Equipaciones
Cultura 29/05/2021

Los impulsores del Hermitage no descartan emprender "las acciones necesarias" para defender sus "derechos"

El museo seguirá trabajando con el Puerto y el Liceu y asegura que el proyecto se ha hecho "cumpliendo con la ley"

Ara
2 min
Recreación del proyecto del arquitecto japonés Toyo Ito para el Hermitage de Barcelona.

BarcelonaLos impulsores del proyecto del Hermitage han asegurado este sábado que continúan trabajando con el Puerto de Barcelona y el Gran Teatre del Liceu para presentar una propuesta al Ayuntamiento de Barcelona que "permita avanzar en una alianza entre las dos entidades", y en conformidad con el acuerdo adoptado por el consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Barcelona del pasado miércoles, rechazado por el Ayuntamiento. En un comunicado, el Hermitage asegura que el proyecto se ha desarrollado "en estricto cumplimiento de la ley" y se ha ajustado a todos los requerimientos técnicos y jurídicos. Los impulsores avisan que no renunciarán a "ejercer las acciones que sean necesarias" para defender sus "derechos" y "legítimos intereses".

El Hermitage ha asegurado que "seguirá adelante" con el requerimiento del Puerto, porque entiende que el proyecto también "ha superado todos los trámites, en especial el de pública concurrencia". El comunicado añade que todo lo hacen "contando con el apoyo tanto de estas dos entidades como de la sociedad civil y una parte del equipo de gobierno municipal", y también "de la mayoría de los regidores". Y "con la voluntad de generar los máximos consensos posibles y siempre dentro del margen del proceso administrativo que hace años que se está tramitando".

Este viernes la comisión de gobierno del Ayuntamiento de Barcelona cerró la puerta a sacar adelante el actual proyecto para el Hermitage. Se aprobó denegar al Puerto de Barcelona el convenio con el consistorio que era necesario para sacar adelante la concesión que el Puerto aprobó miércoles. La aprobación de la concesión por parte del Puerto para que el museo se pudiera instalar en la Nova Bocana estaba condicionada al aval del consistorio municipal.

La decisión del Ayuntamiento abrió una escisión dentro del gobierno municipal, porque el PSC se abstuvo. "Los socialistas somos absolutamente partidarios de la iniciativa cultural en nuestra ciudad, también de la iniciativa privada. Por lo tanto, somos partidarios del proyecto Hermitage-Liceu", dijo Laia Bonet, tenienta de alcaldía de Agenda 2030 y Transición Digital. Para Bonet, tanto el Puerto como el Ayuntamiento se han precipitado, porque se habría podido acabar de dibujar el proyecto. El PSC cree que el Ayuntamiento no tendría que haber tomado esta decisión hoy, sino que tendría que haber seguido trabajando en un proyecto alternativo, porque el de hoy "es un mensaje negativo" y se entra en "riesgo de judicialización". En cambio, Barcelona en Comú prefirió "cerrar esta carpeta administrativa para abrir una nueva etapa para hacer un proyecto nuevo" y también "para proteger jurídicamente al Ayuntamiento".

stats