Empresa
Economía 05/07/2022

¿Cómo se beneficiarán los empresarios de la nueva ley antiburocracia?

Un solo formulario, menos autorizaciones y más ventanilla única, claves de la normativa de facilitación económica

3 min
Carpetes con documentos

BarcelonaEl Govern ha aprobado este martes el reglamento de la ley 18/2020 de facilitación de la actividad económica, el último paso que quedaba para que esta norma se implementara. Ahora los usuarios ya se podrán beneficiar de una ley que promete reducir sustancialmente la burocracia y hacer la vida más fácil al empresario.

La Generalitat asegura que a partir de este martes los trámites serán, sobre todo, más ágiles, no habrá que llenar tantos papeles y no siempre se tendrá que pedir permiso, sino que muchas gestiones que requieren autorización se cambiarán por una simple comunicación. “Tú comunica la actividad y después ya haremos los controles”, explica Cristina Pruñonosa, responsable de la Oficina de Gestión Empresarial (OGE).

1.
Solo un formulario
La burocràcia frena l'economia

Gran parte de la transformación que tienen que experimentar las administraciones pasa por implementar el principio only once, que en inglés significa solo una vez, para pasar a gestionar datos en lugar de varios formularios y evitar así la necesidad de pedir los mismos datos varios veces, lo cual hace los procesos mucho más lentos. Para hacerlo, se regula la estandarización de los datos en concordancia con la evolución del modelo catalán de administración digital, la figura del identificador único del establecimiento y la tramitación unificada como mecanismos de simplificación. Esto hace posible que la empresa dé los datos una única vez sin perjuicio de que las administraciones públicas puedan disponer de los que necesiten en cada momento.

2.
Los proyectos estratégicos
Tot el que està en joc a Celsa, el gegant desconegut de la indústria catalana

El decreto prevé la figura de los proyectos estratégicos, que podrán beneficiarse de una agilización de trámites sin precedentes para acelerar su implantación. Estos proyectos tendrán que ser industriales o productivos y con capacidad tractora para el país. Este tipo de iniciativas podrán reducir a un máximo de nueve meses el plazo para su implantación, con un ahorro de hasta 390.000 euros.

Para beneficiarse de esta rapidez, pero, el Govern fija en este decreto que los proyectos tendrán que cumplir las siguientes condiciones: suponer una inversión mínima en activos productivos de 20 millones –10 millones en el caso de las Terres de l'Ebre, las comarcas de Lleida, el Alt Pirineu i Aran y la veguería del Penedès–; crear un mínimo de 75 puestos de trabajo directos que se mantendrán por un periodo mínimo de 3 años; que las empresas resultantes generen un volumen de compras y servicios a proveedores con sede productiva en Catalunya que supere el 40% y que incorporen actuaciones con energías renovables o la circularidad de la economía y la sostenibilidad.

3.
Potenciar la ventanilla única
Finestreta Única Empresarial Rubí

La nueva ley de facilitación de la actividad económica ha dado el paso definitivo para consolidar la ventanilla única empresarial: el Ayuntamiento de Barcelona se ha adherido, el último municipio que faltaba. El acuerdo se firmó a principios de año y ahora, en palabras de Pruñonosa, la ventanilla ya está "consolidada". Con la nueva ley se introducirán más trámites disponibles de forma progresiva y también se ha creado un servicio unificado de información para las empresas. Así, en un solo espacio se podrán encontrar todas las ayudas, las subvenciones y los préstamos a los que pueden acceder los empresarios.

4.
Comunicaciones y no autorizaciones
Una burocràcia independent i eficaç

Se ha creado la figura de los "proyectos estratégicos" precisamente para facilitar los trámites a aquellos sectores que afectan la seguridad de las personas, el medio ambiente o la salud. Para estas empresas las autorizaciones todavía son un oso duro de roer y para la administración, al tratarse de ámbitos delicados, son difíciles de eliminar. Para los demás sectores, sin embargo, la Generalitat quiere "minimizar el control administrativo" con esta nueva ley. A partir de ahora, como regla general, el Govern hará un control posterior de los varios trámites y no habrá que pedir autorizaciones. Así, el régimen pasará a ser de comunicación. Por ejemplo, en caso de apertura de un establecimiento solo habrá que comunicarlo y con el negocio ya en marcha la administración hará los controles pertinentes. Para el Govern, las autorizaciones son los trámites que requieren más tiempo y crean más atascos. Con esta nueva política, lo quieren mejorar.

5.
¿Quién se beneficiará de los cambios?
Burocràcia

Según datos del Govern, el nuevo marco normativo beneficiará a 564.000 empresas y 362.000 autónomos del país, puesto que instaura la aplicación total del contacto telemático con las administraciones, la aportación una sola vez de los datos necesarios para completar los trámites y la priorización siempre que se pueda de la comunicación por encima de la licencia. Toda esta simplificación administrativa generará un ahorro de 44,4 millones de euros.

stats