Economía 08/04/2022

Abertis pagará 875 M€ a ACS y Atlantia a pesar de la caída del tráfico de las autopistas

La mitad del dividendo se pagará en noviembre si el 'rating' se mantiene estable

3 min
Abertis pagará 875 M€ a ACS y Atlantia todo y la caída del tránsito de las autopistas

BarcelonaNi el derrumbamiento generalizado del tráfico de coches ni la incertidumbre provocada por el coronavirus han impedido que la junta de accionistas de Abertis haya aprobado un dividendo de 875 millones de euros, el tercer dividendo más alto de su historia. La compañía concesionaria mantiene, por lo tanto, sus planes de retribuir generosamente a sus accionistas, que ahora básicamente son dos: el grupo ACS de Florentino Pérez y la italiana Atlantia. Poco más de un 1% del capital sigue en manos de pequeños accionistas.

Como ha hecho históricamente la compañía, el pago del dividendo se partirá en dos partes, una en abril y una en noviembre. La primera mitad de los 875 millones se abonará la próxima semana, mientras que la segunda se entregará en noviembre.

Antes de pagar esta segunda mitad, el consejo de administración se asegurará de que el dividendo no penaliza la nota que las agencias de rating dan a Abertis, puesto que esto lo obligaría a pagar intereses más altos por su deuda, según ha explicado la empresa en un comunicado. En el mismo texto, la compañía ha “agradecido el apoyo” de sus accionistas por la “flexibilidad” que han mostrado a la hora de partir el dividendo en dos mitades.

¿Quién pagará el descenso del tráfico?

El confinamiento generalizado provocado por el covid-19 ha hecho caer en picado la afluencia de coches en las autopistas de Francia y España, los dos países que más negocio aportan hoy en día a Abertis.

La bajada fue especialmente sangrienta durante los días en los que solo se permitía el desplazamiento de los trabajadores de sectores esenciales: durante la Semana Santa, por ejemplo, el número de vehículos que pasaron por las autopistas españolas de Abertis cayó un 84%. En el caso de Francia (donde Abertis controla Sanef, la principal concesionaria del país), la caída fue casi idéntica, del 82%.

No está nada claro quién tendrá que pagar la factura de este descenso de tráfico. La última vez que el tráfico de las autopistas españolas bajó con fuerza, durante la última crisis, Abertis reclamó al Estado una compensación de 3.000 millones de euros porque no se habían logrado los niveles de afluencia de vehículos previstos en el contrato de concesión de la AP-7. El asunto acabó en el Tribunal Supremo, que tomó una decisión sorpresiva: hasta 2021, que es cuando expira la última concesión de la AP-7, no dirá quién tenía razón.

Como el Supremo no se pronunció, ahora tampoco sabemos si Abertis tendrá derecho a reclamar al Estado una indemnización por el descenso de tráfico que se está registrando estas semanas.

La opa elevó la deuda

Abertis es, de entre las grandes compañías catalanas, la que tiene una deuda más elevada en comparación con su ebitda (beneficio antes de impuestos y otros conceptos), tal como revelaba un artículo publicado sábado en el ARA. En concreto, mientras que la mayor parte de las grandes empresas no están ahogadas por este motivo, Abertis tiene actualmente una deuda que supera más de seis veces su ebitda.

Uno de los motivos que explica estos registros es que sus actuales propietarios (ACS y Atlantia) le endosaron buena parte de la deuda que asumieron para poder pagar el coste que tuvo comprar la compañía.

Para poder quedarse la concesionaria, ACS y Atlantia firmaron un crédito con la banca de 9.824 millones. La mayor parte de este dinero (6.500 millones) se devolverá a los bancos con una factura que pagará la propia Abertis: por un lado, 3.500 millones se conseguirán a través de emisiones de deuda de la concesionaria, mientras que, por el otro, otros 3.000 se han cargado directamente a la compañía catalana en forma de deuda a largo plazo.

El resto del crédito se pagó con la venta de empresas participadas, como Cellnex o Hispasat.

stats