Laboral
Economía 29/04/2022

Catalunya es la tercera comunidad con el paro más bajo

El número de parados se reduce a 1.200 personas en el primer trimestre del año, pero la tasa sube ligeramente hasta el 10,23%

3 min
Aturats esperando su turno en una oficina del Servicio  de Ocupación de Cataluña (SOY).

BarcelonaEl ataque ruso en Ucrania, los problemas de abastecimiento de algunos productos, la inflación y el inicio de año, que no es una época favorable para crear puestos de trabajo, puesto que está a caballo entre la campaña de Navidad y el pistoletazo de salida de la temporada turística con el inicio de la Semana Santa, han ayudado a que los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de este 2022 sean mucho más planos que la evolución del último año en Catalunya y en el conjunto del Estado.

El número de los parados en el Principado, según la EPA publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), cayó en 1.200 personas de enero a marzo respecto al último trimestre de 2021. Aun así, la tasa de paro subió ligeramente (del 10,16% al 10,23%) y se resiste a bajar de la barrera psicológica del 10%. Sin embargo, a pesar del pequeño repunte se trata de la segunda tasa más baja desde 2008 y se mantiene más de tres puntos por debajo de la media española, que también aumentó durante los tres primeros meses de este año y pasó del 13,33 al 13,65%.

Tasa de paro por comunidades
Datos de la EPA del primer trimestre de 2022 en porcentaje

Con esta tasa Catalunya es la tercera comunidad con el paro más bajo de España, solo superada por el País Vasco (8,69%) y Aragón (10,14%). De hecho, las zonas con más desocupación se concentran en la mitad sur del Estado: las Canarias (20,30%), Andalucía (19,43%) y Extremadura (18,98%) encabezan el ranking, respectivamente. La Comunidad de Madrid tiene una tasa del 11,85%.

"El comportamiento de este primer trimestre es el habitual de los de antes de la pandemia", explica el catedrático en derecho laboral de la Universitat de Barcelona Jordi Garcia. La gran incógnita –añade– es si estos datos muestran el inicio de un retardo del mercado laboral o son un hecho puntual y la contratación se disparará en verano.

Sin embargo, si se comparan los datos con los de hace un año, la mejora del mercado laboral es más que evidente después de la sacudida que supuso la crisis provocada por la pandemia. Concretamente, Catalunya cerró el primer trimestre de 2022 con 394.200 parados, 105.500 menos que en el mismo periodo del año anterior. En cuanto a los datos de ocupación, tiene más de 3,45 millones de personas ocupadas el último día de marzo, 40.900 menos que en el último trimestre, pero 83.400 más que hace un año. "En el segundo trimestre esto tendría que cambiar y se tendría que ver un crecimiento de la ocupación si las previsiones para este verano se cumplen", apunta Garcia.

Una radiografía similar se produce en el conjunto de España, que registró el 31 de marzo 3.174.700 parados. Son 70.900 más que en diciembre de 2021, pero 479.200 menos que hace un año. En cuanto a ocupación, el Estado tiene 20.084.700 personas con trabajo, una cifra que representa 100.200 personas menos que en el último trimestre del año pasado, pero, de nuevo, 878.000 más que en el primer trimestre de 2021.

Por sectores, en Catalunya el único que consiguió generar ocupación los tres primeros meses del año fue el de la construcción. Según la EPA, el sector cerró el primer trimestre con 213.000 personas ocupadas, 11.800 más que en el trimestre anterior. El resto (servicios, industria y agricultura) pincharon. El que más perdió cuantitativamente y es, a la vez, el sector que da más trabajo fue el de los servicios, con 39.300 ocupados menos que en el cuarto trimestre de 2021. Actualmente, trabajan 2,61 millones de personas. "En general, los datos en Catalunya son buenos, pero preocupan dos cosas: que la industria baje –porque es el sector más estable– y la construcción –que es más temporal– suba y, a la vez, que disminuya el número de asalariados", apunta el catedrático de la UB.

Donde no hay sorpresas es en la desocupación de las mujeres, que, a pesar de reducirse un poco, siguen siendo las que más paro sufren (una tasa del 10,85% respecto al 9,66% de los hombres). Lo mismo pasa entre los más jóvenes: casi uno de cada dos jóvenes de entre 16 y 19 años que buscan trabajo no lo tiene (44%).

Los datos más positivos: parados de larga duración y contratos indefinidos

El dato positivo viene de los parados de larga duración, los que hace más de un año que buscan trabajo, que ha caído en 17.700 personas respecto al último trimestre del año pasado y se sitúa en 164.300. Y en el conjunto de España la cifra que vuelve a destacar es la de contratos indefinidos, que durante el primer trimestre llegaron a superar los 12,8 millones. Es la más alta que se ha registrado nunca y supone un incremento de 164.100 contratos en comparación con el trimestre anterior. El motivo de este incremento, según ha insistido el Gobierno español, es la nueva reforma laboral que aprobaron el consejo de ministros a finales de diciembre de 2021 y el Congreso a principios de febrero.

stats