Barça
Deportes 12/08/2021

La historia del fichaje de Demir, la perla europea que "solo quería ir al Barça"

La secretaría técnica tenía seis informes de la promesa austríaca, que tenía ofertas mejores que la azulgrana

3 min
Yusuf Demir celebrando su gol contra el Stuttgart en un amistoso de pretemporada

BarcelonaEl Barça sigue en shock asimilando la nueva era que supone salir a jugar sin Leo Messi, que ha sido el faro del equipo desde hace más de una década. El astro argentino es insustituible, pero el conjunto azulgrana tiene que seguir haciendo su camino tejiendo nuevos liderazgos y haciéndose fuerte a partir del juego coral después de quedarse sin su futbolista más resolutivo. La capitanía ha recaído en Sergio Busquets, mientras que los galones de la producción ofensiva se los tendrán que repartir entre Antoine Griezmann, que, de momento, comienza su tercera temporada como azulgrana, y el recién llegado Memphis Depay, a quien de momento no se puede inscribir por la norma del tope salarial. A la espera, también, del regreso de Ansu Fati y de los casos para resolver de los lesionados Philippe Coutinho y Ousmane Dembélé.

Si bien una plaga de lesiones en la delantera catapultó en su día a Carles Pérez (actualmente jugador del Roma) y Ansu Fati (con una irrupción meteórica: debutó con solo 16 años) a tener minutos con el primer equipo, ahora la cruda realidad azulgrana sin Messi abre, de paso, las puertas del primer equipo a un jugador que hasta hace muy poco era un desconocido para el gran público. Se trata de Yusuf Demir, un extremo que cumplió 18 años en junio, apenas un mes antes de que el Barça hiciera oficial su cesión procedente del Rapid de Viena. Esta joven promesa, hasta ahora desconocida, ha acumulado minutos y méritos en la pretemporada y se postula para jugar el primer partido de Liga este fin de semana contra la Real Sociedad. Con ficha del filial (por eso no habrá problemas de fair play financiero), fue uno de los protagonistas del Gamper jugando, además, en una posición de interior.

A pesar de que Demir llegó como un fichaje para el filial, desde el primer momento fue uno de los futbolistas escogidos por Ronald Koeman para preparar la temporada. Y el austríaco con unos pocos entrenamientos empezó a maravillar al neerlandés, un entrenador al que no le tiembla el pulso a la hora de dar oportunidades a los más jóvenes, pero también con tendencia a sentenciar a los futbolistas que no lo convencen. Los casos de Pedri y Riqui Puig ejemplifican las dos caras de la moneda de la manera de proceder del técnico. Hasta ahora el ex del Rapid de Viena es de los que ha entrado por los ojos a Koeman.

Está por ver cómo evolucionará Demir, pero en el Barça se felicitan por una operación que ya intentaron cerrar el verano pasado. Según ha podido saber el ARA, la secretaría técnica azulgrana contaba con hasta seis informes en su base de datos que avalaban la trayectoria de la joven perla, que el Barça sigue desde mayo de 2020. Después de mantenerse durante todo este tiempo en contacto habitual tanto con el jugador como con su representante, Emre Öztürk, Demir ha llegado este curso a Barcelona después de foguearse la temporada pasada en la primera división austríaca y jugar también la fase de grupos de la Europa League. En total, acumuló 38 participaciones con el primer equipo del Rapid, en las cuales hizo nuevo goles y repartió cuatro asistencias. También ha debutado con la selección absoluta de su país.

La voluntad del jugador, clave

A pesar de que Demir tenía varias ofertas, especialmente de equipos de la Bundesliga que habrían adquirido al futbolista mediante un traspaso este mismo verano y ofreciendo mejores condiciones que el Barça, la voluntad del jugador de vestir de azulgrana ha sido determinante. "Solo quería ir al Barça", afirman desde Sant Joan Despí. El austríaco ha llegado a Barcelona mediante una operación casi a riesgo cero para la entidad. El importe de su cesión por un curso es de 500.000 euros y, en caso de que el Barça se lo quisiera quedar en propiedad, tiene pactada una opción de compra de 10 millones. El austríaco, sin embargo, no podrá cumplir uno de sus sueños, jugar junto a Messi, que es su ídolo y al que intenta imitar con su juego. Es zurdo y muy habilidoso, como el argentino.

stats