Fiscalidad
Economía 14/07/2022

La banca califica de "improvisación jurídica" el nuevo impuesto de Sánchez

Las grandes financieras perdieron 5.000 millones de valor en la bolsa durante la sesión del martes

2 min
El sector bancario español sufre los efectos de los bajos tipos de interés.

BarcelonaLa noticia del impuesto a la banca que el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, anunció este martes, cayó como un cubo de agua fría en el sector. Solo durante la jornada del martes, los principales bancos del IBEX 35 perdieron hasta 5.000 millones de euros de valor bursátil. Una sangría que se ha estabilizado, en gran parte, durante la sesión de este miércoles, lejos todavía de recuperar las caídas de la jornada anterior. Así, solo el Banco Santander (-0,81%) y Bankinter (-0,04%) cerraban este miércoles en negativo.

Las reacciones del sector no se han hecho esperar. Por un lado, la Asociación Española de Banca (AEB) –la patronal del sector– considera que el anuncio del impuesto refleja "la improvisación jurídica en la que opera el sector bancario" y considera que "distorsiona el mercado". A la vez, aseguran que el sector "no ha sido consultado ni informado" sobre esta decisión. En la misma línea se ha quejado la patronal de cajas (CECA), que considera que "es una medida que no contribuye a armonizar los regímenes fiscales dentro de la Unión Bancaria". 

La agencia de calificación Scope Ratings concluye que es "demasiado pronto para cuantificar el impacto" de la tasa sobre los bancos, pero no espera que las entidades cambien "radicalmente sus previsiones". Desde la escuela de negocios de Esade avisan de que este impuesto podría "penalizar el crédito", de forma que acabaría trasladándose a las familias y, de paso, "al crecimiento económico de España". En palabras del director del Centro de Políticas Económicas de Esade, Toni Roldán, las medidas anunciadas por el ejecutivo español son "cortoplacistas y cosméticas".

Sánchez relativiza las caídas

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha relativizado este miércoles la fuerte caída del IBEX 35 en el momento en el que anunció los nuevos impuestos extraordinarios a la banca y a las grandes empresas energéticas. Durante el debate de política general en el Congreso este miércoles, ha afirmado que él "no se preocuparía demasiado" por las caídas de cotización –corregidas a lo largo de la tarde– porque "la capitalización de las grandes empresas energéticas y financieras a lo largo del último año ha sido extraordinaria".

Según las explicaciones de Sánchez, el impuesto a las grandes financieras será efectivo a partir de 2023 y será "extraordinario y temporal" (durará dos años). Con este nuevo tributo, el Gobierno español estima recaudar 1.500 millones de euros al año, es decir, 3.000 millones hasta 2024.

stats