Deportes 02/09/2021

El mercado de fichajes de la tranquilidad ha acabado siendo una locura

Los movimientos veraniegos han llevado a Messi a París y a Ronaldo a Manchester, mientras que Mbappé sigue a 1.257 kilómetros del Bernabéu

Joan Carol
4 min
Messi durante su primer partido con el PSG

BarcelonaBasta con ver un partido de la Liga para comprobar que las consecuencias del covid siguen afectando al fútbol. En el último partido en el Camp Nou, entre el Barça y el Getafe, solo 26.543 espectadores pudieron entrar en el estadio, poco más del 25% del aforo del templo azulgrana. Se esperaban pocos movimientos en este mercado de fichajes, con clubes buscando agentes libres y reduciendo los sueldos de sus jugadores. Pero, en muchos casos, ha acabado siendo al contrario. En la Premier los billetes vuelan, los dos mejores jugadores de los últimos años han cambiado de club y Mbappé, finalmente, seguirá jugando en París. El mercado de fichajes de la pandemia tenía que ser sin grandes movimientos, el contrario de lo que ha pasado. Al final ha servido para constatar la buena salud de la Premier League inglesa y los problemas de la Liga española. Los clubes de la Premier se han gastado 1.340 millones en jugadores, mientras que la Liga se ha quedado en 293 millones. El Barça, arruinado, no ha gastado ni un euro en traspasos. El Madrid, tan solo 30. Solo el Atlético de Madrid, con más de 70 millones entre De Paul, Cunha y un Griezmann que ha vuelto cedido, y el Vila-real han animado el mercado. Los clubes de la Serie A italiana se han gastado 552 millones, los de la Bundesliga alemana 416 y los franceses 384.

Con la salida de Messi, el Barça y la Liga pierden a su gran estrella. El astro ha abandonado Barcelona para convertirse en el rey de Francia. Todavía parece extraño ver a Messi fuera de Barcelona, pero es cierto que en París se siente como casa. Se ha reencontrado con Neymar y tiene una gran cantidad de compatriotas en la plantilla. Mientras que el argentino ha salido a descubrir nuevos territorios, Cristiano Ronaldo quiere recuperar su primer reino, Inglaterra. En el United se convirtió en la gran leyenda que es. Messi llega a París para culminar un equipo de sueño, con el objetivo de la Champions, mientras que la incorporación de Ronaldo ratifica al United como uno de los máximos candidatos a la Premier. Las dos estrellas que han marcado los últimos años tienen el mismo objetivo en sus últimas temporadas: colgar las botas con la satisfacción de haberlo hecho todo.

Ronaldo ha sido la guinda del pastel para el Manchester United, al que este verano también han llegado Jadon Sancho y Raphaël Varane. El mejor equipo de los Red Devils de la última década, sin embargo, tendrá una competencia feroz. Los equipos de la Premier son los que más han gastado en verano y han convertido su liga en un campo de cultivo de nuevas estrellas. El actual campeón, el Manchester City, ha incorporado a Jack Grealish, perla del fútbol inglés, mientras que los campeones de Europa, necesitados de gol, han firmado el retorno de Lukaku. La temporada pasada el Chelsea fue el que menos goles marcó de los siete primeros clasificados. Lukaku anotó 24 en la Serie A, suficiente para destronar a la Juve de Ronaldo. Belga y portugués eran hasta ahora las grandes estrellas de una liga italiana que ha perdido a sus cabezas de cartel.

Cosas de la vida, el club que ha gastado más ahora mismo es colista, con ningún punto. Un Arsenal que ha invertido 165,60 millones, por delante del Manchester United (140), el Manchester City (127,5) y el Chelsea (120). De los diez clubes que han invertido más, seis son ingleses. El RB Leipzig alemán, con el apoyo de la marca Red Bull detrás, es el quinto que ha gastado más, 107,62 millones. Y el Roma, para dar recursos a José Mourinho, se ha dejado 97,75.

Pero el verano en el que Italia ha levantado la Eurocopa, las grandes estrellas han abandonado la competición estatal y han dejado vía libre a los talentos locales para ser los nuevos abanderados del calcio. A la salida de cracs la han seguido otras piezas clave como Hakimi, Rodrigo de Paul y Cristian Romero. En el sentido contrario, han llegado jóvenes promesas como Tammy Abraham al Roma y Moise Kean al Juventus, uno de los rematadors italianos con más proyección. Mientras en la Serie A hay un relevo generacional, en la Bundesliga el Bayern sigue dominando el mercado con mano de hierro. La última temporada, el Leipzig fue el segundo clasificado. A pesar del buen papel, esta carrera la empieza bastante debilitado debido a la marcha de su técnico y de su capitán: los dos han decidido cambiar la ciudad de Sajonia por Múnich. Julian Nagelsmann dirige ahora el Bayern y se ha llevado a Dayot Upamecano, un imponente central francés de tan solo 22 años, y al líder del Leipzig, Marcel Sabitzer.

Con una demostración de poder parecida a la del Bayern, el PSG se ha distanciado todavía más de los rivales. A la sorpresiva incorporación de Messi hay que sumar la llegada de Hakimi, Donnarumma, Wijnaldum y Ramos, además de la retención de Mbappé. Para más inri, sus rivales se han visto claramente perjudicados por el adiós de Memphis Depay y Eduardo Camavinga de tierras francesas. El que tenía que ser el mercado de la tranquilidad ha acabado siendo el que lo ha cambiado todo. Movimientos de última hora, dos fichajes de más de 100 millones de euros y movimientos sorpresivos como el de Messi a París. Y el serial del verano ha acabado con Mbappé a 1.257 kilómetros del Bernabéu.

stats