Deportes 27/02/2021

Koeman homenajea el plan de remontadas de Luis Enrique: los apuntes en caliente del Sevilla-Barça

El entrenador innova con el dibujo para ganar el primer partido contra un gran rival en la Liga

2 min
Koeman protesta una acción durante el Sevilla-Barça.
Disponible en:

BarcelonaEl sacrificio de Griezmann. El Barça se ha impuesto por fin contra un rival de primer nivel en la Liga. El Sevilla venía de una racha brutal y no ha tenido ninguna ocasión clara ante los azulgranas, que han dominado todas las facetas. Koeman ha sorprendido con un cambio de sistema (3-5-2) para promover los lados, minimizar las contras y aguar los planes de un estratega como Lopetegui. El técnico neerlandés ha sacrificado a Griezmann, suplente por segundo partido consecutivo, y ha homenajeado a Luis Enrique, que hace cuatro años consiguió la histórica remontada contra el PSG con tres centrales. ¿Alguien duda de cómo intentará levantar el 2-0 del Sevilla en la Copa miércoles en el Camp Nou?

El Mosquito imprevisible. Diez partidos, diez, hacía que Dembélé no marcaba un gol con el Barça. En la Liga, desde noviembre. Demasiado tiempo para un futbolista que tiene que hacer méritos para renovar y hacer carrera en el Camp Nou con categoría de estrella. En todo caso, el francés ha aprovechado un caramelo en el espacio de Messi para empezar a decidir el primer asalto en cinco días (y dos competiciones) con el Sevilla gracias a una definición poco ortodoxa, a la vez que efectiva, para superar a Bono. A estas alturas ya se sabe que pedir ortodoxia al Mosquito es perder el tiempo. Con todo, su talento y desequilibrio son irrefutables.

Tobillos de pega. El Sevilla de Lopetegui exige máxima intensidad en todos los partidos. Y Pedri, a pesar de tener solo 18 años, no encoge la pierna cuando le toca ponerla. En una pugna en medio del campo en la segunda parte, el canario se ha hecho daño y ha pedido el cambio. Problemas para el Barça: el ex del Las Palmas es el centrocampista con más partidos esta temporada. Miércoles será duda hasta última hora por una afectación en el tobillo, la misma articulación que amarga a Araujo. El uruguayo ha vuelto a jugar en el Pizjuán, pero ha durado poco por molestias en el mismo tobillo que se lesionó en el campo del Betis. Que se cure.

Los árbitros son subjetivos. Medio Sevilla y Lopetegui han enloquecido, con 0-1 en el marcador, cuando Messi ha impedido un progreso de Koundé en medio del campo. Como el argentino ya tenía una amarilla, han protestado para que Hernández Hernández castigara la infracción con una segunda amonestación y la consiguiente expulsión. Seamos francos: si el colegiado canario hubiera interpretado el reglamento de cabo a rabo, habría privado al Barça de su mejor hombre durante toda la segunda parte. Messi lleva toda una carrera facilitando el trabajo de los árbitros. Por eso después le perdonan resbalones puntuales como éste.

stats