Cultura 17/05/2022

La justicia belga rechaza definitivamente la extradición de Valtònyc: "Tengo ganas de empezar a vivir"

La fiscalía rechaza recurrir la decisión del Tribunal de Apelación de Gante y se cierra así el caso por la entrega del rapero a España

4 min
Valtònyc y el abogado Simon Bekaert, este martes a la salida del Tribunal de Apelación de Gante.

GantEl rapero mallorquín Valtònyc ha salido este martes contento y también emocionado de una rapidísima vista ante el Tribunal de Apelación de Gante. La justicia belga ha vuelto a rechazar su extradición a España, como reclama la Audiencia Nacional desde hace cuatro años. El tribunal ha tenido que examinar su caso por segunda vez, después de que el Tribunal de Casación de Bruselas estimara en parte el recurso que la Fiscalía española había presentado ante la justicia belga. Y por eso Valtònyc ha vuelto a ser juzgado en Gante, por una sala de jueces diferentes de la que ya rechazó su extradición, y esta ve teniendo solo presente la acusación por injurias a la Corona. Aún existía la opción de que la fiscalía belga en coordinación con la española presentara un recurso, pero esta misma tarde ha confirmado que no lo haría y, por tanto, el rechazo a la extradición de Valtònyc por este caso es definitivo.

"Llegué aquí cuando tenía 24 años, ahora tengo 28, he pasado por la primera instancia judicial, por apelación, por casación, por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, y nunca me he sentido solo", ha rememorado Josep Miquel Arenas, Valtònyc, a las puertas del tribunal, antes de explicar que el de hoy ha sido un día "duro" porque no sabía qué podía pasar. A partir de ahora, ha dicho, tiene ganas de "comenzar a vivir", después de un complicado periplo judicial en el que ha confesado haber tenido miedo de ser olvidado: "La gran miedo de un exiliado es que te olviden", ha dicho, antes de dar las gracias a su equipo de abogados y asegurar que continuará la "militancia política" para que ningún otro ciudadano del estado español sufra lo que él ha sufrido. "[Pero] También quiero vivir", ha dicho.

No obstante, todavía queda la posibilidad que la Fiscalía belga, en coordinación con la española, presente un último recurso de casación, que fue el que devolvió el caso a Gante. Tiene un plazo de 24 horas para hacerlo, a pesar de que fuentes de la defensa creen que tendría poco recorrido y que después de haber pedido ya esta revisión del caso lo más posible sería que acabara reconfirmando la decisión de Gante. Aun así, habrá que esperar estas 24 horas para saber si finalmente el caso se da por cerrado definitivamente.

Un periplo judicial que toca el punto final

Valtònyc se exilió en Bélgica en 2018 y desde entonces ha vivido un enrevesado proceso judicial para evitar la extradición que España le reclama para cumplir las penas de prisión que la justicia española le impuso por los delitos de enaltecimiento del terrorismo, injurias a la Corona y amenazas por las letras de sus canciones. Después de un primer rechazo en primera instancia, el caso llegó al Tribunal de Apelación de Gante, que lo estudió a fondo hasta el punto de presentar una cuestión prejudicial al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) y otra al Tribunal Constitucional de Bélgica.

El juez de Gante preguntó a Luxemburgo si podía aceptar la extradición rápida por enaltecimiento del terrorismo teniendo en cuenta que España había emitido la euroorden reclamando al rapero basándose en una reforma del Código Penal posterior al momento en el que Valtònyc presuntamente cometió el delito. Y en otra orden también preguntó al Constitucional del país si en Bélgica las acusaciones por las cuales se condenaba Valtònyc por injurias a la Corona quedaban amparadas dentro de la libertad de expresión.

El Constitucional acabó tumbando el delito en Bélgica, que se remontaba a una ley del siglo XIX, y este es el punto en el que el juez del Tribunal de Casación de Bruselas pidió volver a juzgar estimando el recurso de la Fiscalía que pide revisarlo teniendo en cuenta los artículos 275-277 del Código Penal belga que castigan los insultos contra funcionarios públicos y figuras constitucionales con penas de hasta un mes de prisión. "Ni siquiera teniendo en cuenta esta hipótesis, el juez de Gante considera que las canciones de Valtònyc sean un crimen en Bélgica", ha explicado a la salida de la vista el abogado del rapero, Simon Bekaert. Por eso, la defensa del exiliado se muestra bastante confiada de que, aunque haya un recurso, esta ya es la definitiva y Valtònyc podrá vivir como un ciudadano libre en Bélgica.

Eso sí, hasta que no prescriban sus delitos no podrá volver a España, y si quisiera viajar a cualquiera otro país correría el riesgo de que vuelva a empezar un proceso de extradición. Fuentes de la defensa explican que la sentencia de Bélgica puede servir para ser tenida en cuenta por cualquier otra autoridad judicial, pero no es una garantía de que no sea extraditado y menos teniendo en cuenta los esfuerzos diplomáticos que pueda hacer el Estado español.

stats