FÚTBOL
Deportes 26/01/2021

Los goles como puñales de Luis Suárez

El delantero uruguayo hace más líder al Atlético de Madrid, mientras el Barça necesita sumar a los medios al ataque

3 min
Luis Suárez

Barcelona“Luis Suárez era el mejor delantero centro que había en Europa”. Después del triunfo del Atlético de Madrid del domingo, el presidente colchonero Enrique Cerezo sacó pecho del fichaje, casi regalado, del delantero uruguayo. La sentencia de Cerezo es totalmente subjetiva, pero lo que es objetivo es que Suárez lidera la tabla de máximos goleadores de la Liga con 12 dianas, las mismas que el delantero del Sevilla Youssef En-Nesyri y una más que Leo Messi, máximo goleador del conjunto azulgrana. Los goles de Suárez están siendo determinantes para que el Atlético de Madrid lidere con mano de hierro el campeonato: los colchoneros son primeros con siete y diez puntos de margen respecto al Real Madrid y el Barça, y con un partido menos jugado que blancos y azulgranas. 

Con cada gol del uruguayo, resuena en Barcelona el debate de si fue acertado o no dejarlo ir prácticamente gratis a un rival directo. Oficialmente, el delantero fue traspasado únicamente a cambio de 6 millones de euros en variables, a pesar de que Mundo Deportivo publicó que el Atlético descontó cinco millones de los 15 que el Barça debía a los colchoneros por diferentes derechos de tanteo de futbolistas como Saúl Ñíguez y José Maria Giménez que no se han ejecutado –y que se sospecha que están enmarcados en una operación para hacer las paces con el Atlético después de toda la polémica y las amenazas de denuncia a raíz de las negociaciones para fichar a Antoine Griezmann–. De hecho, por estos “derechos preferenciales”, el club azulgrana todavía debe actualmente cinco millones al conjunto madrileño, tal como se registra en la última memoria económica.

Los argumentos de Bartomeu

Para desprenderse de Luis Suárez, la entidad comandada entonces por Josep Maria Bartomeu esgrimió dos argumentos principales. El primero, liberarse de pagar el alto sueldo del uruguayo –que estaba situado en el segundo peldaño salarial más alto de la plantilla, donde también está el de Griezmann–. El segundo, “iniciar un proceso de renovación de la plantilla” que fue encomendado a Ronald Koeman, que se encargó de comunicarle a Suárez que no contaba con él.

A priori, el ciclo de Luis Suárez, el tercer máximo goleador de la historia del Barça solo superado por Leo Messi y César Rodríguez, parecía agotado en Barcelona. En una teórica renovación de un equipo cada vez más envejecido –en el fatídico partido del 2-8 contra Bayern de Múnich la media de edad del once rozaba los 30 años–, la marcha de futbolistas como el delantero uruguayo, Ivan Rakitic o Arturo Vidal no generó una gran controversia en la afición. El principal problema es haber reforzado un rival directo con Suárez y no contar con un relevo de garantías en la plantilla azulgrana.

El propio Messi lo cuestionó en una entrevista reciente con Jordi Évole: “Ya tenía decidido irme antes de que despidieran a Luis. Pero me pareció una locura cómo se fue. Se fue gratis, pagándole los años de contrato, a un equipo que lucha por los mismos títulos que nosotros”.

En el Atlético de Madrid del Cholo Simeone, Suárez ha encontrado un hábitat en el que se siente cómodo. El uruguayo vive como hombre de área en Madrid. Y, en esto, Suárez sigue haciendo lo que hace años que demuestra que mejor sabe hacer: marcar goles. Hasta ahora, acumula 12 dianas (de 18 remates a portería) en 15 partidos jugados en la Liga. 

Y, en los últimos enfrentamientos, el uruguayo se ha especializado en marcar goles decisivos para sumar puntos: fue el autor del único gol contra el Getafe (1-0), marcó la diana del agónico triunfo contra el Alavés en el minuto 90 (1-2), e hizo un doblete contra el Eibar que también valió los tres puntos para su equipo (1-2). En la Champions, en cambio, todavía no se ha estrenado con su nuevo equipo. De hecho, su falta de puntería en la Liga de Campeones, especialmente fuera de casa, fue uno de los principales lastres en sus últimos años como azulgrana. 

La baja de Ansu Fati

Mientras Luis Suárez va haciendo goles que sitúan al Atlético más líder en la Liga, el Barça sigue sin tener un delantero centro de referencia. Griezmann es el cuarto futbolista que más remata de toda la competición (20), pero solo ha marcado 5 goles en 18 partidos. Suárez, entre goles y asistencias, ha participado en el 38% de las dianas de su equipo en la Liga; Griezmann, en el 23%. Braithwaite, por su parte, ha marcado apenas dos goles en 16 participaciones.

El francés es el segundo máximo goleador del Barça en la Liga, alejado de los 11 goles de Messi. Koeman, que ha reclamado sin éxito a Memphis Depay, encontró en Ansu Fati un recurso para ser el punta hasta que se lesionó de gravedad. Ahora hace tiempo que insiste en la aportación ofensiva de los medios, parcela en la que empieza a sobresalir Frenkie de Jong.

stats