BARÇA
Deportes 19/01/2021

¿Quién es el trompetista barbudo que sacó de quicio a Messi?

Pol Baterno
2 min
Asier Villalibre tocant la trompeta

BarcelonaDespués de la decepcionante derrota del Barça en la Supercopa de España, en la cúpula azulgrana nace una nueva inquietud: la sanción que le puede caer a Leo Messi después de ver la primera roja de su carrera. Según las conclusiones que saquen los órganos disciplinarios de la RFEF, el castigo del argentino oscilará entre los dos y los cuatro partidos.

Gil Manzano pasará a la historia como el primer árbitro que echa a Messi de un partido. Y Asier Villalibre, como el responsable de haber sacado de quicio al 10 culé con la pelota en juego. Conocido como el Búfalo de Gernika, el delantero del Athletic Club es un personaje singular. De formas poco refinadas sobre el verde, fuera de los terrenos de juego se expresa cantando y tocando la trompeta. Sí, el mismo instrumento de viento de metal que sacó para amenizar la celebración del equipo de Marcelino. Una fiesta que él hizo posible primero marcando un gol que llevó el partido a la prórroga, después provocando la expulsión del principal peligro del Barça y, para acabar, animando a sus compañeros a falta de público en las gradas. Este joven barbudo de 23 años nunca olvidará la noche del domingo en La Cartuja.

Villalibre, en la actualidad suplente de Iñaki Williams y Raúl García, llegó a Lezama, la cantera del Athletic, en edad cadete. Fue su primer técnico en el fútbol base de la entidad vasca quien le puso el apodo. "De pequeño les sacaba una cabeza a mis compañeros. El entrenador decía que los embestía como si nada, me empezó a llamar Búfalo y así me quedó”, explicaba el futbolista en una entrevista hecha durante el confinamiento. A pesar de su formación en Lezama, no le ha sido fácil establecerse en San Mamés. Gaizka Garitano, extécnico de los bilbaínos, decidió quedárselo en la plantilla después de tres cesiones a Numancia, Valladolid y Lorca. Acumula ocho goles en 41 apariciones con el primer equipo.

Fito Cabrales y Aritz Aduriz

Pero Villalibre, como buen jugador de equipo, no toca solo. Lo acompaña un grupo llamado Orsai, formado por cinco integrantes del vestuario del Athletic que también desconectan con la música: Lekue, Vesga, De Marcos, Balenziaga y Dani García. "Incluso tenemos un profesor que nos enseña técnica una vez por semana. Es una afición muy bonita. Votamos las canciones que más nos gustan y después las tocamos", dice el delantero, que admite que el conjunto más versionado en los ensayos es Fito y Fitipaldis.

Si Fito Cabrales es una de las referencias de Villalibre cuando se acerca a un micrófono, en el césped también tiene claras sus preferencias. Para comprobarlo solo hay que ver el dorsal que lleva en su primera temporada en el primer equipo del Athletic. El de Gernika no tuvo dudas ni miedo de la presión cuando decidió heredar el 20 de Aritz Aduriz, uno de los mejores delanteros que han pasado por San Mamés. Villalibre tiene mucho por hacer todavía si quiere acercarse al legado del exariete guipuzcoano. Ahora, después de la gloria, le toca coger aire y no fallar ninguna nota.

stats