Juegos Olímpicos
Deportes 24/07/2021

Richard Carapaz toca el cielo al llevarse el oro por delante de Van Aert y Pogacar

Es la tercera medalla olímpica en toda la historia de Ecuador

3 min
Richard Carapaz ha ganado el oro olímpico en ciclismo masculino

BarcelonaJefferson Pérez ya no anda solo. El marchador de Cuenca era el único deportista de Ecuador capaz de haber subido a un podio olímpico, con su oro en los 20 km marcha en 1996 y la plata conseguida en los Juegos de 2008. Una disciplina sufrida, en que hay que sufrir mucho y encontrar el equilibrio entre la paciencia y el atrevimiento. Dos calidades en que destaca Richard Carapaz, que ha conseguido dar a la República del Ecuador su tercera medalla en una preciosa cursa de ciclismo masculino en ruta en la que se ha impuesto a los mejores nombres del momento. El podio, de hecho, es difícil de mejorar: el belga Wout Van Aert se ha llevado la plata por delante del flamante ganador del Tour, el joven esloveno Tadej Pogacar.

El circuito de 234 km con salida en el Parque de Musashinomori acababa en la pista del circuito de motor Fuji, después de dar la vuelta al precioso volcán, el monte Fuji. Nuevas carreteras y escenarios para los grandes nombres del ciclismo mundial, que llegaban con las piernas cansadas después del Tour. Algunos de ellos, como el español Alejandro Valverde, no han podido con la mezcla de rampas duras y calor y han quedado descolgados mientras eslovenos, italianos y franceses marcaban un ritmo duro para atrapar a un grupo de escapados en que no había ningún favorito, pero que ha llegado a tener 10 minutos de margen.

La final de ciclismo en ruta masculina estaba destinada a ser épica. El cartel era demasiado atractivo, lleno de corredores valientes. Pogacar, que con 22 años ya lleva dos Tours de Francia, quería hacer más grande su gloria y ha ido mortificando a sus rivales, quedándose de paso solo, puesto que sus compatriotas, Roglic y Mohoric, no le han seguido. El ascenso al paso de Mikuni, a unos 50 km de la llegada, era una oportunidad golosa para los que querían evitar una llegada en el esprint. El joven belga Remco Evenepoel y el experimentado siciliano Vincenzo Nibali han llegado a soñar en estas rampas al burlar a sus adversarios, pero detrás Pogacar parecía controlarlo todo. Van Aert, en cambio, sufría. Y solo en el descenso de Mikuni se ha reincorporado al grupo del esloveno.

A falta de 40 km, de manera poética, al frente quedaban 15 corredores, todos de una nación diferente. Para evitar ayudas, para hacerlo más épico. Los más listos han sido el norteamericano McNulty y Carapaz, que, aprovechando una pequeña pausa de los favoritos, han creado un agujero. Detrás, la reacción ha sido desesperada. Y poco a poco han ido recortando segundos. Pero Carapaz ha acertado con un segundo ataque que ha dejado fuera de combate a McNulty. Y ha rodado solo hasta la gloria.

Nacido en una comunidad rural en los Andes, cerca de la frontera con Colombia, aquel chico que fue descubierto por Juan Carlos Rosero antes de irse a Colombia para poder ser profesional ha escrito la página más importante de la historia del ciclismo latinoamericano en ruta en los Juegos. Hijo de un camionero que se ganaba la vida transportando cosas entre Ecuador y Colombia, Carapaz explicó que la primera bicicleta que tuvo la rescató en la calle, donde alguien la había abandonado pues era un trozo de chatarra. Todos le dijeron que no tendría futuro con el ciclismo. Pero ahora es el Ecuador más querido. Él, que ya fue el primero latinoamericano en ganar el Giro en 2019. Con 28 años, Carapaz ya ha acabado en el podio de la Vuelta, el Tour y el Giro. Y se ha colgado un oro olímpico.

Detrás, los perseguidores se han jugado las medallas en un esprint en que Van Aert, que ya ganó tres etapas en el Tour, se ha llevado la plata al superar por bien poco un Pogacar siempre con hambre. El esloveno se ha conformado con una tercera posición que quizás le parece poco, cuando ganar una medalla olímpica no lo puede hacer casi nadie.

stats