Cine
Cultura 28/03/2022

'CODA' triunfa en unos Oscar marcados por una agresión de Will Smith

El actor ha atacado en directo al cómico Chris Rock por una broma sobre su mujer

6 min
Chris Rock ha sido agredido por Will Smith durante la gala de los Oso caros

BarcelonaSe confirma el sorpasso. CODA. Los sonidos del silencio se ha proclamado este lunes triunfadora de los Oscar y se ha llevado los premios a mejor película, guion adaptado y actor secundario. Eran también las únicas nominaciones que tenía la película, que empezó la carrera de los Oscar como la cenicienta de la categoría de mejor película, donde solo había otro título (Licorice pizza) con tan pocas candidaturas. Pero su triunfo es una sorpresa relativa, puesto que en los últimos días y semanas CODA no ha dejado de sonar como posible favorita, sobre todo a raíz de sus victorias en los premios de los actores o de los productores, igualando y finalmente superando en las quinielas a El poder del perro, la más nominada.

Remake de la francesa La familia Bélier, CODA es una película modesta sobre una familia de pescadores en la que todos son sordos menos la hija adolescente –child of deaf adult es de donde proviene el acrónimo del título–, que sirve a regañadientes de vínculo entre sus padres y el resto del mundo. La lucha de la chica por expresar su voz a través de la música es el motor de un melodrama familiar amable y sin pretensiones artísticas ni ambición cinematográfica que, aun así, ya triunfó en el Festival de Sundance, donde Apple TV++ la compró por la cifra récord de 23 millones de euros, más o menos lo que la plataforma se ha gastado en promocionarla.

El equipo de 'CODA' recogiendo el Oscar a mejor película

La inversión ha valido la pena: Apple ha conseguido el gran triunfo que Netflix hacía años que perseguía: el primero Oscar de un operador digital, un hecho que, de alguna manera, confirma otro sorpasso, el de las nuevas plataformas al Hollywood clásico. Pero Netflix no se va con las manos vacías de los Oscar y se lleva al menos el premio de mejor dirección para Jane Campion por El poder del perro. Es el tercero que gana una mujer, y se une así a Kathryn Bigelow y Chloé Zhao. Que la película más nominada se lleve un único Oscar no deja de tener un regusto de derrota, pero igualmente ha sido una gran noche para el cine dirigido por mujeres: CODA es el segundo film dirigido por una mujer (Sian Heder) que gana Oscar a la mejor película, manteniendo así la tendencia inaugurada el año pasado por Nomadland.

Una agresión incomprensible

Pero quizás estos Oscar no serán recordados tanto por la victoria de CODA como por uno de los momentos más desconcertantes de la historia de los premios, que se ha producido cuando, en mitad de la gala, Chris Rock ha hecho una broma cruel sobre la calva de Jada Pinket Smith, que tiene un problema de alopecia, y su marido, Will Smith, se ha levantado enfurecido de la silla, ha subido al escenario, le ha pegado una bofetada y ha gritado “quita el nombre de mi mujer de tu puta boca”. Chris Rock se ha quedado descolocado y solo ha conseguido decir: "Es la mejor noche de la historia de la televisión”.

La irrealidad de la noche se ha visto multiplicada cuando Smith ha subido un rato después a recoger su Oscar por El método Williams. “Richard Williams era un feroz defensor de su familia”, han sido las primeras palabras de Smith, que ha hecho un discurso entre lágrimas mezclando el agradecimiento con la justificación y el arrepentimiento –se ha disculpado con la Academia y los otros nominados, pero no ha dicho por qué y no ha mencionado Chris Rock–. "El amor te lleva a hacer cosas muy locas”, ha dicho como queriendo explicar lo que acababa de pasar. Los Oscar de este año han quedado marcados por Will Smith, pero no de la manera que él se esperaba. Su bofetada ha cambiado radicalmente el ambiente de la noche y quizás ha hundido su carrera como estrella de Hollywood.

Agresión de Will Smith a Chris Rock a los Oso caros

Inevitablemente, la escena de Will Smith ha eclipsado en parte el Oscar posterior a Jessica Chastain, que ha visto cómo la Academia reconocía finalmente su talento interpretativo por el papel de telepredicadora excéntrica que hace en Los ojos de Tammy Faye. Una de las películas más nominadas, West Side Story, ha marchado con un único premio, el de mejor actriz secundaria para Ariana DeBose, la magnífica Anita de la película de Spielberg. Es, por cierto, el primero Oscar que ganan dos intérpretes por el mismo papel y personaje (Rita Moreno se lo llevó por el West Side Story original) y el primer Oscar que gana una actriz que pertenece abiertamente al colectivo LGTBI. También ha hecho historia Troy Kotsur, Oscar al mejor secundario por CODA y segundo intérprete sordo que gana un Oscar después de Marlee Matlin, la actriz que interpreta a su mujer en la película y que en 1987 se hizo con la estatuilla por Hijos de un dios menor. Suerte irregular, en cambio, para los cuatro nominados españoles: ni Penélope Cruz ni Javier Bardem ni Alberto Iglesias se han llevado el Oscar a casa, pero sí Alberto Mielgo por el corto animado The windshield wiper.

'Dune' se lleva seis Oscar

CODA no ha sido la película con más Oscar de la noche, un honor que ha recaído en Dune de Denis Villeneuve, la gran triunfadora del apartado técnico con seis premios: mejor sonido, efectos visuales, fotografía, montaje, dirección artística y banda sonora. Pero si ha sido extraño que la película más premiada de la noche no se haya llevado ningún premio gordo, todavía lo ha sido más que cuatro de sus Oscar se hayan conocido a través de las redes sociales antes de empezar la gala por culpa del nuevo formato con el que los organizadores querían acortar la duración de la gala (sin éxito, por cierto). Anticlimático por naturaleza, el experimento quizás tendría sentido para hacer la ceremonia más ágil, pero no para incluir homenajes prescindibles, como el de los 60 años de la saga Bond, o incomprensibles, como el de los 30 años de Los blancos no la saben meter.

La gala ha arrancado a medio gas con Beyoncé Knowles interpretando Be alive desde Compton, el barrio negro de Los Angeles donde vivían y se entrenaban las gemelas Williams. El peso simbólico del gesto es innegable, pero no parece la mejor manera de poner en marcha un espectáculo en directo que ya incluye ocho entregas de premio pregrabagadas. De las tres presentadoras, Amy Schumer, Wanda Sykes y Regina Hall, ha sido Schumer la que mejor ha entendido lo que necesitaba la gala: mala baba (“¿Sabéis a quién han incluido en el In Memoriam? A los Globos de Oro”) y dardos hacia Leonardo DiCaprio (“Ha luchado tanto contra el cambio climático para dejar un planeta más verde y limpio a sus novias”). El humor de Sykes y Hall, en cambio, ha funcionado a rachas, quizás por el exceso de referencias a la actualidad norteamericana. Y Schumer ha sido la que mejor ha reaccionado a la agresión de Smith cuando, en una aparición, ha preguntado si había pasado algo mientras ella no estaba ("Noto una vibración extraña en el ambiente").

No ha habido, finalmente, aparición del presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, pero sí un mensaje escrito de apoyo al pueblo ucraniano y un minuto de silencio un poco gratuito, puesto que lo han aprovechado para pasar a publicidad. Tampoco ha resultado muy coherente poner un intérprete de lengua de signos para Troy Kotsur y dejar sin intérprete de japonés a Rysuke Hamaguchi, o traducir al lenguaje de signos el discurso de Sian Heder por el guion de CODA pero no el de los otros premiados. Más allá del episodio de Will Smith, la gala ha sido más bien aburrida y con escasos momentos memorables. Incluso las actuaciones han pasado sin pena ni gloria, a pesar de que el número musical de We don't talk about Bruno ha demostrado cierta ambición escénica. Pero que después de casi cuatro horas de gala el único momento que te quede fijado en la retina sea una agresión no dice mucho de los Oscar como espectáculo televisivo.

Lista completa de los premios Oscar 2022

Mejor película

CODA: Los sonidos del silencio, de Sian Heder

Mejor dirección

Jane Campion por El poder del perro

Mejor actor

Will Smith por El método Williams

Mejor actriz

Jessica Chastain por Los ojos de Tammy Faye

Mejor actor secundario

Troy Kotsur por CODA: Los sonidos del silencio

Mejor actriz secundaria

Ariana DeBose por West Side story

Mejor película internacional

Drive my car (Japón), de Rysuke Hamaguchi

Mejor guion original

Kenneth Branagh por Belfast

Mejor guion adaptado

Sian Heder por CODA: Los sonidos del silencio

Mejor largo de animación

Encanto, de Jared Bush, Byron Howard y Charise Castro Smith

Mejor largo documental

Summer of soul, de Questlove

Mejor banda sonora

Hans Zimmer por Dune

Mejor fotografía

Greig Fraser por Dune

Mejor sonido

Mac Ruth, Mark A. Mangini, Theo Green, Doug Hemphill y Ron Bartlett por Dune

Mejor canción

No time to die, de Billie Eilish, para Sin tiempo para morir

Mejor dirección artística

Patrice Vermette y Zsuzsanna Sipos por Dune

Mejor vestuario

Jenny Beavan por Cruella

Mejor montaje

Joe Walker por Dune

Mejor maquillaje y peluquería

Stephanie Ingram, Linda Dowds y Justin Raleigh por Los ojos de Tammy Faye

Mejores efectos visuales

Paul Lambert, Tristan Myles, Brian Connor y Gerd Nefzer por Dune

Mejor corto de animación

The windshield wiper, de Alberto Mielgo

Mejor corto de ficción

The long goodbye, de Aneil Karia

Mejor corto documental

The queen of basketball, de Ben Proudfoot

stats