Atur
Economía 02/12/2021

Noviembre récord en ocupación y bajada del paro

La desocupación cae en 8.138 personas en Catalunya y la afiliación a la Seguridad Social en noviembre supera por primera vez los 3,5 millones de personas

4 min
Atur

BarcelonaYa son nueve los meses en que de manera consecutiva caen las cifras del paro tanto en Catalunya como España. La recuperación del covid y el inicio de la campaña de Navidad y el Black Friday, entre otros factores, han hecho que la bajada del número de parados en Catalunya en noviembre sea de récord, de 8.138 personas, como también la subida del número de afiliados a la Seguridad Social, que ya supera por primera vez un noviembre los 3,5 millones de personas, según datos publicados este jueves por el ministerio de Trabajo.

Son cifras especialmente positivas si se tiene en cuenta que noviembre es un mes en el que tradicionalmente crece la cifra de parados (solo ha bajado en 2010, 2014 y 2015) y que en Catalunya hay 369.822 personas sin trabajo, el número más bajo este mes desde 2007, justo antes de que estallara la crisis bancaria. "Normalmente en noviembre repunta el paro porque hay el compás de espera entre octubre, cuando se acaban los últimos contratos de la temporada turística, y diciembre, cuando empiezan los de la campaña de Navidad", explica el catedrático en derecho laboral de la UB Jordi García.

Si se comparan los datos con un año atrás, el paro ha bajado un 23,7%, es decir, hay casi 115.000 personas menos registradas en las listas del Servicio Estatal de Ocupación (SEPE). Catalunya es la segunda comunidad en términos relativos donde más ha caído, solo por detrás de las Baleares. Por lo tanto, parece que de momento el mercado laboral está esquivando el impacto de la crisis de suministros, el aumento de la inflación y las nuevas variantes del covid.

En España el descenso de parados ha sido de 74.381 personas, el más importante un mes de noviembre desde que hay la serie histórica, y ahora hay apuntadas a la lista del SEPE 3,18 millones de personas. En este caso la cifra más baja este mes desde 2008 y más de 63.000 personas menos que las registradas justo antes de que empezara la pandemia, en febrero de 2020.

Catalunya se sitúa como la cuarta comunidad con datos absolutos donde más cayó el número de parados el mes pasado. Por delante tiene, por este orden, Valencia, Madrid y Andalucía. Las únicas comunidades donde subió la desocupación son las Baleares y Asturias.

Por demarcaciones, ha bajado la desocupación en todas excepto en Tarragona, donde ha habido una subida mínima, de doce personas. El sector que ha liderado el descenso en cifras absolutas ha sido, tal como ha pasado los últimos meses, el de los servicios, que a la vez es uno de los motores económicos de Catalunya, seguido a mucha distancia de la industria. Por sexos la desocupación ha disminuido más entre los hombres que entre las mujeres, y por edad destaca la reducción de casi un 9% del paro juvenil (más jóvenes de 25 años), en el que es uno de los males endémicos del mercado laboral tanto catalán como español.

También se ha mejorado en la otra asignatura pendiente: la temporalidad. En noviembre se registraron 282.472 contratos, de los cuales casi un 17% fueron indefinidos. A pesar de que la cifra sigue siendo baja respecto a los contratos temporales, es superior a la de los meses anteriores, cuando acostumbraba a rondar el 10%. "La única explicación es que este aumento venga de la ocupación pública", apunta García.

14.765 afiliados más a la Seguridad Social

El número de afiliados a la Seguridad Social también corrobora la recuperación del mercado laboral. Catalunya ha generado 14.765 puestos de trabajo en noviembre , y el número de ocupados ha subido en 135.509 personas en doce meses. Así, el mes pasado se superó el umbral de los 3,5 millones de afiliados. En el conjunto del Estado se ensartaron hasta los 19,7 millones de trabajadores (109.451 más que en octubre), lo que supone el nivel de afiliación más alto registrado a la serie y supera en 291.799 la cifra de ocupados de febrero de 2020, antes del estallido del covid.

Ahora bien, en fecha de 1 de diciembre todavía había más de 125.000 personas en expedientes de regulación temporal de ocupación. "Si los afectados de ERTE se contaran como parados, la cifra de desocupación en España sería un poco peor de la que había en 2019", deja claro García.

Las reacciones

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha calificado los datos de "increíbles después de la crisis económica más grande que ha vivido nunca el país". En un tono similar se ha pronunciado el secretario general de Trabajo de la Generalitat, Enric Vinaixa, que ha tildado los datos de "muy positivas, muy optimistas y con algunos récords de la serie histórica del departamento". Aún así, Vinaixa ha avanzado que el ejecutivo está estudiando la posibilidad de ofrecer una tercera línea de ayudas a trabajadores en ERTE con bajos ingresos, tal como piden los sindicatos. La UGT y CCOO también han valorado positivamente la evolución positiva del mercado laboral, a pesar de que alertan que "la precariedad aumenta" en paralelo a la recuperación. En cuanto a las patronales, Foment del Treball ha celebrado el descenso del paro y ha reiterado la necesidad que "no se adopten medidas normativas que pongan en riesgo" la recuperación y el crecimiento económico.

stats