Olimpisme
Deportes  /  Juegos Olimpicos 22/04/2022

Operación para salvar el castillo de naipes de la candidatura olímpica de unos Juegos en el Pirineo en 2030

El Gobierno aragonés acepta reunirse de nuevo, pero si no cede en su postura podría acabar con el proyecto

4 min
Acto de apoyo a la candidatura olímpica de los Juegos Olímpicos en los Pirineo

BarcelonaLa candidatura de unos Juegos Olímpicos en el Pirineo en 2030 se ha convertido en "un castillo de naipes" que puede desplomarse los próximos días. "Pero también lo podemos acabar y conseguir un gran éxito haciendo un montón de equilibrios", según explican fuentes de la comisión técnica que hace meses que trabaja en la propuesta de reparto de sedes. Mientras Barcelona acoge este viernes un acto en apoyo a la propuesta en la Llotja de Mar con la presencia de deportistas y autoridades, en Madrid celebran como un paso adelante haber conseguido el compromiso del Gobierno de Aragón para participar en un encuentro el lunes 25 de abril, la primera con representantes de todas las partes en más de cuatro semanas.

Durante los últimos meses del año 2021 y los primeros del año 2022, el gran obstáculo que encontró la candidatura fue la falta de acuerdo entre los diferentes partidos políticos catalanes. "La sensación es que no había unidad, que se priorizaban intereses de partido" se explica. Pero, una vez se consiguió una propuesta unitaria de la parte catalana, se rompió una pata diferente del acuerdo, la aragonesa. "Ahora mismo es el único obstáculo que queda. Llegar aquí ha costado mucho, pero Lambán parece inflexible", dicen en el Comité Olímpico Español en relación con la postura del presidente de Aragón, el socialista Javier Lambán, que se ha negado a firmar la propuesta para repartir las sedes que sus enviados en la comisión técnica sí que habían dado por válida.

La fecha del 25 de abril está marcada como una de las últimas oportunidades para salvar una candidatura que se ha convertido en un ejercicio de ingeniería. El Gobierno aragonés pondrá sobre la mesa cuál es su postura, después de presentar una nueva propuesta para repartir las sedes que no es vista con buenos ojos por parte del Gobierno catalán y el COE. Alejandro Blanco, presidente del COE, intentará acercar las posiciones, centrando la atención en Lambán. "Cuando todo el mundo había validado el acuerdo, Lambán ha reaccionado renegando" dice Laura Vilagrà, consellera de Presidencia. "Había un acuerdo entre todas las partes que repartía las sedes entre Catalunya y Aragón, adecuándose a las peticiones del Comité Olímpico Internacional de hacer unos Juegos aprovechando estructuras que ya existen. Dar esta imagen de poca unidad no ayuda", admite Alejandro Blanco, presidente del COE.

Después de haber conseguido que Catalunya dejara de lado pugnas internas y la tensión con el Gobierno español para defender la candidatura, Blanco se encuentra ahora con el muro de un Lambán que habría entendido que el discurso contrario a ceder ante Catalunya le da votos de cara a las próximas elecciones, donde buscará ser reelegido. Fuentes del COE admiten al ARA que, en los encuentros de la reunión técnica, la postura de los enviados del Gobierno de Lambán era muy favorable al reparto de sedes que ahora rechazan. "Nos ha sorprendido mucho", añaden. Blanco, pues, confía en poder ganar tiempo el próximo 25 de abril, sabiendo que, si Lambán llega sin querer negociar ni un palmo su nueva propuesta, la candidatura olímpica estaría acabada. De hecho, uno de los puntos que Blanco defendía ante el COI para llevar los Juegos a los Pirineos era poder demostrar que territorios con agendas políticas opuestas se habían puesto de acuerdo.

Más pruebas en Aragón

Todas las miradas, pues, se centran en un Lambán que se ha llegado a enfrentar con el Consejo Superior de Deportes (CSD) del gobierno del líder de su partido, el PSOE, afirmando que el acuerdo presentado en su momento "es un ataque a la inteligencia", puesto que no reparte las sedes al 50% con Catalunya, tal como él quiere conseguir. Fuentes del COE, sin embargo, recuerdan que el reparto pactado da a Aragón un total de 54 pruebas por 43 en Catalunya a pesar de que Catalunya tendría algunas de las más importantes, como el esquí alpino y el hockey sobre hielo. En el reparto, Aragón tendría seis deportes y Catalunya, cinco, puesto que algunos, como el bobsleigh o el salto de trampolín, se harían en el extranjero, en una sede por decidir en Sarajevo o en los Alpes, puesto que el Pirineo no tiene instalaciones para acogerlos. El reparto que todas las partes, menos Lambán, defienden llevaría al hockey sobre hielo al Palau Sant Jordi y a otros pabellones de Barcelona, mientras que las pruebes reinas del esquí alpino, como el descenso y el slalom, se harían en la Molina y en Masella. Las modalidades de snow freestyle serían en Baqueira Beret. Además, en Catalunya se estudia organizar durante las mismas fechas como deportes de exhibición las pruebas de telemark –que combina las modalidades de esquí nórdico y alpino– en Pallars Sobirà y de mushing en el Alt Urgell. En Aragón tendrían lugar las modalidades de biatlón y esquí de fondo; las pruebas de patinaje artístico y el patinaje de velocidad en pista larga y pista corta estarían en Zaragoza, y el curling en Jaca.

Si el COE consigue recuperar el diálogo entre Aragón y el resto de los miembros de la candidatura, las próximas semanas tendrían que servir para cerrar un nuevo acuerdo en el que se podría jugar con cuestiones como las ceremonias de inauguración y clausura o el nombre de la candidatura para intentar poder presentar un acuerdo al Comité Olímpico Internacional antes de la visita del presidente del COI, Thomas Bach, este mayo en Madrid. Un acto desvinculado de la candidatura, pero marcado como fecha tope para poder defender un proyecto que en caso de seguir adelante también tendría que superar el referéndum de este verano en las comarcas del Alto Pirineo. El castillo de naipes, después de sobrevivir a un montón de golpes de viento, sigue en pie, a la espera de si Lambán lo hace caer o no.

stats