Aerolíneas
Economía 22/10/2021

Las aerolíneas ven la luz al final del túnel

Los vuelos programados para el invierno superan en número los de 2019

4 min
Passatgers al aeropuerto Charles de Gaulle de París.

BarcelonaLas compañías aéreas esperan que en 2022 se consolide la recuperación del tránsito aéreo y que en 2023 ya se superen los niveles de antes de la pandemia. La Asociación de Líneas Aéreas (ALA), la patronal de la industria en España, ha presentado este viernes las cifras del sector de los primeros nueve meses de 2021 y las predicciones para el invierno. Los datos muestran una mejora notable respecto al año pasado, a pesar de que en algunos aspectos todavía quedan lejos de la situación prepandemia.

Sin embargo, la tendencia al alza es el que más optimismo genera en el sector, a pesar de las dificultades que todavía arrastra. El número de vuelos programados para la temporada de invierno en España será superior a los 672.000, muy por encima de los 229.000 de hace un año e, incluso, por encima de los 659.000 de la temporada invernal de 2019. "Son muy buenas noticias", ha declarado el presidente de ALA, Javier Gándara, en una rueda de prensa.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que hace dos años una parte destacable de los vuelos a España –sobre todo a las Canarias, una comunidad autónoma muy dependiente del turismo del norte de Europa y que, por razones climáticas, tiene su temporada alta durante los meses de invierno– se vio afectada por la quiebra del gigante turístico británico Thomas Cook, que redujo el número de vuelos procedentes del Reino Unido y de otros destinos europeos. Esto comportó que 2019 fuera un año con un número de movimientos inferior a 2018, en que se superaron los 709.000 vuelos programados, una cifra superior a la de este año.

Gándara ha asegurado que, en cuanto a las Canarias y las Baleares, la actividad de las aerolíneas prevista para el invierno ya es un 10% superior a la del final de 2019, a pesar que en el resto del Estado todavía queda muy por debajo. Aun así, el presidente de la patronal ha recordado la gran "incertidumbre" que afecta el turismo, porque a raíz de la pandemia los clientes han pasado de comprar billetes "con meses de antelación" en algunos casos a comprarlos pocas semanas antes de volar, por lo que el contexto de pandemia puede hacer que los pronósticos no se cumplan.

La temporada de verano que se ha acabado recientemente también hace ser optimista un sector que todavía cuenta con 4.500 de los 17.000 trabajadores afectados por ERTEs. Concretamente, entre los meses de enero y septiembre de este año se han operado un número equivalente al 51% de los vuelos del mismo periodo de 2019, pero en verano el porcentaje aumentó hasta el 58%. En cuanto a los pasajeros, los tres primeros trimestres de 2021 se vendieron el 36% de los billetes vendidos durante los mismos nueve meses del último año antes del estallido de la pandemia, pero también el verano mostró mejores cifras, del 42%.

Esto responde al hecho que, según Gándara, las líneas aéreas tenían "dos opciones" cuando la demanda se hundió por el coronavirus. Una era reabrir únicamente las rutas "densas" –las que acumulan más pasajeros– y la otra, por la que finalmente optó la mayoría del sector, consistía en "recuperar todas las rutas posibles, aunque fuera con menos frecuencias" de vuelos.

Por lo tanto, el sector todavía queda lejos de la actividad que tenía antes de la llegada del covid-19, pero Gándara habla abiertamente de este verano como "el comienzo de la recuperación". En este sentido, las aerolíneas esperaban que el verano de 2020 sería el que abriría la puerta a un retorno progresivo a la normalidad tras una primavera de fuertes restricciones, pero "el camino se vio truncado en agosto" por los incrementos de contagios, que obligaron a gobiernos a aplicar nuevas restricciones de movimientos en toda Europa.

El turismo interno hace de motor

Si 2021 está dejando mejores datos que 2020 es principalmente por la recuperación del turismo interno en España. El mes de agosto "el tránsito doméstico fue del 97%" en comparación con hace dos años, ha explicado Gándara, gracias a los viajeros de turismo y a las visitas a familiares y amigos durante las vacaciones. En cambio, en septiembre el dato disminuyó hasta el 82% porque es un mes en que los vuelos de negocios pesan más que los desplazamientos por ocio. La recuperación de las ventas por viajes de negocios está "costando más" de retomar, según el presidente de ALA.

Así mismo, los vuelos procedentes o con destino en el extranjero también están todavía muy por debajo de los niveles prepandemia. La recuperación del tránsito de pasajeros ha llegado al 53% de los de 2019 en el caso de viajes dentro de Europa y solo del 40% en vuelos intercontinentales. Ahora bien, Gándara es optimista porque este noviembre Estados Unidos "abre las fronteras" a viajeros que entren por motivos no esenciales y el gobierno británico tiene previsto aligerar próximamente los requisitos de entrada desde el extranjero con la sustitución de la PCR obligatoria en los primeros tres días de estancia en el país por un test de detección del covid-19 parecido a los test de antígenos, más barato.

En este sentido, ALA pide "el reconocimiento mutuo" y la integración dentro de los sistemas de fronteras de la UE de los certificados de vacunación norteamericano y británico, al mismo nivel del certificado emitido por la UE, que ha calificado de "gran éxito" para facilitar la movilidad. Así mismo, Gándara ha pedido "una armonización de los requisitos para viajar" entre la UE y otros países.

Soporte a la ampliación de El Prat

Gándara también se ha mostrado favorable a la ampliación del aeropuerto de El Prat propuesta y posteriormente cancelada por Aena. "Antes de la pandemia El Prat ya estaba saturado en algunas horas del día", ha dicho. El máximo responsable de ALA ha pedido "recuperar" los planes previstos para el aeropuerto barcelonés acordados en el pasado "por todos los interlocutores".

stats