con más Grammy de la historia: 28. En una sola noche ha superado a la estrella de country Alison Krauss (tiene 27), al compositor Pierre Boulez (26), al músico Stevie Wonder (26) y al pianista Vladimir Horowitz (25). En la lista de más premiados de la historia, la artista texana está empatada con The Beatles (28) y solo la superan el productor Quincy Jones (29) y el director de orquesta Georg Solti. Taylor Swift, con el disco Folklore, también ha conseguido un hito al ganar por tercera vez el Grammy al álbum del año, una categoría en la que ya había triunfado con Fearless (2010) y 1989 (2016). Swift empata con Frank Sinatra, Stevie Wonder y Paul Simon, hasta ahora los únicos artistas con el triple honor. Curiosamente, Beyoncé no ha ganado nunca el premio al álbum del año.

Beyoncé se ha llevado los Grammy a la mejor actuación de R&B por Black parade, a la mejor canción de rap y a la mejor actuación de rap por Savage (el tema compartido con Megan Thee Stallion) y al mejor videoclip por Brown skin girl. Su triunfo representa también el talante de una gala en la que la industria discográfica norteamericana ha querido hacer un gesto contra el racismo y para no olvidar el asesinato de George Floyd en Minneapolis el 25 de mayo del 2020, a raíz del que se produjeron manifestaciones convocadas por el movimiento Black Lives Matter. De hecho, Black parade, publicada el 19 de junio del año pasado, es una canción que conmemora el Juneteenth, el Día de la Emancipación; es decir, el fin de la esclavitud en los Estados Unidos. En la letra, Beyoncé sigue el hilo de la historia afroamericana y denuncia el racismo y la brutalidad policial. Esto mismo es lo que denuncia la cantante H.E.R. en I can't breathe, Grammy a la canción del año: "No puedo respirar" fueron las palabras que repitió George Floyd antes de morir mientras el policía Derek Chauvin lo inmovilizaba presionándole el cuello con la rodilla.

En una gala con una veintena de actuaciones (algunas de las cuales precian registradas) y galardones recibidos tan presencialmente como telemáticamente, los premios han sido muy repartidos y con pocas sorpresas. En las categorías principales, dominio femenino: además de Taylor Swift y Beyoncé, premio a la grabación del año para Billie Eilish por el tema Everything I wanted , mejor disco de pop para Future nostalgia de Dua Lipa, Grammy a la artista revelación para Megan Thee Stallion y mejor álbum de country para Wildcard, de Miranda Lambert. Y doble galardón para Fiona Apple: mejor álbum de rock alternativo por Fetch the bolt cutters y mejor interpretación de rock por Shameika . Billie Eilish también ha recibido el premio a la mejor canción para medio visual por No time to die, el tema que ha hecho para la nueva película de James Bond, y la compositora islandesa Hildur Guðnadóttir ha triunfado con la banda sonora de Joker.

Taylor Swift con el Grammy al álbum del año.

Ninguna sorpresa en la categoría de álbum de pop latino o urbano, que ha reconocido YHLQMDLG de Bad Bunny, un disco sin rival. Más sorpresivo ha sido el premio al mejor disco de rock para The new abnormal, de The Strokes, básicamente porque es el primer Grammy para el grupo de Nueva York en veinte años. En cuanto a la mejor canción de rock, reconocimiento para Stay high , de Brittany Howard. Entre la larga lista de premiados también hay lugar para un nombre histórico del hip hop como Nas, mejor disco de rap por King’s disease; y para una leyenda como James Taylor, mejor álbum de pop vocal tradicional por American standard, en el que interpreta clásicos norteamericanos como Moon river y Pennies from heaven, entre otros.

Fito Páez ha ganado el Grammy al mejor disco de rock latino con el exuberante La conquista del espacio, Natalia Lafourcade el de mejor álbum de música regional mexicana con Un canto por México, Vol. 1, y el Bigger love de John Legend no ha tenido rival como mejor disco de R&B. El inimitable y controvertido Kanye West también aparece en la lista de premiados, concretamente con Jesus is king en la categoría de mejor álbum de música cristiana contemporánea.

Especialmente emotivos han sido los dos premios póstumos para John Prine, el músico de folk-country muerto de covid el 7 de abril del año pasado: mejor canción y mejor interpretación de música de raíz norteamericana por I remember everything. También a título póstumo ha llegado el galardón para Chick Corea, el jazzman muerto en febrero: mejor improvisación de jazz por All blues. En la ceremonia de los Grammy presentada por Trevor Noah ha habido un recuerdo para los músicos que han muerto en el último año.

stats