Barça
Deportes  /  Barça 12/05/2022

El gesto "espontáneo" que ayudó a salvar a Araujo

Eric Garcia e Iago Aspas pusieron al central en posición de seguridad cuando se desplomó en el Camp Nou

3 min
Araujo, en posición lateral de seguridad después de caer desplomado en el tierra

BarcelonaIago Aspas y Eric Garcia fueron los primeros en atender a Ronald Araujo cuando el central cayó desplomado en el césped. Hacía unos segundos que había chocado, cabeza con cabeza, con Gavi, en la segunda parte del Barça-Celta. Inicialmente, parecía que el centrocampista había recibido la peor parte, pero fue a la inversa. Iago y Eric se dieron cuenta de que Araujo había perdido el conocimiento y, en un acto reflejo, lo pusieron de lado. Un gesto tan instintivo como imprescindible en situaciones de este estilo. Poco después, los servicios médicos hicieron el resto del trabajo.

Fue solo un susto. Araujo abandonaba el campo en ambulancia, en una imagen que dejó helados a los poco más de 50.000 asistentes que había en el estadio. El club se afanó en informar de que se trataba de una conmoción y que el futbolista estaba consciente, pero que lo trasladaban al hospital por precaución. Después de pasar la noche en evaluación, este miércoles por la mañana recibía el alta hospitalaria y se marchaba hacia su domicilio.

Eric y Aspas actuaron por su cuenta. Y los dos lo hicieron más que bien, coinciden en decir tanto desde el club como de la vertiente médica. Seguramente, en el caso de Eric porque en su día él también sufrió una situación parecida. Era el 17 de junio de 2020, cuando todavía jugaba en el Manchester City. En un duelo contra el Arsenal, y en el tramo final del partido, Eric choca con el portero Ederson y queda extendido en el suelo, inconsciente. Acabó marchándose en camilla y con la ayuda de oxígeno, y posteriormente estaría algunos partidos jugando con un casco protector. Pero lo más destacado de la acción es lo que pasaría después: Eric recibiría una pequeña lección de los médicos del conjunto azul-cielo, que le explican que en un caso como este hay que ponerse de lado, en posición fetal. Es lo que técnicamente se denomina posición lateral de seguridad (PLS).

"Hicieron una muy buena acción. Básica, aun así. Porque con esta posición la lengua no puede ir hacia atrás y bloquear la respiración, o bien, en el supuesto de que vomitara, tragárselo", explica el doctor Miquel Llobet. El prestigioso traumatólogo, con pasado azulgrana, comenta que gracias a la PLS "se evitó una posible situación muy compleja" para Araujo. "Es un traumatismo craneal con conmoción no inmediata, porque el jugador puede correr unos metros", puntualiza el doctor Pere Mir, traumatólogo del deporte de la Clínica Teknon, que también avala el gesto de los futbolistas al socorrer a su compañero. "Cuando alguien pierde el conocimiento se lo tiene que poner en esta posición porque la lengua cae hacia atrás y puede obstruir las vías aéreas. No es que te la tragues, como se dice popularmente, sino que dificulta la entrada de aire. Una vez recupera el conocimiento, ya se lo puede poner cabeza arriba".

"La reacción de Eric fue espontánea", apuntan desde el vestuario azulgrana. Y es que no había ningún protocolo de actuación previsto desde el club. "Si los jugadores no reciben ninguna formación sobre situaciones como estas, lo que pasó con Araujo es una buena oportunidad para que lo hagan", añade el doctor Llobet.

Araujo volverá a los entrenamientos pronto

El central recibía el alta hospitalaria después de ser sometido a un TAC, en el hospital. A partir de aquí será el turno de los médicos, que siguen su caso y determinarán cuándo podrá volver a los entrenamientos. Según apunta el doctor Mir, no se tiene que descartar que Araujo vuelva a ser sometido a pruebas complementarias este jueves. En cualquier caso, vaticina que se podrá incorporar al grupo "pronto". De hecho, desde el vestuario no descartan a Araujo para jugar el domingo en Getafe. En el staff tienen claro que, si depende de ellos, cogerá el avión con el resto de los compañeros. "A ver qué dicen los médicos". Ellos tendrán la última palabra.

stats