Obituari
Cultura 09/08/2022

Muere a los 97 años el pintor Lluís Trepat

Fue el referente que introdujo el arte abstracto en las Terres de Ponent

2 min
El pintor Lluís Trepat

Barcelona"Un símbolo de modernidad": así describe la historiadora Sílvia Muñoz d'Imbert el carácter del pintor Lluís Trepat Padró (1925-2022) en el catálogo de una muestra del artista en el Museu Jaume Morera. También como "un verdadero catalizador del ecosistema cultural de las Terres de Ponent durante la década de los 50" y como "un creador fiel a una voluntad de experimentación que pone en cuestión lo establecido hasta entonces". Lluís Trepat Padró murió el lunes en su domicilio de Fogars de la Selva, según informan fuentes familiares. En paralelo a su obra, su legado destaca porque fue el introductor del arte abstracto en el mundo artístico leridano en los 50, gracias a los viajes que hizo a París, y porque fue un referente para los artistas más jóvenes que fundaron el Grup Cogul a mediados de los años 60.

La formación de Lluís Trepat empezó de la mano de Josep Balcells y en 1943 ingresó en la escuela de Artes y Oficios de Tàrrega, donde se hizo amigo de Jaume Minguell. En las etapas iniciales de su obra se interesó por las figuras de gitanas, pero su obra dio un giro hacia la abstracción a raíz de un viaje a Italia (1951) y dos más a los Países Bajos (1952) y también después de conocer a artistas como Joan Vilacasas. Cuando volvió, Trepat se instaló en Lleida e impulsó el debate sobre la modernidad en el entorno del Círculo de Bellas Artes. Hizo un segundo viaje a París en 1955 y a raíz de este viaje empezó el “periodo abstracto” (1956-1961), su etapa más importante y que fue una referencia para la formación del Grup Cogul. En aquel momento Trepat estuvo influenciado por artistas como Antoni Clavé, Antoni Tàpies y Joan Vilacasas e hizo un constructivismo geométrico colorista y más adelante usó el dripping, una técnica que lo conecta con el norteamericano Jackson Pollock.

Lluís Trepat continuó con un constructivismo más libre y más adelante creó la serie Òvals (1959 – 1960), considerado su conjunto abstracto más coherente. En el momento álgido de su carrera, se trasladó a Barcelona y volvió a la figuración, con unas obras de carácter expresionista. Desde aquel momento ejerció también de profesor de dibujo en Elisava y la Escuela de la Moda. "Pero más allá de la abstracción la suya es una inmensa y prolífica trayectoria, de largo alcance, marcada por la coherencia vital con unos postulados artísticos muy personales", se puede leer en la presentación de la exposición en el Museu Jaume Morera, titulada La mirada del demiurgo. "Por encima de todo, destaca una firme voluntad de comunicación directa con el espectador, sin disquisiciones intelectuales o esteticistas de ningún tipo", explica el texto. A mediados de los años 2000, Trepat se trasladó a Fogars de la Selva y abandonó la pintura en 2008. Entre las últimas exposiciones de su obra está la del Museu Comarcal de l'Urgell de Tàrrega en 2020 y la de este año en la Sala Marsà de Tàrrega.

stats