Barça
Deportes  /  Barça 30/06/2022

El Barça no cerrará el año con pérdidas: vende el 10% de los derechos televisivos durante los próximos 25 años

El club firma el acuerdo con el fondo de inversión Sixth Street y recibe una inyección de 207,5 millones de euros para salvar el presupuesto

3 min
Joan Laporta, actual presidente del Barça.

BarcelonaEl Barça y el fondo de inversión norteamericano Sixth Street llegan a un acuerdo para la adquisición de un 10% de los derechos de televisión del club en la Liga durante los próximos 25 años. Con esta operación, la entidad catalana acabará generando una plusvalía total de 267 millones de euros, de los cuales 207,5 entran directamente en caja para salvar el presupuesto de la temporada en curso (2021-22), que finaliza este mismo jueves. A nivel presupuestario, sin embargo, la plusvalía total auditada que computa es de 267 millones de euros, hecho que permite cerrar el año con un balance positivo. Esto se explica porque en cuanto a auditoría se tienen que computar el dinero de esta forma para que vayan a parar a la partida de ingresos, que hasta la activación de esta palanca quedaba casi 150 millones por debajo de lo que figuraba en los planes de la directiva (765). 

"Estamos activando las palancas económicas y ejecutando nuestra estrategia paciente, sostenible y eficiente para fortalecer la base financiera del club", afirma Joan Laporta. "Sixth Street apoya al mundo del fútbol de manera decidida, es un inversor experimentado en deportes y medios globales, y un socio que aportará conocimientos y recursos significativos a la vez que nos permitirá gestionar de manera independiente nuestras operaciones", defiende el presidente azulgrana. El fondo de inversión norteamericano, con el cual se ha estado negociando prácticamente hasta el último día, está asociado también con el Real Madrid de Florentino Pérez.

Por el camino hasta llegar este último acuerdo con Sixth Street, han ido cayendo otras opciones. Bank of America, que recientemente descartó entrar en ser el primer accionista del Sabadell, no ha entrado en esta primera palanca a pesar de haberlo intentado. También queda fuera el ya célebre fondo CVC, ni en el marco de LaLiga Impulso ni por separado con unas condiciones ad hoc para el Barça. La vía de Goldman Sachs, principal acreedor de la institución, también fue perdiendo fuerza, a pesar de que la banca de inversión norteamericana acepta que el club haya hecho negocio con una parte de los derechos televisivos que ya tiene pignorados con ella.

¿Qué pasa con los fichajes?

Por mucho que haya llegado casi el día del match-ball en cuanto a los presupuestos, firmar este acuerdo es un primer gran soplo de aire fresco para el club. Pero con esto no hay suficiente para empezar a fichar y a inscribir jugadores, que es uno de los grandes talones de Aquiles del Barça. Siguiendo la estricta normativa de la Liga en control económico, el agujero no se arregla solo activando palancas como la de Sixth Street, que sirve para cerrar el actual ejercicio con beneficios. Las pérdidas acumuladas en los últimos cursos –con la depreciación de futbolistas hecha por la actual directiva en el cierre 20/21 incluida– y la sobredimensión salarial del primer equipo obligan a Joan Laporta y Mateu Alemany a tomar más decisiones que les permitan reforzar el primer equipo para que sea más competitivo.

En este sentido, el área deportiva trabaja en la operación de traspaso de Frenkie de Jong , que se vuelve prácticamente imprescindible. Aunque el Barça restituya los fondos propios negativos durante este verano activando más palancas económicas (BLM o más televisión), el área deportiva seguirá necesitando espacio salarial para inscribir nuevos futbolistas en la plantilla de Xavi Hernández. El único matiz es que si lo hace con el patrimonio restablecido, podrá dedicar la misma cantidad que libere previamente (la norma 1/1). Desde el estallido de la pandemia hasta ahora, y como no ha tenido suficientes ingresos para compensar su agujero económico, ha tenido que ahorrar por valor de entre el doble y el cuádruple de lo que quería dar de alta, lo cual explica operaciones tan rocambolescas como tener que renovar a Samuel Umtiti en el mercado de invierno pasado para espaciar su salario en más años.

Futbolistas ya apalabrados como el centrocampista del Milan Franck Kessié y el central del Chelsea Andreas Christensen esperan su turno para poder ser anunciados como próximos fichajes del conjunto azulgrana, así como Robert Lewandowski, a pesar de que las negociaciones con el ariete polaco no están nada avanzadas porque el Bayern Múnich se niega a sentarse a hablar con el Barça.

stats