Museo Hermitage
Cultura 22/05/2021

El Port de Barcelona vincula el Liceu al Hermitage para desencallar el proyecto marítimo

El Port aprobaría la concesión al Hermitage en el consejo de administración que se celebrará el próximo miércoles

3 min
Recreación del proyecto del arquitecto japonés Toyo Ito para el Hermitage de Barcelona

Las largas negociaciones para desbloquear el proyecto de un nuevo Museo del Hermitage en el puerto de Barcelona se pueden desencallar en los próximos días. El Port de Barcelona ha enviado un comunicado en que anuncia una alianza entre el Gran Teatre del Liceu y el Hermitage que haría posible un "centro cultural multidisciplinario y transversal, dotado de un carácter diferencial y con un fuerte componente local y arraigado en la ciudad". La nueva propuesta, según el Port de Barcelona, responde a las demandas del Ayuntamiento de Barcelona de hacer "un proyecto cultural innovador, más para el público local y sostenible desde el punto de vista de la movilidad". La presidenta del Port de Barcelona, Mercè Conesa, ha asegurado: "La colaboración que estamos promoviendo entre el Hermitage y el Liceu está totalmente alineada con la intención del Port de Barcelona de facilitar el desarrollo de un proyecto cultural de gran interés para la ciudad, un proyecto enriquecedor y generador de puestos de trabajo que mantiene su compromiso de inversión”.

Fuentes del Liceu, por su parte, han confirmado que han abierto conversaciones para estudiar como añadirse al plan del Museu del Hermitage de Barcelona que propone el puerto, pero añaden que todavía están en una fase inicial. Trabajan para encajar los dos proyectos y lo consideran una buena oportunidad para el Liceu, pero quieren analizar todos los escenarios posibles y avisan que cada pasa que se dé la tendrán que validar la Comisión Ejecutiva y el Patronato del Liceu.

Todo ello ya puede ser una realidad el miércoles 26 de mayo, cuando el Port de Barcelona apruebe la concesión a Museu Hermitage Barcelona en el consejo de administración. Una aprobación condicionada por la concreción del convenio entre el Port y el Ayuntamiento de Barcelona y el visto bueno del Patronato del Liceu. El fondo de inversión Varia, promotor del Hermitage y con participación catalana, ya ha dado luz verde a la integración del Liceu en el proyecto.

La construcción del centro cultural impulsado por el Hermitage en la Nova Bocana del Port de Barcelona supondría una inversión privada de unos 50 millones de euros y generaría cerca de 380 puestos de trabajo, según el Port de Barcelona y tal como reflejaba un estudio encargado por el Instituto Municipal de Cultura. “Se trata, sin duda, de un importantísimo catalizador para acelerar la recuperación económica en la ciudad de Barcelona, una recuperación que tanto necesitamos en estos momentos, actuando en una industria como la cultural, que ha demostrado su capacidad para crear puestos de trabajo y para contribuir a la inclusión social y que es, también, generadora de identidad de país, aporta prestigio a la marca Barcelona y beneficios indirectos para el resto de la economía”, ha manifestado Mercè Conesa. Una vez firmado el protocolo de colaboración entre el Liceu y el Hermitage, se fijará y desplegará un plan de actuación.

Había otra propuesta, un equipamiento que se llamaría European Urban Tech y que sería un centro de referencia internacional en la transformación ecológica y tecnológica de las ciudades. Se guarecería dentro de un edificio faro, un proyecto arquitectónico singular y sostenible, con la voluntad de ser emblema de la Barcelona del siglo XXI, y que se situaría precisamente en los terrenos que el Port ha comprometido con la franquicia de la Hermitage. Tendría tres patas como laboratorio y lugar de investigación, de formación y de transferencia de conocimiento a empresas vinculadas con la innovación urbana (energía, movilidad, recursos, vivienda, etcétera).

El European Urban Tech es una idea en construcción que busca el consenso entre administraciones (de entrada, el apoyo del Port, que es titular del suelo) y que ya implica a varias entidades de la ciudad. Por un lado, acogería un proyecto que ya está marcha y que impulsan la Barcelona Tech City, el Colegio de Arquitectos de Catalunya (COAC) y el Instituto de Arquitectura Avanzada de Catalunya (IAAC), el Barcelona Urban Tech.

El consejo de administración del Port de Barcelona no trató la solicitud de otorgamiento de una concesión por parte del Hermitage en la reunión del 28 de abril, un punto que se retiró de la orden del día a petición del Ayuntamiento de Barcelona para "disponer de más tiempo para revisar toda la documentación".

stats