Barça
Deportes 12/07/2021

Messi, campeón por fin con Argentina, ya puede renovar tranquilo

El Barça espera un gesto del 10 en relación a su continuidad, que aún depende del límite salarial

2 min
Leo Messi, acompañado de sus compañeros de la selección argentina, levantando la Copa América domingo de madrugada en Río de Janeiro.

BarcelonaLionel Messi ha hecho realidad uno de los pocos sueños que le quedaban por cumplir: ganar un título con su selección. 28 años después del último campeonato, la albiceleste ganó la Copa América en un triunfo que será recordado durante años en Argentina. Si poder levantar una copa siempre da placer, hacerlo derrotando a tu eterno rival en su casa es aún mejor. En un partido sucio, con muchas faltas, Argentina anuló el juego ofensivo de Brasil para bajarle los humos en su casa, en el estadio de Maracanã (0-1). Un gol de Ángel Di María en la primera parte bastó para que los discípulos de Lionel Scaloni ofrecieran en bandeja a Messi, su capitán, esta copa que tantas noches había soñado levantar.

Messi pudo ganar, por fin, una final. Tenía que ser así. El año de la muerte de Maradona, el año en el que todo se decidía en Maracanã. El año en el que Messi, cosas de la vida, no tiene contrato mientras Joan Laporta hace lo imposible para hacer sostenible su continuidad en el Barça. "Me he quitado una espina. No he jugado lesionado, pero tenía algunas molestias en el muslo. Han sido muchos partidos seguidos en pocos días", explicó el delantero de Rosario, que ahora iniciará las vacaciones en familia mientras su padre y sus asesores siguen trabajando para que siga jugando en el Camp Nou. Aunque el club siga tratándolo como un futbolista de su propiedad en todas sus comunicaciones, la realidad es que el 10 no tiene ninguna obligación contractual como azulgrana desde el 1 de julio.

El Barça habría preferido que Messi no llegase al punto de convertirse en agente libre, pero sobre todo dos circunstancias han propiciado que la renovación no haya cristalizado. Aunque la predisposición entre las partes es buena desde hace meses, el dificilísimo contexto económico que atraviesa el club ha imposibilitado la escenificación de la ampliación. La Liga, con el omnipresente Javier Tebas como portavoz, repite que no habrá exenciones para sortear el límite salarial y que la única vía para poder inscribir el nuevo contrato de Messi implica vaciar el vestuario de activos que cobran demasiado por lo que rinden. Por otra parte, la fiscalidad del acuerdo ha generado varios quebraderos de cabeza, ya que se prevén pagos importantes de la entidad cuando el argentino, que ya fue condenado por fraude hace unos años y que si reincide podría ir a la cárcel, ya no sea futbolista del primer equipo y esté agotando su carrera en un fútbol menos exigente.

Un gesto desde las vacaciones

Entre estos dos factores y el curso de la Copa América, Messi no ha enviado ningún mensaje público que confirme que seguirá en el Barça. Ahora, con la competición sentenciada a favor de sus intereses, si el 10 tiene cualquier gesto en este sentido, tranquilizará a las voces más sufridoras de la planta noble del Camp Nou, donde se asegura que la renovación es un asunto que conduce personalmente Laporta con el asesoramiento de pocas personas de su confianza. Optimista por naturaleza, el presidente insiste en que las negociaciones van por buen camino. Sin embargo, han pasado los días, se ha agotado el contrato vigente, la nefasta herencia recibida hace estragos e incluso Koeman admite su preocupación.

stats