Mercado de fichajes
Deportes  /  Barça 02/08/2022

Las mil y una oportunidades perdidas de Riqui Puig

El jugador de Matadepera marchará a la MLS después de no haber conseguido triunfar en Barcelona

Oriol Cartró
3 min
Riqui Puig contra el Osasuna el pasado 13 de marzo en el Camp Nou

BarcelonaHace años, muchos aficionados soñaban con un centro campo con Arthur, Frenkie de Jong y Riqui Puig. En teoría, era un tridente para dominar el fútbol europeo muchas temporadas, como ya habíamos vivido con Xavi, Busquets e Iniesta. Pero en la práctica, esto no se ha cumplido: el brasileño ya no está, el neerlandés tiene la puerta de salida abierta y la joven promesa de Matadepera está haciendo las maletas para marcharse, muy probablemente, a la MLS, la liga de fútbol americana. Ahora, con lo que sueñan todos los culés es ver bailar en los terrenos de juego a Pedri y Gavi, dos jugadores que sí que han demostrado que son los ideales para dirigir el equipo en los próximos años.

Riqui Puig llegó a la cantera azulgrana hace ocho años, en 2014, para incorporarse al cadete. Fue subiendo categorías y maravillando en el centro del campo con el juvenil, proclamándose campeón de la UEFA Youth League, hasta llegar al Barça B (actual Barça Atlètic). Estuvo en el filial dos años, pero ya debutó con el primer equipo el 13 de abril del 2019 de la mano de Ernesto Valverde, cuando jugó de inicio contra el Huesca en un partido de trámite –el Barça era prácticamente campeón de Liga y formó parte de un equipo lleno de rotaciones–. A pesar de no tener ficha del primer equipo, después de la parada de las competiciones por la pandemia y ya con Quique Setién en el banquillo, fue un jugador concurrente en las convocatorias y disputó una gran cantidad de minutos en el tramo final de la temporada. No fue jugador de pleno derecho en la primera plantilla hasta la temporada siguiente, la 2020/2021. Así lo tenía pactado por contrato.

En su primer año como jugador del primer equipo, y con Ronald Koeman como entrenador, Riqui Puig solo jugó unos pobres 581 minutos, repartidos en un total de 24 partidos. El de Matadepera no tuvo la confianza del entrenador neerlandés, sobre todo en el inicio de temporada, en que solo disputó cinco partidos entre Liga y Champions hasta enero. Los siguientes meses, y quizás después de un tirón de orejas del presidente y del área deportiva, que querían a Riqui Puig en el terreno de juego, empezó a jugar más partidos. Ahora bien, en la mayoría de los casos entraba en el campo con el partido ya decidido para jugar los llamados minutos basura.

Todos los partidarios de Riqui siempre han creído que con un nuevo entrenador como Xavi, fiel al estilo Barça, el futbolista tendría minutos y demostraría lo que apuntaba desde hace años. Pero tampoco ha sido así. Han ido pasando entrenadores y nadie le ha dado una buena oportunidad en el centro del campo. Setién lo intentó, pero perdió el control del vestuario y el tropiezo histórico en la Champions ante Bayern lo dejó fuera de combate. Koeman no confió nada en él y con Xavi la historia ha sido más o menos similar . En esta última temporada, Riqui Puig ha disputado menos partidos que en el anterior (17) y menos minutos (525). Ha sido suplente constantemente y no ha tenido la regularidad que él habría deseado con uno de sus ídolos en el banquillo.

Su paso por el vestuario tampoco ha sido fácil y ha tenido algunos roces con compañeros, según explican desde la Ciutat Deportiva. Sobre todo con los pesos pesados, con quienes había fricciones por su actitud en el campo de entrenamiento. Una de las más sonadas fue una entrada a destiempo de Riqui Puig a Leo Messi en la que el centrocampista no habría ni pedido disculpas, según algunos testigos. Ninguno de los dos, sin embargo, ha querido hablar nunca del tema.

El destino de Riqui Puig

Xavi Hernández le comunicó, tanto al final de temporada como a comienzos de la pretemporada, que no contaba con él, que no tenía lugar en la primera plantilla. Como los otros descartados, no fue a la gira por Estados Unidos, y tendrá el mismo destino que sus compañeros: salir del Barça. Según apuntan varios medios, Riqui Puig marchará traspasado al Los Angeles Galaxy de la MLS, una apuesta sorprendente teniendo en cuenta la edad del futbolista, de 22 años, y sabiendo que la liga de fútbol americana se considera una de las más flojas deportivamente y una competición a la cual los jugadores van en sus últimos años de carrera, como podría ser el caso de Sergio Busquets el año que viene, o incluso de Leo Messi. Aun así, la MLS cada vez está atrayendo a más jóvenes europeos y el nivel futbolístico está en ascenso. En el caso de Riqui Puig, el Barça abrirá las puertas al pequeño mediocampista, a pesar de que se guardará una opción para una futura venta del futbolista. Allí, Riqui Puig compartirá vestuario con viejos conocidos como Chicharito Hernández o el exblaugrana Víctor Vázquez.

stats